Elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica. Una aproximación a la totalidad y la conveniencia

El 3 de noviembre se realizó la elección para elegir al presidente número 46 de los Estados Unidos de Norteamérica: Unos resultados que no solo desfavorecen al partido "Republicano" representado en esta ocasión por el magnate Donald Trump, sino que también desfavorece a la sociedad mundial tratándose del ejercicio de las políticas por parte de cualquiera de las tendencias; casos de fraude electoral en la llamada "democracia ejemplar para el mundo" en medio de una distorsión producto del choque "intraelites" y un atroz efecto producto de un pandemia.

Un país donde luego de una crisis económica (2008), las elecciones del 2016 marcaron un punto de inflexión. Una memoria colectiva marcada por una nueva etapa en la crisis del régimen de clases dominantes y una crisis del capitalismo que gesta un nuevo pensamiento en millones de trabajadores y jóvenes estadounidenses.

Un país que no tiene Órgano Electoral ni organización o partido de los trabajadores, menos una campaña para la clase trabajadora, el pleno empleo, la atención sanitaria y la educación.

Una Organización de Estados Americanos (OEA) que hizo acto de presencia en solo en 5 Estados de los 50, producto de ser un país "democrático" que no permiten observadores internacionales en algunas circunscripciones. Eventos ocurridos que pudieran sustentar la solicitud del republicano de una investigación exhaustiva por parte del Departamento de Justicia y los demócratas impugnar los resultados para que el proceso se concluya a la Corte Suprema donde una de las tendencias controla la mayoría de los jueces principales (republicanos). Vaya democracia ejemplar para el mundo.

Un presidente Donad Trump que también pudiera decretar un "Estado de alarma" por la posible participación de China en los procesos computarizados y de redes para la emisión de datos; la controversia pasa a Fiscalía regresando todo a la casilla de salida hecho que nutre la ilegitimidad del ganador por parte de la sociedad; el peligro, la mayor participación electoral en la historia del país: 75 millones aproximadamente para cada tendencia cuando el tiempo de disputa para oficializar los resultados aumenta la polaridad social pudiéndose expresar en un conflicto social (violencia) de alta intensidad que empañaría no solo la actividad política y económica doméstica, sino que profundiza el efecto del COVID-19 e impulsa con mayor fuerzas la venidera crisis económica mundial para el periodo post pandémico.

Factores de riesgo acompañan al presidente Donald Trump: Un proceso prolongado y distorsionado de polarización y diferenciación de clases que obliga abrir una economía con 9.9 millones de hogares a punto de perderse y una deuda pública a punto de superar su Producto Interno Bruto; pero también la inmunidad que ofrece el cargo; puede enfrentar una compleja situación financiera personal y procesos penales luego de su entrega el 10 de enero 2021 donde señalar el principal factor es el conocido "Informe Mueller" respecto a la participación e injerencia de Rusia en los resultados del 2016 que le dieron la presidencia.

La proclamación de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos de Norteamérica por parte de los medios de comunicación obedece a que la tendencia demócrata controla gran parte del "established men" comunicacional: Facebook, Google, Twitter y la cadena televisiva Fox que solo ha sido medianamente contrarrestado con un verbo grotesco y de impacto por parte de Donald Trump para tomar posición y asegurar tendencias en las redes mitigando su efecto en contra. Por otra parte Los actores principales en el Sistema Internacional se posicionan y crean una polaridad de acuerdo a los intereses, relaciones de poder y tendencias para el Sistema Político y Económico mundial: La OTAN, Alemania, Reino Unido, Colombia e Israel reconocen el triunfo de Joe Bilden. Rusia, China, Brasil, Turquía se abstuvieron al reconocimiento.

Importante el final en el discurso de Joe Bilden para la cuestionada proclamación: "Dios bendiga a los Estados Unidos de Norteamérica y proteja a nuestras tropas", lo que evidencia la continua tendencia guerrerista para la gestión demócrata.

El "Decreto de Barack Obama" en el 2015 en contra de Venezuela tiene una vigencia que pudiera patentar pretensiones bélicas en la región de triunfar nuevamente los demócratas, siendo el punto focal Venezuela y tomando en cuenta que la tendencia republicana es menos vinculante a la República de Colombia por tratarse la actividad del "narcotráfico" un factor que impulsa la fluidez de capitales al torrente financiero mundial e instituciones de orden hegemónicas como el FMI y el B.M contrarias a las pretenciones de Donald Trump; en contraparte un "Bloqueo económico financiero y comercial" es vencible con solo apalancar el desarrollo de las capacidades para fabricar medios de producción, generar productos, patentes, restar dependencia y competir en los mercados; configurar una sociedad competitiva e invencible. La Ley antibloqueo apertura el proceso.

Para cerrar este planteamiento es perentorio revisar la tendencia en los Mercados Financieros o Bolsas de Valores "Wall Street" que financiaron en gran parte de la campaña de Donald Trump para el 2016 y que ahora en este proceso financia con el doble de la inversión al representante del Partido Demócrata Joe Bilden que de ser ganador Venezuela y países monoproductores y con economías rentistas deben adelantar estrategias; estos han anunciado planes de inversión en investigación e innovación para una economía norteamericana dependiente de energías renovables y limpias; inversiones en productos financieros exclusivamente asociados a la reducción de explotación de recursos hidrocarburiferos, siendo lo contrario la reelección Donald Trump: priorizar acciones en la actividad petrolera recortando regulaciones e impuestos para beneficiar expansión operativa de empresas como Chevron, Texaco, ConocoPhillips y Exxon Mobil entre otras norteamericanas; la certeza de esto las acciones en contra de CITGO y Petróleos de Venezuela. S.A. así como las intenciones de desmembrar la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que también nos obliga a estructurar los mecanismos para hacernos competitivos. Revisemos el comportamiento de Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí que poseen la mayor capacidad de extracción de estos recursos: A qué obedece es un aseñal.

 

carlosellis1@gmail.com

MSc. Carlos Ellis Analista Internacional



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1216 veces.



Carlos Ellis

Analista internacional

 carlosellis1@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Ellis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI