El Arte de la Guerra Militar Revolucionaria

Del libro más leído y estudiado de las academias militares, titulado El Arte de la Guerra Militar Revolucionaria de Vo Nguyen Giap y Van Tieu Dung. Copiaré del capítulo III, titulado las razones de la victoria algunas recomendaciones.

"En la primavera de 1975, la historia de nuestra nación vietnamita registró una nueva y grandiosa hazaña, en una decisiva batalla estratégica de extraordinaria rapidez, que duró 55 días y fue aniquilado el ejército fantoche, compuesto por 1 millón de soldados organizados, equipados y comandados por los Estados Unidos en el sur del Vietnam y se reconquistó la completa independencia de nuestra patria. Son el resultado de 30 años de guerra revolucionaria desde agosto de 1945 hasta 1975.

Durante los veinte años de guerra de resistencia, nuestras fuerzas armadas y nuestro pueblo han construido las condiciones para atacar ininterrumpidamente al enemigo. Desde sublevaciones de 1960 hasta ofensivas generales de 1972, con guerras populares tierra-aire en el Norte socialista hasta la heroica lucha llevada a lo largo de la cordillera Truong Son para construir la red de caminos estratégicos que llevan el nombre de Tío Ho. Con los acuerdos de Paris nuestro pueblo obtuvo una gloriosa victoria, pero la obra revolucionaria y popular en el Vietnam del Sur aún no se había cumplido totalmente. Por consiguiente debíamos continuar la lucha para liberar el Sur, porque comprendía Saigón que es la capital el centro militar, político y cultural más importante del Sur allí se encontraba la gran base militar de Da Nang y el sistema defensivo del fuerte Thua-Hue.

En cada región militar el enemigo disponía todavía de grandes fuerzas que comprendían unidades de aviación, marina y cuerpos de blindados de artillería, etc, aparte de notables fuerzas regionales. Con este alineamiento el enemigo había podido resistir provisionalmente. Pero esta situación estaba cambiando. Nuestros frentes se fueron organizando con los sistemas de comunicaciones y aumentaba la movilidad de nuestras unidades mayores. En esta situación el sistema defensivo del enemigo no podía resistir frente a la potencia de nuestra ofensiva. Nuestras fuerzas armadas y nuestro pueblo emprendieron la ofensiva general y las insurrecciones en la primavera de 1975 con el fin de alcanzar el objetivo de aniquilar y disgregar completamente el ejército y la organización del gobierno títere y de liberar completamente el Sur.

LAS RAZONES DE LA VICTORIA.

Fueron más de veinte años de lucha patriótica de nuestro pueblo contra la agresión de Estados Unidos. Y ha sido la victoria más grande y más elocuente de una historia cuatro veces milenaria de nuestro país, porque aniquilamos un gigantesco aparato militar, considerado el más poderoso y moderno del sudeste asiático. Hemos puesto fuera de combate a un millón cien mil soldados. Liquidamos a cuatro cuerpos del ejército, o sea trece regimientos de infantería, paracaidistas, marinees, seis divisiones aéreas, 22 regimientos brindados, 76 batallones de infantería y las fuerzas de policía, de seguridad y autodefensas. Capturamos y destruimos la totalidad de las armas, los depósitos, aeropuertos, naves de guerra, aeropuertos e instalaciones portuarias. Hemos liberado las 44 provincias del Sur, todas las ciudades, las islas, o sea todo el territorio del Vietnam del Sur.

Es evidente que para los EE.UU se trata de un revés de alcance histórico de la derrota más grande sufrida en doscientos años de vida de existencia. Es un Waterloo como ha confesado Taylor. Nuestra victoria ha iluminado una vez más las causas justas y grandes los pueblos del mundo, demostrando que con una línea política y orientación militar correcta puede vencer a cualquier agresor imperialista, aunque éste sea Estados Unidos, jefe mundial del imperialismo.

Nuestra victoria ha iluminado una vez más una causa justa y grande, un pueblo pequeño que sepa unirse, decidido a combatir, con una línea política y organización militar correcta que sepa utilizar las riquezas de su propio país y conquistar la solidaridad y el apoyo internacional es un pueblo que será capaz de vencer a cualquier agresor imperialista, aunque sea los Estados Unidos jefe mundial del imperialismo.

Nuestro partido ha seguido siempre la estrategia de la ofensiva, utilizando la combinación de lucha militar, política y diplomática, uniendo las ofensivas militares con insurrecciones de las masas trabajadoras. Esa es la forma para avanzar y poner al enemigo en retirada, la ciencia del marxismo leninismo que nos dio el triunfo en Vietnam. La fuerza decisiva de la guerra revolucionaria contra el imperialismo de Estados Unidos y sus lacayos ha sido y será la unión de todos los pueblos. Ha sido la unidad de todo un pueblo. Cada ciudadano ha sido un combatiente, cada aldea, cada ciudad una fortaleza. Cada familia vietnamista cumplió gloriosamente con su deber. El Norte socialista que ha dado prueba de su fuerza superando las dificultades decisivas de la guerra, avanzó con paso seguro y mostró ser la base de la revolución en todo Vietnam.

La contribución de los vietnamitas al marxismo se ha concentrado sobre todo en el campo del arte de la guerra. Pero, siendo esto así, mucho más justo es decir que es atraves de su concepción de la guerra como los vietnamistas han expresado, desarrollado y enriquecido una concepción del marxismo que se nutre de la experiencias de las masas de su país, de la tradición del partido y de las vicisitudes y luchas interiores del movimiento comunista mundial. Hay que estudiar la revolución vietnamista para aprender, cuanto ella tiene de universal y de válido para otras revoluciones. El arte de la guerra revolucionaria de Vo Nguyen Giap y Van Tieu Dung verdadero film de la victoria, crónica militar de la ofensiva final de una revolución, es un instrumento útil para esa tarea, que continúa, y en cierto modo resume, escritos anteriores del mismo Giap sobre temas militares. Es la primera victoria de la revolución socialista en armas en mano después de la revolución cubana y de la mayor derrota del imperialismo norteamericano en toda su historia.

Ver libro Vietnam. El arte de la guerra militar revolucionaria. Vo Nguyen Giap y Van Tieu Dung. Primera Edición en español. Ediciones Transición S.A 1976. México.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 417 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a273016.htmlCd0NV CAC = Y co = US