Criminal de guerra. El código de Nuremberg. El código de Trump

En 1945-1946, se creó un tribunal Internacional Militar, en Alemania, país perdedor de un enfrentamiento, los jueces fueron los países aliados (potencias), Gran Bretaña, Francia, La Unión Soviética, y los Estados Unidos, en el cual llevaron a juicio a 22 Criminales de guerra, y doce fueron sentenciados a muerte, por experimentar con seres humanos, en nombre de un Derecho Internacional.

Uno de los países que bien se puede llamar el "Héroe" de haber salvado la Humanidad de tan atroces crímenes se llama la Unión Soviética, un partido hegemónico en la Alemania de la época, el organizador de aquel castigo para los crímenes contra la civilización fue Estados Unidos, quien trato de incluir al Héroe en crímenes de Lesa Humanidad, el tribunal sirvió de campo de pruebas para lo que sería en el futuro los Estados Unidos, el Hegemon de la Humanidad, con sus acólitos acorralados de un acontecimiento, nacidos de la Unión Europea, y su ala armada la OTAN.

La propaganda de guerra usada bajo la figura de guerra preventiva a sido su propia justicia, la manipulación de documentos "Únicos", fueron y han sido usados por sus jueces para criminalizar al otro, menos sus actos, por la corte suprema de justicia de Estados Unidos, donde no se ve sus crímenes de guerra, desatados de manera criminal en el gobierno de Obama-Biden. Y que ahora posiblemente los continúen bajo falsas acusación a un pueblo que solo busca crecer, desarrollarse, y darle una calidad de vida a su población, que ni siquiera la Unión Europea garantiza a los suyos, menos el Imperio, que no puede con el conteo de un fraude-legal de unas elecciones de tercer grado.

Los bombardeos inclementes realizados en la vieja Europa se quedaron cortos antes los bombardeos sádicos hechos en Viet Nam, como parte del marketing de su posicionamiento de la aldea global, donde se llevo el genocidio a su máxima expresión, ratificados en los países Árabes, bajo la protección de sus aliados E.A.U.

El fiscal de tribunal internacional de Núremberg, Robert Jackson, es comparable al fiscal de Trump, quien fija carteles de SE BUSCA, fijando precios por su captura al mejor estilo del lejano Oeste. Violando todo sentido de un procesó, exagerando hechos, violando los debidos procesos, la transparencia ante los hechos, violando el derecho internacional, privilegiando los hechos de su jefe, violando ante amenazas a una Corte Penal Internacional que los tiene en la mira ante tanto horror y deshumanización de la persona ante sus derechos.

Un tribual Internacional de Núremberg, con sus presos suicidándose, la saña con que actuaron sus soldados, supuestamente defensores de la humanidad, para muchos periodistas de la época solo fue un espectáculo de lesa humanidad, Un solo teléfono, un solo micrófono, de acuerdo a los estatutos de la corte.

Aquello fue solo el embrión de lo que luego seria las naciones unidas con su Tribunal Internacional Penal de Castigo contra los delitos a la Paz, la de ellos, aquella victoria de cuatro países tendría que ser coronada con un águila imperial, la elocuencia de las palabras de aquel fiscal Jackson fueron muy contundentes, los hechos los acusaban, sus actos eran comprometedores, los acusados eran de por si culpables, los soviéticos también lo eran, y ellos, cual santos se ponían al lado del martillo al dar sentencia. Al igual que los aliados.

Alemania sigue con su genocidio, su desarrollo se debe a la importación de materiales sumamente nocivos a la población que procesa esa materia prima, plomo, cobre, mercurio, la contaminación ambiental poco les importa, solo dejan miseria, hambre y una población con graves secuelas de enfermedades, mientras no sea su espacio, el Peru, tiene una población en mengua ante tanto ecocidio.

Como se califica a una potencia, que toma medidas unilaterales, coercitivas, que planifica, deliberadamente matar de hambre a un pueblo en resistencia, que cierra los espacios de compra de material médico para salvar a su pueblo, de una pandemia que ataca al mundo, que bloquea, la venta de producto, como es el petróleo, que amedranta sus espacios con el pavoneo de sus destructores misilistico, que a los presidente de los pueblos vecinos no les importa su gente sus vecino mayor solo dice que es una gripecita, allí lo tienen tirado en una cama. Sus pueblos deben tener bastante memoria, deberían ir a un juicio no político, sino a un juicio penal, son criminales de guerra.

Políticamente muchos presidentes en su afán de mantenerse en el poder, o buscar una reelección han llevado a sus votantes, al desfiladero, sin tomar en cuenta si el sujeto esta consiente en participar en ese experimento, lo cual es esencial. Saltando los riesgos que llevan los experimentos, sin importar si esos riesgos que se pretende demostrar. No tomaron las precauciones para proteger a su pueblo, a sus votantes, las elecciones se ganan con votos, a menos que ya las tenga aseguradas, los muertos votan.

En ese experimento los lesionados, incapacitados o los fallecidos sirven para llenar las estadísticas, ya que los contagiados y los muertos son lo mismo. Lo debe realizar personas altamente calificadas, deben tener habilidad, cuando participan en este tipo de experimento, la duda resulta cuando su test sicológico nadie lo ha visto. Se busca un culpable, el murciélago



Esta nota ha sido leída aproximadamente 398 veces.



Jesús Chacón


Visite el perfil de Jesús Chacón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: