Donald Trump, Timothy McVeigh, and Juan Guaidó

" … The bad, the evil and the Miserable … "

" … Lo malo, lo diabólico y lo miserable…


Junto al estupor y horror del ganador de las elecciones de Estados Unidos (USA) del partido Demócrata, Joe Biden, el mundo entero contempló (igualmente horrorizado) la facilidad con que fue asaltado y tomado el Capitolio Estadounidense por parte de un grupo de milicianos fuertemente armados, la gran mayoría de los cuales están asociados a la National Rifle Association (NRA).

Este ataque al Capitolio (incitado, promovido y auspiciado por Donald Trump) pone en el tapete de la política Estadounidense el caso Timothy McVeigh, un ex-soldado, veterano de la guerra del golfo, que, después de regresar de la guerra, cometió en 1995, bajo la Presidencia del Demócrata Bill Clinton, un acto terrorista en Oklahoma, siendo, como quienes causaron los recientes actos de terror en el Capitolio, un miliciano igualmente entrenado por la NRA.

Aunque Timothy McVeigh fue sacado de circulación por inyección letal en el 2001, ni la CIA ni el FBI han revelado si el grupo de milicianos que actuó junto a McVeigh tenía un líder superior, como si es el caso de Trump con los milicianos que causaron actos de terror en el Capitolio.

Las motivaciones de Trump como su evasión de impuestos; acusar a Biden junto a los Demócratas de socialista; su descontento con el sistema político Estadounidense por haber perdido las elecciones (que lo llevó, no solo a proponer sobornos para revertir el resultado de las elecciones, sino también a liberar a un bojote de estafadores y corruptos), son extremadamente similares a las que había expresado McVeigh, cuando en una carta le decía a un panaburda cosas que concuerdan a las declaradas por Donald Trump, certificando "… Those who betray or subvert the Constitution are guilty of sedition and/or treason, are domestic enemies and should and will be punished accordingly … Good vs. Evil. Free Men vs. Socialist Wannabe Slaves. Pray it is not your blood, my friend … ". Son prácticamente las mismas palabras con que Donald Trump arengaba a sus seguidores en sus últimos discursos como Presidente de USA.

Así, los eventos descritos son tan similares que es extremadamente difícil pensar que sean simples coincidencias. Por ende, la amenaza miliciana de un atentado terrorista como el ejecutado por Timothy McVeigh está latente en USA, más aún cuando allí (particularmente en Miami) están un bojote de narco-terroristas (embajadores, representantes y comisionados) de Juan Guaidó, una pirueta de Donald Trump, que igualmente están descontentos porque Donald Trump perdiera las elecciones y en sus mensajes en las redes sociales han sido intensos llamando a incendiar USA.

Con el asalto a la Embajada de Venezuela en USA, estos embajadores, comisionados y representantes de Juan Guaidó ya han demostrado estar dispuestos a cometer actos de terrorismo en USA, más aun cuando financian centros de formación y actuación narco-terroristas en Colombia, donde se ha intensificado el asesinato de líderes sociales después del reciente arresto domiciliario de Uribe (una tragedia ya practicada en Colombia por Pablo Escobar, otro sanguinario narcotraficante colombiano).

Bajo ese panorama de amenaza, los Demócratas, con mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Congreso Estadounidense, están llamados a hacer lo correcto: para evitar un ataque terrorista de estos grupos Miameros tanto Donald Trump como su pirueta Juan Guaidó, que además ha demostrado estar vinculado al narco-terrorismo Colombiano, deben ser condenados a prisión en USA. Hacer lo correcto por parte de los Demócratas igualmente significa apartarse del narco-terrorismo colombiano que Donald Trump permitió (a través del siniestro y ex-convicto Elliot Abrams) ingresar a USA con suficiente impunidad, paseándose tranquilamente bajo el flamante remoquete de comisionados, embajadores y representantes de Juan Guaidó.

Complementando lo ya expuesto, dado que Durante el primer debate entre Trump y Biden, Donald Trump, haciendo gesturas de querer agarrar por el cuello a Biden, se encargó de confirmar con precisión absoluta dos aspectos que ya definen su desempeño como ex-presidente de USA (Morally unfit (inmoral) and Obstruction of justice (malandro de cuello blanco)), los cuales ya habían sido anticipados por James Comey, Ex-director del FBI y en un libro cuyo autor es su ex-asesor de seguridad John Bolton, rogamos que los Demócratas hagan lo correcto y pongan tras las rejas a Donald Trump junto a su parranda de delincuentes que se han apoyado en un bojote de estafadores y para-militares entrenados en la National Rifle Association para (además de asaltar al Capitolio) asediar a Venezuela y causar terror en USA. Si existe un Dios, que ilumine nuestros pensamiento para entender el misterio de su existencia salvando nuestras almas, si alguna tenemos. Nitimur in vetitum semper, cupimusque negata. Levantemos la cara y con ella nuestra mirada al infinito inspirador eterno nos guiará a que juntos hagamos que Nazca lo que tenga que nacer y se destierre la maldad de la oposición en Venezuela.

Sergio Rojas
Correo/E-mail: rr.sergio@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 991 veces.



Sergio Rojas


Visite el perfil de Sergio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: