Chile triunfará (¿Por ahora?) Pinochet y el progresismo

El pacto que ahora está cocinándose en Chile y que ya se encuentra en su punto justo, tiene el sello y el consentimiento de Pinochet y el visto bueno del progresismo.

"Pacto o un auto golpe", es la propuesta colocada en la mesa por Pinochet y es la que supuestamente domará la movilización y las protestas. Todos los partidos se alinean en filas y en apoyo a la propuesta de Pinochet, cuya solución es una "nueva" constitución, que será diseñada y aprobada por los factores que ahora pretenden frenar la lucha.

La propuesta de Pinochet se "vende" entonces, con el muy lindo envoltorio de la paz y una "nueva" constitución. Es casi la misma paz, que Evo pretendió asegurar con una renuncia forzada, pero que no fue paz o es la "paz" de la derecha.

La alianza de partidos le cerró filas a la constituyente e intenta cerrarle filas también a la movilización del pueblo chileno. La propuesta del pueblo que protagoniza la movilización, es producir un movimiento constituyente, que le entre al marco jurídico que Pinochet impuso. Los partidos del pacto sugieren o son de la idea, que esta constituyente no procede porque en la constitución vigente, no existen las normas y procedimientos para elegir a los miembros de esta constituyente por la base, que es el otro aspecto de la propuesta formulada por los que están ahora movilizados.

No quiero dejar la idea, que el desenlace ideal de esta lucha que ahora hay en Chile, resuelve el problema de fondo con una constituyente. Una constituyente puede ser un lindo adornito, muy parecido al que tenemos ahora en Venezuela. No quiero tampoco dejar la sensación, que una constitución salida de una constituyente, es mejor que la que se cocina en un parlamento al estilo del chileno. Ni lo uno ni lo otro. La diferencia en esto, está en la lucha.

Entre nosotros, tenemos una bonita constitución, que suele decirse la mejor del mundo. Dispone de todos los periquitos (referendos de todo tipos, consultas, participación protagónica), pero muy a pesar de los periquitos que tiene nuestra constitución, nos dirigen de un lado y del otro, dos autoritarismo, porque hubo entrega de la lucha.

La diferencia con una buena o mala constitución, es la lucha y la movilización permanente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: