Mi palabra

El triunfo de Lasso despierta aullidos en la oposición

"No debiera uno sorprenderse

sino de poder aún sorprenderse"

La Rochefoucauld

Una amiga, me llama para decirme, totalmente consciente de los obstáculos de la política, más, cuando se defiende una causa justa, después del sorpresivo triunfo del multimillonario banquero: Guillermo Lasso en el Ecuador, en la segunda vuelta: "Estos opositores venezolanos, están, como los perros encerrados ladran por costumbre" Al preguntarle el por qué de su afirmación, terminó por despedirse sin aclararme la inquietud, no sin antes dejarme un aviso ¡Rápido te vas a dar cuenta!

A los pocos minutos empiezo a visitar las redes sociales, y algunos medios informativos de la derecha, y consigo la esquiva respuesta de la amiga. En todos sin excepción aparecen los callados guarimberos, empezando por María Corina Machado, Freddy Guevara, y no podía faltar el presidente fantasma Juan Gua-ido, celebrando el triunfo del banquero ecuatoriano Lasso, dándole la razón a la amiga, cuando los califica, como unos auténticos canes automatizados; se sabe que existen por la bulla que hacen, pero ni para eso tienen fuerza e iniciativa, porque están esperando, que el amo mayor los apoye y los utilice en sus macabros propósitos.

Eso de querer agarrar las elecciones en el Ecuador, como un triunfo, es, como sentirse rico, porque alguno de la familia tiene dinero, cuando es un verdadero limpio. Las elecciones en este país, presentan una lección por demás aleccionadora para todos los movimientos revolucionarios del mundo, y viene a complementar la opinión del "Che" Guevara: ¡Al imperialismo ni un tantito así, nada! Cómo se explica, que un candidato, después de haber sacado en la primera vuelta el 19%, paso a un 52 % para salir triunfador. Miedo al socialismo, como pregona la desarticulada y desconcertada derecha en Venezuela, y porque no la tuvieron en la primera vuelta.

Al pasar la primera ronda, donde el candidato de la revolución ciudadana, sacó el 32 %, empezó el trabajo apoyado por la montaña de dinero del candidato opositor, y la ayuda nada despreciable del imperialismo en dólares, y hasta los migrantes venezolanos, que a pesar de no votar, la mayoría sirvió de espejo, y otros del corretaje para meter miedo, porque la función de los distintos medios al servicio de la oligarquía, es afincarse en afirmar, que Venezuela es un infierno, y se debe evitar llegar hasta allá.

Lo cierto es, que la mayoría de los dirigentes opositores venezolanos, daban, como seguro ganador al candidato Andrés Arauz, y se consiguen con tamaña sorpresa, que los alienta, pero no deben olvidar, que no les queda otra, sino seguir remando en contra de la consciencia de un pueblo, el cual los conoce perfectamente, y sabe identificar al imperialismo por donde se asome. Tienen más de 20 años tratando de acabar con el gobierno, y 19 de haber dado un golpe, y todavía siguen creyendo, que el pueblo es pendejo, y lo peor, no tienen un candidato ni siquiera para salir a tantear una encuesta, y no es raro, que presenten a un banquero de esos explotadores, pero con el poder mediático, dándosela de la gran solución para el país, queriendo emular lo que pasó en Ecuador.

 

.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 915 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: