Venezuela: 15 años de la Agenda África

La Agenda África (Plan Estratégico de Política Exterior con África de la República Bolivariana de Venezuela) es, tal vez, el plan de acción más exitoso de acercamiento, celeridad y operatividad en política internacional que haya implementado Venezuela. La historia nos dio la oportunidad de contribuir con la Patria y la Revolución Bolivariana, diseñando este programa de orientaciones de relaciones internacionales que propiciaron el ciclo de mayor concreción dimensional entre Venezuela y África las cuales fueron aprobadas por el Comandante Presidente Hugo Chávez, el gran visionario del Sur.

Concebida como una serie de estrategias multisectoriales paralelas y consecutivas, la Agenda África aplicó los principios básicos de la teoría política internacional y la diplomacia orientados por los preceptos fundamentales de la Revolución Bolivariana lo cual arrojó excelentes y rápidos resultados. Estos eran y son la de un mundo multicéntrico y pluripolar, como lo fue la estrategia de relanzamiento de la Integración Bolivariana que dio como frutos a UNASUR, CELAG, ALBA, Petrocaribe; que relanzó a la OPEP y que acercó al país a los polos emergentes de poder tales como China, Rusia e Irán.

En un país acostumbrado a celebrar los logros y los éxitos de su Revolución, es oportuno recordar este importante acontecimiento que convirtió a Venezuela en un paradigma en la Cooperación Sur-Sur, como se expresa en el libro "Venezuela y África las Nuevas Relaciones…", de cuyo contenido comentamos elementos fundamentales de la Agenda África.

La construcción de la Agenda

El término "agenda" respondió a la intencionalidad metodológica de "planificar y actuar" de acuerdo con una filosofía de lo realizable. El diagnóstico de las relaciones con África, además de las carencias de acciones políticas, determinó el desconocimiento estructural en Venezuela sobre lo que es el continente madre. Hasta en los niveles superiores de educación se tenía sin mayor cuidado si el nombre "África" se refería a un continente o a un país. Si bien los africanos, sin importar el país del cual provengan, se refieren siempre a África en una suerte de aspiración a la unidad, esto no era el motivo del gran desconocimiento en la población y menos en la enseñanza en general. Así, los nombres de los países africanos siempre parecían impronunciables o raros. Repúblicas algo más conocidas como Egipto no eran relacionadas con África. Hubo casos "alarmantes" de funcionarios que en la propia cancillería venezolana confundían estados de Asia con los africanos.

Hubo que reducar al propio MRE en lo respectivo a la geografía africana y mundial. Fue evidente la necesidad de contar con un personal que se capacitara en estudios africanos. No obstante, la preparación tenía que ser fruto de la investigación y la acción. En aquel momento, el MRE venezolano no tenía personal especializado para dedicarlo de inmediato a la urgente tarea de las nuevas relaciones con África, y con el Sur en general.

No se había establecido relaciones diplomáticas con la mitad de África1

El Plan de la Nación 2001 – 2007, en sus dos objetivos para el equilibrio internacional, daba el marco idóneo para un programa de acción de relaciones internacionales con el Sur. El objetivo de "Consolidar y diversificar las relaciones internacionales", señalaba la gran meta a alcanzar. En el caso africano, establecer relaciones diplomáticas con una veintena de estados con los cuales, desde su independencia, no se hicieron contactos formales por motivos políticos, económicos, y discriminatorios. Esta situación también se detectó con varias naciones asiáticas.

No había marco jurídico de la cooperación con África

Paralelo a la consolidación y establecimiento de las relaciones, era necesario diseñar un programa de acciones jurídicas y políticas. Con África, esto era retomar con países con los que había relaciones diplomáticas, la vía bilateral, dado que apenas existían tímidos instrumentos de cooperación con los estados de la OPEP y con pocos otros. De allí que uno objetivo clave de la Agenda África fue "construir el marco jurídico de la cooperación" comenzando por la negociación y firma de "Acuerdos Marcos o Generales" y "Mecanismos de Consultas Políticas", que derivarían en los acuerdos complementarios o específicos --El "ABC" de la diplomacia, olvidado por la vieja y clásica cancillería venezolana--. El diagnóstico del 2005, arrojó apenas 15 acuerdos firmados con países africanos en el período 1950 a 2005.

África, castigo para los diplomáticos

En la actualidad ser jefe de una misión o diplomático en África es una opción normal para el funcionariado de Venezuela que aspira a trabajar en el servicio exterior. Pero en 2005, todavía era un castigo. Era visto como un destino difícil, mal pagado, lastimero, impensable para diplomáticos ansiosos de ir Europa Occidental, al Cono Sur, a Norte América, a los multilaterales, al Caribe, o al Asia capitalista. De África, preferían Egipto, Argelia, Marrueco y por su cercanía con Europa, y Sudáfrica por su desarrollo económico.

Había apenas 8 embajadas2 en condiciones físicas paupérrimas. Solo 4 en lo que llamaban despectivamente "África Negra". Todas con una sola persona, que más que un encargado de negocios, era un cuidador, mientras en Caracas, dos empleados se encargaban de "hacer seguimiento" al relacionamiento con África.

Los libros de Memoria y Cuenta ("Libro Amarillo"), antes de 2005, dan testimonio del casi nulo movimiento diplomático y político de "Venezuela-África". Mientras Europa, EEUU y China aumentaba exponencialmente sus vínculos con ese continente.

A pesar de Venezuela ser miembro del Grupo de los 24 (descolonización) sus relaciones con África y Asia dictaban mucho de honrar esa membrecía. Como si fuera poco, en los dos últimos gobiernos de la IV República Venezuela se cerraron cinco embajadas en África, entre ellas Etiopía, sede de la Unión Africana y Senegal, icono de la africanidad para América, y se retiraron cuatro africanas de Venezuela. Chávez en Gambia 2006

Venezuela estaba alejada del continente más rico del planeta

En cuanto a la pluripolaridad, el estudio de las fortalezas africanas arrojó un continente rico en recursos naturales, que lo colocó como primero en posesión de minerales, piedras preciosas, con un 15 % de las reservas mundiales de petróleo y como segunda reserva de agua potable en el mundo.

En producción petrolera, Libia, Argelia, Nigeria, Angola, Sudán y Guinea Ecuatorial destacan como productores a escala mundial. También son exportadores del oro negro Gabón, Chad, Mauritania; e importantes productores, Côte D’Ivoire, Ghana, Egipto, Camerún, República Democrática del Congo, São Tomé y Príncipe. Sumado a esto, se han localizado yacimientos en gran parte de los países del Golfo de Guinea, como Benín, Guinea Bissau y Guinea Conakry. Todos estos países también producen gas natural.

En minerales estratégicos, la mayoría de los países africanos los contienen casi en su totalidad. Desde el centro hasta el sur, se encuentra en abundancia cobre, zinc, plomo, principalmente en la RD del Congo y en Zambia; en Sudáfrica y Zimbabue el hierro. Níquel, diamantes, oro y platino se consiguen en Sudáfrica, la principal productora mundial, así como en Botsuana, Namibia, RD del Congo, República Centroafricana y Angola.

La posesión del oro es generosa en Mali y Sudán al igual que en Ghana, Tanzania, Guinea, Zimbabue y RD del Congo. En África está la mitad de este metal a escala planetaria. Otro mineral, muy utilizado en la industria aeroespacial, en las telecomunicaciones y en los condensadores eléctricos es el coltan, una aleación de columbita y tantalita, del cual la RD Congo es su principal productor. Las llamadas tierras raras o minerales no metálicos igual se esparcen en tierras africanas.

En lo político, los africanos además de constituir un 30 % de los votos en el sistema ONU, han posicionado en ésta el 70 % de los temas debatidos en todas las áreas, lo cual los hace nodales en la sustentación del sistema.

Estas y otras consideraciones fueron revisadas en la creación de la Agenda África para contribuir a superar la noción imperial que vendía a ese continente como pobre, enfermo, huérfano y mendigo. Con tales epítetos las grandes potencias ahuyentaron durante muchos años la organización de la Cooperación Sur – Sur, mientras que sus transnacionales explotaban con libertad las inmensas riquezas naturales del segundo continente del planeta.

Para el diseño de la Agenda África, se invitó a un grupo de estudiosos y militantes del Sur, a los que se les expuso nuestras ideas fuerzas a fin de que fueran desmenuzadas y enriquecidas con sus importantes análisis sobre política, cultura, economía, energía, sociedad, energía, filosofía, geografía humana, entre otras aristas. Entre ese grupo se hallaban el antropólogo Daniel Cartaya, el investigador Jesús García, el historiador Johnny Balza, el economista petrolero Mazhar Al-Shereidah, el educador Gerónimo Sánchez, la farmaceuta Ida Clemente, la internacionalista Olga Fonseca, la doctora en desarrollo económico María Hernández de Barbarito, entre otros3 . Se hicieron estudios y consultas directas sobre la experiencia cubana, china, rusa, brasileña. El dinámico escenario fue propiciado por la designación de Reinaldo Bolívar como el primer Vicecanciller para África, en enero de 2005, por el Presidente Hugo Chávez que en diciembre de 2004 decretó la mega restructuración de la cancillería, que hasta entonces tenía una estructura similar a la de 1908, por lo que le era imposible poner la lupa en la cambiante geopolítica mundial. Un rol especial jugaría el personal directivo que acompañó en los primero años al viceministro como la versada diplomática Olga Fonseca, en la Dirección de África, Juan Carlos Barrios (ambos fallecidos), Roger Echeverría, Roberto Torres, Rafael Guilarte y Luis Reinaldo Paz.

La Agenda África se inscribió en una nueva Política Exterior de Venezuela que rompió con la tradición cuarto republicana de seguir bajo el paragua occidental y de continuar básicamente los modelos estadounidense que se impusieron en Venezuela a la par de la explotación petrolera iniciada en 1908.

El propio Hugo Chávez, dio directamente la encomienda de relanzar las relaciones con África. En la cancillería, se contó con la guiatura de un maestro con gran sensibilidad por el Sur, quien venía de ser Secretario de la OPEP, organización netamente sureña, y de ser ministro de petróleo, Ali Rodríguez Araque. La mega restructuración del ministerio de relaciones exteriores tenía que materializarse en una mayor y mejor política exterior de Venezuela con el mundo en beneficio de los pueblos del Sur.

La Agenda África 2005, que marcaría las subsiguientes tenía poderosas premisas cuya clave fue la de permitir su seguimiento cualitativo y cuantitativo, una de las exigencias que hacía el Presidente Chávez, quien aprobó de su puño y letra dicho Plan Estratégico que le presentamos a través del Rodríguez Araque –y que a partir de agosto de 2006, respaldaría con entusiasmo el canciller Nicolás Maduro4 --, estas eran: IX Semana Mundial de África

Estrategia diplomática:

-- Establecer relaciones diplomáticas con todos los países africanos a partir del principio de la pluripolaridad.

* Este objetivo se logró en tan solo 3 años, con 20 países. A la IV tardo 40 años establecerlas con 40 Estados. Una diferencia más que notable. El establecimiento no tuvo restricciones ni ideológicas ni de sistema de gobierno. Venezuela se convirtió en el único país del mundo con relaciones formales con todos los países africanos, lo cual reafirmó en 2017, a establecerlas con Sudán del Sur, país separado de Sudán en 2011.

-- Elevar, en dos años, el número de embajadas bilaterales en el África Subsahariana de 5 a 14, para un total de 18. Cada una atendería alrededor de 3 concurrencias, con lo cual se alcanzaba la atención a nivel de embajadores de los entonces 54 países

* Mientras se ordenaban las concurrencias a atender por Venezuela, se invitó a los gobiernos africanos a que designaran sus embajadores concurrentes para Venezuela, preferiblemente desde La Habana, Brasilia y ONU – New York, de acuerdo a las cercanías geográficas. De esta manera se tuvieron los interlocutores diplomáticos directos para las relaciones exteriores con Venezuela. Se hizo común ver en Miraflores grupos de dignatarios africanos, ataviado con sus atractivos trajes, presentados sus cartas credenciales ante el Presidente de Venezuela. De la misma forma, algunos países africanos abrieron sus misiones residentes en Caracas, como fueron los casos de Guinea Ecuatorial, Gambia, Sudan y Angola.

* Para elevar al máximo esas relaciones bilaterales, el Presidente Chávez firmó en 2012, la designación de los primeros embajadores y embajadoras para países africanos que por primera vez recibirían a tales representantes por Venezuela, fueron los casos de Angola, Gambia, Congo, Mali, Mozambique, Sudan, Guinea Ecuatorial, Namibia, que se sumaron a Benín, Senegal y Etiopía en esta primera vez. Lo mismo sucedería con las nuevas concurrencias5 .

* Para asegurar el seguimiento de las líneas estratégicas de la Agenda África, cada año los embajadores y jefes de misión acreditados en África realizaban un Encuentro en alguno de los países residentes, en este encuentro además del Viceministro para África que lo dirigía, asistían altos funcionarios de los poderes públicos de Venezuela. Entre ellos estuvieron la Presidente del CNE, Tibisay Lucena, a partir del cual, el Poder Electoral estableció una importante interrelación con África y sus organizaciones como la Unión Africana; Trino Díaz, como Presidente de SUDEBAN, altos funcionarios de Cultura, Finanzas, Cancillería y otras instituciones. Era además una gran oportunidad para demostrar a los países anfitriones la buena voluntad del gobierno venezolana de profundizar en el relacionamiento multisectorial.

* El crecimiento de la presencia venezolana en África, que la convirtió junto a Cuba y Brasil, en la mayor de Nuestra América en ese continente, no significó un ingreso porcentual en el presupuesto anual de la cancillería, apenas representaba un 4 %; y el personal diplomático no sobrepasó las 60 personas, un 8 % del total. Sin embargo, las actividades se multiplicaron. La presencia activa de Venezuela se sintió de inmediato en África.

-- Establecer relaciones con las organizaciones regionales y subregionales de cooperación e integración mediante la figura de observador o de invitado.

* Junto con las embajadas bilaterales, se activaron las multilaterales para atender a la Unión Africana (Addis Abeba), Liga Árabe (El Cairo), CEDAO (Abuja), SADER (Botsuana), PNUMA y Hábitat. Esto hace que sean 23 las embajadas residentes de Venezuela en África, y 32, las concurrentes (o no residentes). En diciembre de 2005, en menos de un año, el país ingresó como observador ante la Unión Africana, y en septiembre de 2006 a la Liga Árabe, lo cual incidía positivamente en la política internacional con Asia Occidental ("Medio Oriente").

-- Crear y consolidar el marco jurídico de la cooperación con África-

* En 2005 solo había 15 tratados con los 54 países africanos. Con la Agenda África se pasó en dos años a más de 100, cifra que luego crecería exponencialmente en los siguientes años. En 2006, se realizó la Primera Comisión Mixta con un país de África Subsahariana, a las que seguirían otras que junto con los mecanismos de consultas políticas dinamizarían las interrelaciones en todas las áreas de la cooperación. Todos estos instrumentos jurídicos, siguiendo el ABC de las relaciones diplomáticas y consulares dotaron a Venezuela del piso jurídico y político para negociar formalmente en cualquier área, y en cualquier momento, con los países africanos desde ese momento y en lo adelante, subsanándose así una carencia inexplicable. Sin acuerdos de cooperación no se pueden realizar comisiones mixtas, ni planes ni proyectos conjuntos.

-- Mantener comunicación constante con los embajadores de África acreditados ante el Sistema de Naciones Unidas

* El contacto directo desde Caracas, ha permitido informar directamente a los africanos acreditados en el Sistema ONU (Nueva York, Ginebra, Nairobi, Paris, Roma) de la situación venezolana en todos los sentidos y desarrollar objetivos comunes6.

-- Promocionar el intercambio de visitas oficiales de Jefes de Estado, Ministros, Viceministros, otras autoridades, grupos y personalidades. En estas ocasiones, suscribir acuerdos, cartas o memorandos para fomentar la Cooperación.

* Entre las visitas africanas destacó la del Presidente de Gambia Yaya Yameh en mayo de 2006, quien invitaría al Presidente Chávez a Gambia, a fin de que participará en la Cumbre de la UA. Yaya Yameh visitó la emblemática zona de Barlovento. Otras grandes personalidades fueron los Presidentes de la Unión Africana, Alpha Konare y Jean Ping. A partir de ellos se hizo habitual las visitas de grandes decisores y aliados de África a Venezuela, y viceversa.

-- Fortalecer las relaciones de cooperación energética con los países petroleros y con aquellos en los cuales se está descubriendo este recurso.

* Se firmaron acuerdos petroleros con países OPEP – África, con los que, asombrosamente, no se había hecho. Empresas petroleras de Argelia, Egipto y Angola comenzaron a hacer intercambio con Venezuela.

-- Contribuir a la dinamización de los organismos multilaterales de cooperación para África como FAO, G77, G15, los fondos internacionales para el desarrollo de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, entre otras.

* A través de organismos como el Programa Mundial de Alimentos y la FAO, la OMS nuestro país reforzó su presencia en África y su actividad de cooperación solidaria, en momentos apremiantes como tragedias naturales, sequías y epidemias como el ebola.IV

II. Estrategia cultural y educativa. Diplomacia de los Pueblos

-- Promover la difusión de los vínculos históricos y culturales entre África y Venezuela.

* Para romper la frialdad África – Venezuela, se optó por la estrategia cultural dada la gran sensibilidad y coincidencias históricas de los países caribeños con los africanos. Inspirados en el legendario Festival de las Artes Negras de Senegal, creamos el Festival Cultural con los Pueblos de África, con el lema "Para acércanos en la Solidaridad" un evento no solo de países africanos, sino con estados de la diáspora en el Caribe y América que llegó a convertirse en una referencia internacional. El Festival se basó en el concepto de "cultura es todo", y en la bandera panafricanista de "todos los pueblos de la diáspora son África".

Cultores, parlamentarios, campesinos, ministros de cultura, mujeres organizadas, estudiantes y rectores universitarios han tenido sus espacios de discusión y proclama en un Festival que se convirtió en referencia internacional. En 2009, a propósito de la II Cumbre ASA en Margarita, fungió como "la Cumbre de los Pueblos", y comenzó con un desfile que inauguró el Presidente Chávez. Unos 30 países africanos, 5 suramericanos y 5 del Caribe han sido participe de esta actividad de diplomacia cultural y de los pueblos.

El Festival ha sido impulsado al más alto nivel. En 2005, en el marco del mismo, se realizó la Conferencia Parlamentaria Internacional que presidió el para entonces Presidente de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro. Tuvo también, un encuentro de alcaldes y gobernadores de América y África. En las siguientes ediciones destacó la Reunión Bicontinental de Mujeres que presidió la Ministra de la Mujer, María León, la Minga Indígena, dirigida por la Ministra Nilcia Maldonado. De estos encuentros quedan sustantivas declaraciones y resoluciones para la consulta de todos y todas.

* Otras actividades como "Los circuitos culturales" que llevaron a agrupaciones como Herencia, La Parranda de Lilian, Ritual Negro, El Sistema de Orquesta, Fabiana José, Tambor Urbano, por citar algunos, a ese continente que se fue haciendo cada vez más cercano, tanto que ahora parece común las reuniones y encuentros o en Venezuela o en África de estos pueblos, todos africanos. Esa misma interrelación trajo a Venezuela, en diversos eventos, como la Bienal del Sur y Tambores del Mundo, a artistas del querido continente.

* La Semana Mundial de África, fue la otra gran bandera para lograr este objetivo. Se instituyó en Venezuela para sumarse a la corriente mundial, que cada 25 de mayo celebra el día de África como homenaje a la unidad africana, que en los años 1960 catapultó las independencias del continente madre. La Semana Mundial de África motivo la incorporación de escuelas, universidades, movimientos sociales. Dio soportes fundamentales e históricos para al país del verdadero significado de la africanidad y su trascendencia mundial. Varios países de Nuestra América, siguiendo el ejemplo venezolano, han incorporado la Semana Mundial de África a sus agendas. De allí nacería la idea de las Cátedras África7 (cátedras libres) que han llegado ya a unas 15 universidades del país.

* En actividades conjunta con el Ministerio de Educación, como "África va a tu escuela", los nombres de los países de ese continente, sus héroes y heroínas se fueron popularizando desde la edad escolar hasta la universidad. Hablar de Mandela, Lumumba, Nasser, la Reina Nzinga, entre tantos, se fue haciendo común en estos espacios y en los medios de comunicación nacionales.

Para conjugar estas expresiones de "Diplomacia de los Pueblos", una consigna fuerza de la Agenda África, en 2005 se constituyó en el Despacho de Viceministro para África, la Coordinación de Cultura y Solidaridad con los Pueblos, experiencias que luego se oficializó en todo el MRE, al punto que la antigua Dirección de Cultura paso a llamarse "Dirección de Cultura y Solidaridad". En el Despacho del Viceministro para África, fueron los primeros coordinadores Daniel Cartaya, Lauribel Rojas y Rafael Arrundel quienes lograron la meta de una estrecha relación con los movimientos afro y las iniciativas de la africanidad en Venezuela, tanto en instituciones formales y no formales, así como con grupos socioculturales.

-- Fomentar el intercambio académico y estudiantil.

* Se extendió para África el Programa de Becas Internacionales de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, viniendo a Venezuela jóvenes de 22 países africanos; para los más pequeños, un novedoso programa llamado "Apadrina una Escuela en África" en 16 países, sembrando la imagen de Bolívar y Chávez en la infancia africana. El programa alcanzó, en varios años, a más de 300 mil escolares. Venezuela cuenta en África, en los egresados universitarios, con embajadores sentimentales que llevan la Patria de Bolívar en su corazón. Y en varios países niños y niñas que asisten a escuelas que ahora exhiben nombres como el de "Simón Bolívar", "Hugo Chávez", "Matea e Hipólita", "Simón Rodríguez". Niños y niñas que crecen queriendo a este país.

En esa propicia cercanía, se insistió en la creación de las oficinas culturales para el contiene africano a fin de facilitar la enseñanza del español latinoamericano, labor que ha realizado desde embajadas venezolanas en Sudan, Benín, Senegal, Gambia y Congo, por lo que muchos africanos y africanas hablan el español latinoamericano a través de la acción de Venezuela.

La Agenda África, una agenda para el Sur

* En julio de 2006, la filosofía de la Agenda África, como paradigma para los Pueblos del Sur, quedó recogida en el Discurso de Hugo Chávez en Banjul – Gambia (puede leerse en el libro aquí referido), que hemos llamado "El discurso de los Polos del Sur". En esa oportunidad, Chávez, el Primer Jefe de Estado y de Gobierno que se dirigía a sus pares de la Unión Africana, en su VII Cumbre, lanzó la propuesta universal de: Petróleos del Sur, Universidad de los Pueblos del Sur, un Banco del Sur y una televisora y radio del Sur.

* Las estrategias de la Agenda África, mostraron su esplendor, cuando en septiembre de 2009, con Hugo Chávez como anfitrión y presidente de un augusto debate, Venezuela organizó la más grandes de sus cumbres hasta entonces, la que más altos dignatarios africanos y suramericanos ha convocado "La II Cumbre América del Sur – África", donde estuvieron gobernantes de la talla de Lula Da Silva, Rafael Correa (entonces presidente de la poderosa UNASUR), Muamar Gadafi (Presidente en ese momento de la fuerte Unión Africana), Cristina Fernández, Evo Morales, Jacob Zuma, Abdelazis Bouteflica, Atta Mills, Robert Mugabe, entre otros. El Canciller anfitrión fue el infatigable Nicolás Maduro, y nos tocó a nosotros la responsabilidad organizativa de tan magno evento, teniendo la fortuna de acompañar en mesa al Presidente Hugo Chávez durante las dos jornadas de ese debate que se prolongó por dos días.

* A partir de allí, en la Agenda África, nutrida por la Declaración de Porlamar, cumplido los grandes objetivos de solidaridad, la mutualidad, se propuso Fortalecer el posicionamiento de Venezuela en la economía internacional apalancando el intercambio con los países africanos, en particular con aquellos con los cuales podría haber complementariedad económica. La preparación de la II Cumbre ASA dinamizó las estructuras sectoriales de Venezuela. Ministerios e institutos como PDVSA, las áreas de comercio, finanzas, sociales en general se conformaron en una Junta Ministerial para África que coordinaba el Canciller Nicolás Maduro a fin de romper definitivamente el bloqueo institucional hacia África. En la II ASA se firmaron un importante número de cartas de intención en minería, petróleo y tecnología. Sin embargo, la lucha para que las estructuras del Estado se pongan a la altura de lo que representa África para el mundo, y las potencialidades reales de ese continente, aún continúa.

* En la II Cumbre ASA se intentaron sentar las bases para el nacimiento de una verdadero Foro de Cooperación Política con la propuesta de Hugo Chávez de una Mesa Presidencial Estratégica ASA (un Comité Ejecutivo). Dicha propuesta inaugurada en agosto de 2010 con la presencia de Lula Da Silva, Néstor Kirchner (Secretario General de UNASUR), el Vicepresidente de la Unión Africana y Hugo Chávez, presentó un programa de acción vanguardista8.

* La Mesa Presidencial ASA no llegó a concretar su acción, porque si bien la Secretaría recayó sobre Venezuela, faltó un secretario permanente a tiempo completo y dedicación exclusiva que se dedicara a garantizar la activación de la institucionalidad del Foro ASA. No obstante, Venezuela había dado muestra de voluntad política, no solo organizando exitosamente la II ASA, sino haciendo un papel clave en el funcionamiento de los grupos de trabajo que presidio previo a la cumbre, como el de Comercio Turismo e Inversión (copresidido junto a Marruecos) y el de Educación y Cultura (copresidido con Senegal). Sin embargo, el balance de la II ASA dejo un saldo altamente positivo, con una Declaración y un Plan de Acción que 10 años después tienen plena vigencia, y pueden ser la base para un próximo relanzamiento de la cumbre que bien puede ahora ampliarse para incluir al Caribe y Centro América, con México, que ahora está mirando a África .

El Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños

* Para profundizar en estos preceptos que marcó la Agenda África, surgió el 27 de enero de 2011, el Instituto de Investigaciones Estratégicas sobre África y su Diáspora, ente revolucionario y bolivariano que desde área popular y social se ha posicionado como un bastión del pensamiento del Sur en Venezuela y Nuestra América, y como un ente sustantivo y aglutinador del devenir de la africanidad y afrodescendencia9.

Un Plan que hizo historia en la diplomacia venezolana

* La Agenda África no ha dejado, como todos los proyectos exitosos de la Revolución Bolivariana, de tener sus detractores, tanto interna como externamente. Algunos tratando de simplificarla, sin detallar en toda su dimensión, y sin estudiarla a fondo; otros intentando negar o descalificando sus impresionantes resultados. Pero la mayoría, y en especial los pueblos del Sur, los hombres y mujeres con vocación universal, muy al tanto del antes y después de su aplicación.

Desde lo externo, el imperio atacó con saña la cooperación Sur – Sur que sustentó este ambicioso Plan de Acción. Esos ataques se sintieron en las bases que cimentaban dos cumbres hitos de aquella, semillas de la organización, como lo fueron la Cumbre América del Sur África (ASA) y la de Países Árabes Suramericanos (ASPA) cuyo corazón sigue latiendo a la espera del resurgir de los pueblos progresistas y de la voluntad política de los gobiernos africanos y suramericanos cuando comprendan la esencia de la pluripolaridad y multicentrismo como una alternativa para garantizar la estabilidad y desarrollo de nuestros continentes.

La Agenda África de la política exterior de Venezuela ha sido un documento vivo, un plan de acción que recogió la aspiración de un país que al reencontrarse con sus raíces quiso compartir con el mundo las inmensas potencialidades y realizaciones que bien se pueden recoger en la frase o consigna "Solo el Sur, salva al Sur".

Interpretó cualitativa y cuánticamente la doctrina bolivariana que rescató e implementó el estadista y sureño Hugo Chávez Frías. Su positiva proyección, su vigencia, su asimilación popular nacional e internacional y su originalidad han sido y sigue siendo objeto de estudio tanto en Venezuela como en el mundo. Sus métodos, han sido implementados por varios países de Nuestra América que se fijaron en esta referencia paradigmática de la Política Exterior de Venezuela. Un profundo éxito de la Revolución Bolivariana.

Referencias Bibliográficas10

- Bolívar, Reinaldo (2013): Venezuela y África la Nuevas Relaciones "Paradigmas de la Cooperación Sur – Sur. Puede leerse en el siguiente link: Saberesafricanos: https://saberesafricanos.net/escuela/fondo-documental/file/69-venezuela-africa.html?start=10

- Brun Élodie, El cambio internacional desde las relaciones Sur-Sur. Los lazos de Brasil, Chile y Venezuela con los países en desarrollo de África, Asia y el Medio Oriente. Centro de Estudios Internacionales. Colegio de México

- Hernán Lucena Molero. La Agenda África venezolana (2005-2012). En Revista Humania del Sur. Saber.Ula.ve

- Mata C, María Gabriela (2017) Cooperación Sur-Sur: La Agenda África de Venezuela. Una mirada a los casos de Argelia, Gambia y Sudáfrica. Editorial Académica Española

- AFROAMIGA: https://afroamiga.wordpress.com/

-- Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños: www.saberesafricanos.net

- IPSNOTICIAS: https://www.ipsnoticias.net/2005/10/africa-venezuela-nueva-alianza-tejida-con-hilos-culturales/

- MRE (2005): Memorias del Primer Festival Cultural con los Pueblos de África

- MPPRE - Venezuela: Libro Amarillo. Colección.

- MINCI - Venezuela (2010): Memorias de la II Cumbre ASA. Margarita 2009.

Notas

1Establecimiento de Relaciones Diplomáticas es un tratado bilateral, mediante el cual, dos estados mutua o unilateralmente reconocido, mediante el cual se comprometen a iniciar la vía formal de la cooperación y la política internacional en atención al contenido de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. Sin este tratado, no es posible la negociación de subsiguientes acuerdos o instrumentos de cooperación o integración, ni tampoco los gobiernos pueden establecer embajadas, sea residente o concurrente.

2Para enero de 2005, las embajadas de Venezuela África eran Argelia, Egipto, Libia, Marruecos, Nigeria, Namibia, Sudáfrica y Kenia, esta última atendía a Programa Mundial de Medio Ambiente y Programa de Vivienda y Hábitat de la ONU, sin embargo, solo contaba con un funcionario diplomático de bajo rango.

3En 2005, el Presidente Hugo Chávez, elevando la categoría de la embajadas en África, nombro a un notable grupo de ciudadanos venezolanos como embajadores en África que antes de salir a su misión se integraron al grupo asesor del Viceministro para África, ellos fueron Eddy Córdova, Luis Mariano Youber, Antonio Montilla, Reina Arratia, Michel Mújica, Afif Tajeldine, Boris Henríquez, Enrique Arrundel la mayoría profesores universitarios o líderes sociales. Su aporte fue sumamente importante en la formación teórica de la Agenda África. Se sumarían también a ese ser misioneros en África, Víctor Carazo, Jacqueline Mendoza y David Paravisini.

4A partir de 2013 han sido cancilleres de Venezuela, durante más de un año, Elías Jaua, Delcy Rodríguez y Jorge Arreaza.

5En 2010 y 2012, el Presidente Chávez designó por primera vez embajadores para varios países y sus concurrencias, entre ellos Mairin Moreno, Marlon Peña, Juan Carlos Barrios, Jhony Balza, Lourdes Pérez, Aníbal Márquez, Norma Borges, Eduardo Medina, y Daniel Cartaya. Así mismo renovó jefes de Misión con Alejandro Correa (Benín), Juan José Hernández (Egipto), José Sojo (Argelia). Todos ellos han aplicado las estrategias de la Agenda África en sus respectivas gestiones.

6 Un gran redito político de estas excelentes relaciones se expresa en el apoyo cada vez más fuerte y solidario del respaldo mayoritariamente africano en los distintos consejos (Derechos Humanos, de Seguridad, entre otros) y organizaciones de la ONU, como la UNESCO, FAO, UNICEF.

7La Catedra Libre África, promocionada desde el Despacho del Viceministro para África y desde el Centro de Saberes, es una red de estudios no formales (o catedra libre), presente en la UBV, USR, UNERG; UNELLEZ, Pedagógica Libertador, Sur del Lago, Argelia Laya, Marítima del Caribe, UNEFA, Federico Brito Figueroa (La Victoria), Colegio Universitario de Caracas, Colegio Francisco de Miranda, Instituto Pedro Gual, Catedra Flotante de Venezuela.

8La III ASA debió efectuarse en 2011 en Libia. El asedió, bombardeo e invasión a ese país por la OTAN lo impidieron. La III ASA se celebró en 2013, en Guinea Ecuatorial, con una muy baja convocatoria. La IV fue pautada para Ecuador en 2016. El terremoto y el cambio de gobierno en ese país dieron al traste con el Foro ASA.

9 El Instituto de Investigaciones Estratégicas sobre África y su Diáspora y su Centro de Saberes, ha contribuido a la sistematización política y académica de la africanidad en Venezuela, ofreciendo tanto al Movimiento Afrodescendiente como a los movimientos sociales en general sus espacios de amplio debate, promoción de la identidad nacional y gran nacional, de la relaciones Sur – Sur, creación de ideas y pensamiento crítico. Tiene convenios de hermanamientos con casas de estudios y de investigación de Sudáfrica, Angola, Mozambique, Sudán, Guinea Bissau, Kenia, RD Congo. Cuba, Dominica, y en proceso con Egipto, Argelia y Haití, así como con varias universidades del país y el Banco del ALBA. A la par de estudios únicos sobre África, Caribe y el Sur en general, ofrece acceso a saberes tradicionales y ancestrales mediante metodologías y eventos no formales, lo que lo hace un verdadero centro del saber popular. Posee la colección etnográfica y de obras de artes más representativa en Venezuela, con obras provenientes de unos 40 países de África, así como del Caribe. Anualmente realiza un Congreso Internacional sobre África y el Caribe (a la fecha 6), y mantiene un dinámico sitio web de noticias, opinión y variedades (saberesafricanos.net), con un alto caudal de visitas diarias. Ha sido pilar para la promoción del panafricanismo la descolonización y la lucha antimperialista en el país.

10Existe una gran variedad de reseñas sobre la Agenda África y sus diversos tópicos reseñados en la prensa nacional e internacional que pueden consultarse en distintos sitios web. Se recomienda usar las palabras: Agenda África, Hugo Chávez y África, Reinaldo Bolívar, Festival Cultural con los Pueblos de África, Semana Mundial de África

** Reinaldo Bolívar. Fue Viceministro para África del MPPRE desde el 14 de enero de 2005 al 17 de noviembre de 2017. Es el autor de la Agenda África de la Política Exterior de Venezuela. Es el Director Fundador del Instituto de Investigaciones Estrategias sobre África y su Diáspora.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2035 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: