El Covid-19 verá al Diablo pasar trabajo, huele azufre…

Al parecer no estamos en el año de la depresión de 1929, tampoco en la época de la guerra fría, estamos en la era de la globalización que Trump ha cuestionado en el mundo, en la era de la desigualdad del comercio, del intercambio desigual aunque siempre lo hemos vivido con la colonización primero y con la neo colonización después de la segunda guerra mundial hasta el siglo XXI, siempre hemos vivido la opresión en el comercio internacional, sobre todo la imposición de los precios internacionales de las materias primas por los monopolios transnacionales en la nueva era, se servían del control de precios para crear riqueza y exportarla no solo por la vía del valor estratégico de las materias primas, del valor agregado que generan, sino también por la renta diferencial que estás logran por el bajo precio en relación con otros países sino también por toda la masa de capital que de ellas se extraen y se exportan en bienes finales y atesoran en los países capitalistas desarrollados.

La globalización es un fenómeno muy viejo asociado al capital, ella asocia a países mediante a expansión de las inversiones directas e indirectas, la vieja división del trabajo, de la agricultura, de la industria en los países subdesarrollados, las ventajas que ellos ostentan les ha servido a estos países para desposeer a los países pobres y endeudados con el comercio, les compran las tierras desocupando campesinos, como en Colombia, realizan cultivos transgénicos, cambian los cultivos tradicionales por los que ellos decidan sujetos a intereses de producción, del comercio y ventajas internacionales, destruyendo la agricultura tradicional como en México, por ejemplo los cultivos de maíz orientados para producir biodiesel. La globalización produce sociedades dependientes, débiles y pobres, desiguales pese a que existen potencialidades científicas técnicas, experiencias de empresas y mercado, pero nada de eso se pone al servicio del desarrollo equitativo, sino desigual de los países.

Por otra parte "la desglobalización" de Trump en contravía al neoliberalísmo de finales del siglo XX y principios del siglo XXI, orientado a dominio global por parte de un reducido países, de un puñado de países y corporaciones, aquellos de los países desarrollados capitalistas, empeñados en que Primero los Estados Unidos, ha colocado la geopolítica mundial en descalabro, ha acentuado la crisis global, desmantelado las política de Obama de su orientación al Pacífico, demuestran contradicciones internas en el seno de los Estados Unidos, por otra parte, los Tratados de Libre Comercio Bilaterales, el Alca de Busch se han materializado, solo que no ha dado los resultados esperados para estos países, la economía sigue desacelerada y ahora en recesión y mucho más con el corona virus en la que la economía está recesiva en vías al colapso. El crecimiento económico se pone en duda, estamos a las Puertas de la crisis de na crisis comparada con la de 1929. Veremos si los neoconservadores neoliberales hacen apelación o nó a l estado para salvar la economía como lo hizo Obama salvando bancos.

Ahora en situación del despliegue del "corona virus", en las economías capitalistas tanto desarrolladas como subdesarrollada, forzosamente en aislamiento es una realidad, donde nadie se reconoce, nadie se da la mano, ninguno se apoyan, cada quien vive a espalda del otro, el temor del contagio los aíslan, a diferencia de Cuba, China y Rusia, que ha demostrado mas capacidad, mas humanidad, mas valentía como también mas capacidad de resistencia, incluso "autarquía", capacidad de supervivencia, todos estos años de bloqueo, sanciones, comerciales, económica y financiera no les ha servido para aprender a crear economías de supervivencias, interdependientes, solidarias y fraternas, sino países globalizados dependientes, desiguales y no solidarios, solo la economía rige por encima de lo social, no están capacitados para sobrevivir. Así lo prueban las enormes reservas rusas, los enormes potenciales de China creado con la globalización y porque no decirlo, el estoicismo cubano, su genialidad creativa. Hoy el libre comercio es simple consigna vacía, el covid 19 también la ha atacado, ningún país pretenden comercializar, ninguna corporación posiblemente funcione, ninguna manufactura, ninguna industria, todo está paralizado o vías de colapsar.

Quien hablara hoy en día del libre comercio, de globalización, cuando ni Trump habla de la globalización, solo se habla covid 19, hay que estar fuera de juicio, es como hablar de mercado sin Estado, o hablar de libre mercado cuando eso no existe, los dogmas neoliberales son solo eso falsos positivos, patrañas de los países capitalistas desarrollados para engatusar a los discapacitados líderes de los países subdesarrollados, a la burguesía criolla, vendepatria, porque no pudiendo ser innovadores solo copistas de un modelo de crecimiento económico desigual e injusto en la distribución de la riqueza mundial, para ellos los tiene sin cuidado el covid 19, pero ahora que tenemos una amenaza que "ni barbarito" se salva de esta, de la persecución del covid 19, un enemigo invisible, que está en el aire, en los objetos, en el polvo, en cualquier país, en cualquier lugar y mucho más con la globalización, vehículo ideal para transmitirse los países unos con otros, el portador del virus, El neoliberalismo y la globalización están al desnudo, el covid 19 los tiene acorralados.

El crecimiento económico y la globalización con el covid 19 es una quimera, ahora habrá mas pobreza, total eso los tiene sin cuidado al capital, ellos con la fortuna explotada pueden vivir muchos años, pero ellos como no trabajan, ni para sostenerse ellos mismos, están expuestos y dependen de los trabajadores para vivir, disfrutar del confort, están atrapados en sus propios mitos, en "sociedades cerradas", aisladas, tendrán que aprender de la autarquía, de lo mismo a que condenaron a muchos países con "la guerra fría", beberán de su propia medicina, del bloqueo, de las sanciones, serán ellos mismos lo que se auto bloquearan, se auto aislarán, ya están aislados, los trabajadores cada día se aíslan del capital, es la vida o la explotación y la muerte. La población decide vivir, ellos deciden la muerte. Condenando a Venezuela los Estados Unidos a la recesión ahora ellos quedan atrapados por el covid 19, les espera al gobierno de Estados Unidos, recesión y saqueos, mucha guarimba y covid 19 para rato. Ceo que "sociedades cerradas no van a generar riqueza", no pueden.

El covid 19 hace caer los mitos de la economía de mercado, el libre comercio, la globalización, el libre mercado, la relevancia del capital por encima del trabajo, las políticas neoliberales, la disminución del gasto público, la minimización del Estado, la democracia corporativista, la libertad, la igualdad, los derechos, todo están en cuestionamiento, al contrario se viene una época de persecuciones, represiones por el monopolio de la fuerza del Estado, sanciones, castigos, estado de excepción, violación de los derechos humanos, los mismos que acusaban a los países como Venezuela, China, Cuba, entre otros, ahora verán a ellos, al Diablo pasar trabajo como decía Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 535 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas