El organismo electoral de partidos en México (INE), el más costoso y defraudador del mundo

1. En México se dejó de hablar de lucha de clases cuando el gobierno del PRI de López Portillo y Reyes Heroles –ante el desplome electoral nacional- decretó en 1977 una reforma política que entregaba a todos los partidos enormes subsidios, cargos públicos, horas en radio y TV, dinero y más dinero. Como sabuesos se lanzaron y en unos meses comenzaron a gozar de los enormes privilegios. Sólo una minoría de críticos sectarios nos negamos a entrarle a la repartición. Pero en ese momento el gobierno del PRI comenzó a organizar el aparato electoral que estaba 100 por ciento en sus manos. Las décadas de los años 80 y 90 sirvieron para que el PRI, el PAN, además del PRD, fueran paso a paso atracando cargos hasta dividirse la Loppe (1977), el IFE (1990) y el INE (2014)

2. El PRI, desde que fue fundado en 1929, controló el proceso electoral; el PAN, desde que nació en 1939, comenzó a ser subsidiado por el gobierno del PRI. La izquierda fue siempre enemiga de los procesos electorales porque sólo pensaba en una segunda revolución armada. Sin embargo, a partir de 1988 los centristas de Cuauhtémoc Cárdenas abrieron el camino de la socialdemocracia. Fue en esos días cuando se celebró el Matrimonio PRI-PAN para definirse de manera abierta por la recalcitrante derecha. Fue también ese año cuando el presidente Salinas del PRI y los dirigentes del PAN (Álvarez, Castillo y Cevallos) trazaron la estrategia del neoliberalismo que dominaría hasta 2018, 30 años exactos, como apuntaría el fascista Ángel Gurría.

3. Hoy el presidente López Obrador repite con muchas pruebas y datos, lo que el pueblo dice: ¿Para qué sirve el IFE, el organismo electoral más caro e inefectivo del mundo, que en cada elección dilapida entre 20 y 25 millones de pesos? Se dice que fueron aprobados para 2019, 10.397 millones, además de 5 mil millones para el funcionamiento de partidos. Sin embargo los funcionarios de INE son, junto a los jueces de la SCJN, metieron amparos para que no les redujeran el salario al nivel de presidente AMLO y siguen cobrando el doble o el triple. Pero como en todo: AMLO "no castiga con piedra o con palo",chuladamente se los deja a su conciencia. Mientras tanto el pueblo en un 50 por ciento es pobre y miserable, mientras los ricos gozan de la vida.

4. La realidad es que si "democracia" es gobierno del pueblo, nunca ha existido en algún lugar del mundo; ni siquiera entre los griegos cuyo pueblo era esclavo. La democracia es el grito de la burguesía en su lucha contra la aristocracia y la monarquía. Es demanda de libertad capitalista. El pueblo mexicano no pronuncia la palabra democracia porque no está en su vocabulario, en su pensamiento. Habla de justicia, de igualdad, de legalidad. Quienes hablan de democracia son los políticos, los intelectuales, los periodistas, sabiendo que nunca ha existido en la realidad. Dado que no les conviene la justicia y la igualdad, propagan que democracia son elecciones, existencia de partidos políticos y cambio de personajes en los cargos públicos.

5. EEUU, México, Francia, Inglaterra, son ejemplos clásicos de eso que llaman democracia porque cada cuatro u ocho años se realizan elecciones, cambian los partidos y personas en el gobierno. Han embrutecido al pueblo para que crea sólo en elecciones y gobiernos; para que piense en que la igualdad política, económica, cultural, de derechos, no puede existir porque los ricos han trabajado mucho, se han sacrificado, para tener los millones que poseen. Incluso el presidente López Obrador –que maravillosamente denuncia la corrupción y habla de liberales y conservadores- no puede hablar de explotados y explotadores, de lucha de clases, de expropiar a todos los ladrones y asesinos, por miedo a que le digan comunista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 402 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: