Imperios y sus lobies guerreristas

A pesar de los intentos pacifistas de la Sociedad de las Naciones o Liga de Las Naciones como también se designó, creada por insistencia del Presidente Woodrow Wilson, el 18 de junio de 1919, luego del tratado de Versalles que puso fin a la conocida como la Primera Guerra Mundial, aunque sólo fue europea, la Sociedad que tenía como loable fin la paz en el futuro, con base a que las diferencias entre países se resolvieran mediante discusiones y acuerdos sin llegar a conflictos bélicos.

Los primeros tiempos y algunas diferencias menores resueltas según lo planificado dieron esperanzas, pero el retiro, de algunas potencias imperiales Japón, Italia, Alemania y finalmente la expulsión de la Unión Soviética en 1939, dieron al traste con las esperanzas de un mundo en paz y casi inmediatamente se desato la Segunda Guerra Mundial.

Con la Organización de las Naciones Unidas, ONU., creada al final de la segunda guerra mundial, el 24/10/45, a algo más de 2 meses de la rendición del Imperio Japonés en el Acorazado Missouri, el 15/08/45, la Organización no ha podido cumplir plenamente con su cometido de mantener "la paz mundial", porque fundada por los ganadores de la guerra recién terminada, la hicieron a su medida, creando de su seno como organismo ejecutivo y encargado del mantenimiento de la Paz. el designado "Consejo de Seguridad", compuesto por 15 miembros de los cuales 5 son permanentes: China, Francia, Reino Unido, Rusia y Estados Unidos, cada uno con derecho a veto, que invocado, determina que este solo voto en contra, invalida la resolución; los restantes sin mayor peso por lo dicho, se rotan entre el total de los miembros de la ONU, con selección que incluye todos los continentes.

Fueron los Estados Unidos con los Presidentes W. Wilson con su Sociedad de las Naciones y F. D. Roosevelt con Eleanor Roosevelt como gran promotora y redactora principal de la Carta de las Naciones Unidas, quienes realizaron los intentos de paz permanente al final de las dos guerras mundiales, creando organismos, con tal propósito; no obstante el fracaso total de la Liga de las Naciones y la poca operatividad sin resultados notables de la ONU., consecuencia de la promoción de políticas expansionistas y de control universal, de sucesivos gobiernos que abandonaron los magníficos y loables ideales de Paz, para el Mundo de Roosevelt con Harry Truman, presidente que ordenó el bombardeo atómico de Japón, la invención de la Cortina de Hierro por parte de Churchil y el fantasma de un agresor agazapado, se convirtieron en impulsores de las industrias militares, como bases de desarrollo de los países con vocaciones imperiales, abanderados por Estados Unidos, que llevan bienestar a su población empleando gran parte de su contingente humano al servicio de las industrias militares, que marchan su exitoso transitar, encima de millones de cadáveres de pueblos desapercibidos que caen el juego macabro de la guerra.

Los países que dependen en gran medida de las industrias dedicadas a las fabricación de armamentos, no pueden ser promotores de paz y que, como puede comprenderse el hiperdesarrollo, de su maquinaria industrial, no sólo depende de la obsolescencia de los equipos bélicos vendidos, sino además amplían el mercado con guerras tanto intestinas como conflictos internacionales, que con frecuencia estallan, resultado de un casus belli provocado artificialmente, luego de campañas mediáticas que, sensibilicen y exacerban a los presuntos contrincantes, y seguros clientes.

Puede decirse que no existe guerra civil o internacional, en cualquier país, pero especialmente países en vías de desarrollo, en donde todos los grandes productores de armas del mundo, y fundamentalmente los Estados Unidos, no hayan metido sus "narices" como instigadores, con el fin de mantener el mercado para su aparato industrial bélico en plena producción, sino que los lobbies armamentistas incluyendo el lobby Judío, básicamente el Sionista, que presionan para vender gran cantidad de su armamento a los propios Estados Unidos, con el fin de garantizara la pervivencia del negocio, por lo cual constantemente alientan al Pentágono a declarar obsolescencia de armamentos y urgencia de modernizar sus equipos bélicos, manteniendo tensiones internacionales (Corea del Norte e Irán) que magnifiquen la presión del propio pueblo estadounidense sobre el Gobierno, a fin de esté preparado para repeler un presunto ataque.

Estados Unidos gasta más de $ 600.000 millones/año de dólares para mantener su maquinaria bélica distribuida en todo el mundo entre más de 800 bases alrededor del orbe y la Marina (US Navy) con sus llamadas Nueve Fuerzas Operacionales en todos los mares, con un presupuesto cercano a los 150.000 millones de dólares al año,

Ell presupuesto militar bajo presión de los halcones y especialmente de los lobies pro industria bélica, ocupa una inmensa porción del Presupuesto General, afianzado en la coacción favorable a la industria armamentista, mediante propaganda de guerra, que dispare la paranoia del pueblo, que vea en la constante preparación para conflictos bélicos, la única manera de disfrutar la paz es una angustiosa espera, descansado sobre las cureñas de los cañones, siempre esperando un ataque de no se sabe quién.

Los Gobiernos estadounidenses han creído que la manera de hacer "amigos" es a bombazos, amenazando con su descomunal poderío militar, a unos para atraer a otros, porque en su ceguera belicista, es imperativo mantener la industria armamentista funcionando, con un presupuesto casi inmesurable, prefieren ignorar el bien que harían a la humanidad si dedicaran, la décima parte de su presupuesto de Defensa, para alimentar al mundo hambriento de países subdesarrollados, los ayudaran a construir un futuro y por supuesto que siempre serían sus amigos, sin necesidad de poner bases militares para su control y ganarse su odio. Además con otra parte del resto del inmenso presupuesto de defensa, sacarían de la miseria a más de 43 millones de estadounidenses que viven por debajo del umbral de la pobreza, a quienes vemos vestidos con harapos en el país más rico del mundo, durmiendo a la intemperie en callejones, arropándose con cartones y periódicos, mientras se calientan con bidones llenos de basura encendida.

edgarvalerodiaz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 286 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Valero Díaz

Edgar Valero Díaz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a269541.htmlCd0NV CAC = Y co = US