A propósito del Golpe de Estado en Bolivia: No hay lugar para la derrota: ¡A prepararse! Vienen duros tiempos de combate

El 10 de noviembre de 2019 será recordado como una de las fechas más nefastas de nuestra historia latinoamericana y caribeña. Como es un hecho público, notorio y comunicacional, se ha consumado una nueva felonía con la dimisión (a punta de fusiles y bayonetas, que no se nos olvide esto) del Presidente Constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma, del Vicepresidente Álvaro García Linera, del gabinete ejecutivo en pleno, de Adriana Salvatierra, presidenta del Senado del parlamento boliviano.

Importante es de recordar en estas líneas, que Bolivia ostenta el récord nada agradable de ser el país con más Golpes de Estado en su historia republicana. En sus 194 años casi, han ocurrido no menos de 150 asonadas, prácticamente una por año.

Indudablemente, Evo representó y representa lo mejor de Bolivia. Deja el gobierno con logros y conquistas sociales, políticas, económicas, y de diversos órdenes. Eso nadie se lo podrá quitar jamás.

No le perdonaron como no perdonan las oligarquías de nuestro continente, el hecho de ser indígena, dirigente sindical (de los cocaleros para ser más específico) y haber llegado al parlamento y a ejercer el poder político en una de las naciones que otrora era una de las más desiguales del continente. Hoy Bolivia es el país con el mayor crecimiento económico de toda la América del Sur, además de la estabilidad política que el mismo Evo y su Revolución Democrática y Cultural le ha otorgado a Bolivia durante un poco más de 14 años de gobierno y de su permanencia en el Palacio de Quemado (sede de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia).

Algunas causas del derrocamiento de Evo ya las señalábamos en el artículo que habíamos escrito respecto a la posibilidad de la segunda vuelta en Bolivia, donde formulamos algunas observaciones al respecto. Ese artículo fue escrito el 21 de octubre de 2019, es decir, exactamente hace tres semanas de la ocurrencia de todos estos eventos que han devenido en este fatal desenlace. Los que quieran leer, acá les dejamos el enlace del mismo: https://www.aporrea.org/internacionales/a283585.html

Creo también que durante la ocurrencia de ese evento lamentable, dejamos sólo al compañero Evo y a los hermanos y hermanas del MAS. Pienso que casi al finalizar el mandato de Venezuela frente al MNOAL, desde su Secretaría se pudo haber hecho y adoptado un papel más activo para tratar de detener estos hechos. Es lo menos que hubiese hecho el Comandante Inolvidable ante una coyuntura como ésta.

Evo y el proceso político que él encarna no son más que las nuevas víctimas del plan de recolonización del continente por parte del imperialismo yanqui. Por ello, a veces nuestras apreciaciones pecaban de demasiado objetivas, porque estamos conscientes que jugamos con una corriente fascista muy reaccionaria y violenta, que no sólo juega duro sino muy sucio, y no le importa herir y asesinar por el solo hecho de ser afrodescendiente o indígena, y en aras de lograr sus perversos propósitos.

Evo renuncia presionado por las bayonetas y los fusiles. La revolución de Evo era pacífica, pero desarmada, pues no contaba con apoyos suficientes dentro de las fuerzas armadas bolivianas y cuerpos policiales. Además de posturas ambiguas de algunos dirigentes sindicales que hacían presumir que no se contaba con suficiente apoyo popular y social para resistir el Golpe en proceso en el país del altiplano. De militares y policías traidores y que sus botas rondan por el cono sur. Hay mucha plata y recursos para gastar por parte del imperialismo, y por eso para los gringos, no pueden existir gobiernos progresistas.

En Uruguay también se ve el avance de la derecha y el fascismo, con el nucleamiento y la mayoría de derecha del parlamento que quedó electo el pasado 27 de octubre, además de que todas las encuestas dan como triunfador en esta segunda vuelta al candidato de la extrema derecha, Luis Lacalle Pou, a poco menos de dos semanas de la realización de los comicios, bajo el argumento maniqueo y falaz de la "alternabilidad democrática" y el "ejercicio prolongado del poder". ¿Por qué no se aplica este mismo planteamiento a Jefes de Gobierno en Europa, que tienen más de 20 años en el ejercicio del poder?

Indudablemente la lamentable noticias del derrocamiento de Evo Morales opaca un tanto la buena nueva sobre la liberación de Lula Da Silva, el pasado viernes 8 de noviembre, y que al respecto, el actual mandatario brasilero, el fascista Jair Bolsonaro, quien además de tildar a Lula de "canalla", también señaló que está "momentáneamente libre", ya que la decisión del Tribunal Supremo Federal de Brasil, que revocó la prisión de Lula, se hizo a través de una resolución que pudiera ser revocada por el Congreso brasilero (de mayoría de derecha) y que es una advertencia que aprovecho para hacer a través de estas líneas.

Pero, es importante también señalar que la trama del Golpe de Estado en Bolivia aún no ha culminado. Y al respecto debemos señalar lo que establece la propia Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia, en la forma como cubrir la falta absoluta del Presidente o Presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia.

En detalle, el artículo 169 de la Constitución de Bolivia estipula que, en caso de "impedimento o ausencia definitiva" del jefe de Estado, este será reemplazado por el vicepresidente. Sin embargo, ante la falta de este, la Carta Magna establece la opción de relevarlo por el presidente del Senado.

En última instancia, la jefatura de Estado podría ser asumida por el presidente de la Cámara de Diputados, y, en ese caso "se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días". Sin embargo, el titular de ese cargo, Víctor Borda, también presentó su renuncia como diputado.

El primer vicepresidente del Senado, Rubén Medinacelli, de las filas del oficialismo también renunció, de manera que Añez cree que le corresponde asumir el puesto dejado por renuncia de Morales.

De ahí, que La legisladora opositora Jeanine Añez, segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, reivindicó este domingo su derecho a asumir la presidencia de Bolivia, tras existir un vacío de poder por las renuncias de Evo Morales y otras autoridades de la cadena de sucesión constitucional.

Esto porque el parlamento debe reunirse para evaluar y aceptar las renuncias de los actuales mandatarios y los funcionarios antes señalados. Importante es de recordar que el parlamento es de mayoría de afectos a Evo Morales, del MAS, y esto determina que el "juego pudiera estar trancado" para la salida política que debe tener Bolivia, y que la coloca, a mi juicio, a las puertas de una guerra civil.

Y estas acciones, indudablemente alebrestarán al fascismo que encarna Guaidó de cara a su convocatoria a una nueva oleada terrorista y fascista a partir del próximo sábado 16 de noviembre. En varios artículos lo hemos venido advirtiendo, de acuerdo a las informaciones, datos y análisis realizados en artículos anteriores.

Pero, nos sumamos a las declaraciones realizadas ayer por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en la que advirtió a esta derecha fascista y violenta lo siguiente: "No se equivoquen ni saquen mal sus cuentas. Si vienen con la violencia, serán sometidos en estricto apego a los Derechos Humanos y a los preceptos establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela".

Nos sumamos al llamado realizado por el presidente Maduro y el Alto Mando Político y Militar de la Revolución de decretar la movilización permanente, internacionalista y solidaria para la hija predilecta del Libertador, Bolivia, y en aras de salvaguardar y garantizar la vida del compañero Evo Morales Ayma, la cual corre peligro en estos momentos.

Y el llamado a los compañeros y compañeras de Venezuela, y el resto de movimientos sociales de Suramérica, el Caribe, Europa, otras partes del mundo, incluso dentro del propio EEUU. Aquí no hay lugar para la tristeza ni para la derrota. Cuando la marcha se pone dura, los duros nos ponemos en marcha.

Y a prepararse, pues se avecinan duros y complejos tiempos de combate.

Y que por más que corten las flores, no podrán detener la primavera

¡Alerta, Alerta! ¡Alerta que camina! ¡La Espada de Bolívar por América Latina!

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a284224.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO