¿Cuándo renunciarán?

Quiero pedirles mis disculpas.

Soy una persona que es incapaz de mentir o de entender por qué la gente miente, o sea, entiendo cuales son las razones por las cuales la gente miente --- por ejemplo el miedo, la vergüenza, la confusión, o para no perder la cara o hacer perder la cara, la enfermedad, las fobias, etc. ---, pero no entiendo por qué razones una persona decide de mentir si está conciente del hecho de que miente o si lo podría evitar concientemente.

Eso es lo que no entiendo.

Justamente antes de empezar a revisar este artículo, mi esposa me dijo que le contó una cierta cosa (muy especifica) a un señor conocido que estaba en la casa en ese momento, pero minutos después al hablar por teléfono con otra persona (quien también conocemos) ese señor negó por completo que mi esposa se lo había dicho.

No sé por qué mintió, y de manera tan descarada (como hace Maduro a menudo), tal vez lo hizo para hacerse pasar por inocente, o algo así, no lo sé.

Es más, en este caso esa mentira no sirvió en absoluto para nada.

Eso es lo que no entiendo.

Bueno, de cualquier forma, la mentira siempre termina costando tiempo, frustraciones, mal entendimientos, peleas, divorcios, perdidas materiales, dinero, energía mal gastada, y confianza perdida.

Ahora, tal vez por ser severamente disléxico (incapaz de leer normalmente), lo cual implica que mis neuronas estarían conectadas de manera diferente a lo normal, o tal vez porque soy un matemático natural (hago matemática en mi cabeza), o porque compongo música, hago invenciones, y creo rompecabezas, y ya que todo aquello necesita buenas dosis de la verdad para su creación (no se puede crear nada autentico y sólido a largo plazo en base a la mentira), bueno, tal vez por eso no veo absolutamente ninguna ventaja en utilizar la mentira como instrumento operacional, a ningún nivel, excepto tal vez con relación a la escritura, por ejemplo, para escribir un guión para una película de comedia que expondría de manera ridícula las trágicas consecuencias de la nefasta práctica de la mentira.

Tampoco le veo alguna ventaja --- aparte de para el engaño y la estafa --- en utilizar como instrumento o herramienta operacional el ocultamiento de los hechos o de la verdad, o la negación, obviación, deformación, o manipulación de los hechos.

Saben, en los países norteños existen leyes donde la mentira --- como por ejemplo de mentirle a una autoridad --- es considerada un delito pagable con cárcel.

En EEUU las leyes contra la mentira, "making false statements," existen desde 1863. Estas leyes incluyen (como equivalencia) el hecho de ocultar la verdad, de negar una verdad, o simplemente de no reconocer o de no aceptar una verdad.

Varias personas famosas, incluyendo Martha Stewart, fueron condenadas bajo estas leyes y pagaron con cárcel.

Ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Making_false_statements

MIS DISCULPAS

Ahora, les pido mis disculpas porque a veces cuando se me ocurre algo que tiene que ver con la mentira y escribo al respecto --- como el artículo anterior (ver link más abajo) que trataba de las mentiras que los venezolanos podrían contar al arribar a las aduanas de un país extranjero ---, me olvido que la gente en general no quiere oír la verdad, o sea, no quieren escuchar nada sobre alguna verdad que ya saben que sea verdad pero que por costumbre (por ejemplo aquí en Venezuela) se niega de manera comunal, o a nivel social, como por ejemplo el tema de la viveza criolla.

Aquí en Venezuela utilizamos la expresión "viveza criolla" en vez de decir la verdad. En la vida real (la verdad), la "viveza criolla" puede equivalerse a:

- mentiroso
- ladrón
- estafador
- corrupto
- abusador
- malandro
- porquería
- sinvergüenza
- delincuente
- etc.

Bueno, cometí el error de exponer la verdad de frente --- lo cual a mi no me molesta, más bien lo agradezco cuando alguien lo hace así ---, pero lo hice demasiado de frente creo, tanto que posiblemente algunos lectores no solo se sentirían incómodos al leer el artículo, pero tal vez que ahora pensarán que me burlo de los venezolanos.

Pero ese no es el caso, no fue mi intención burlarme de nadie, solo quería exponer una verdad que afecta muy negativamente la reputación de los venezolanos y las venezolanas a nivel mundial.

Ver: Así funciona la realidad, pero solo fuera de Venezuela

Es que tengo la costumbre de enfrentar la verdad sin importar el dolor o la vergüenza o la risa que pudiera causar, y a veces me olvido que pocas personas son como yo en ese sentido.

Entonces, les pido disculpas.

Trataré a partir de hoy de ser más sensible al respecto.

OCULTAR Y NEGAR LA VERDAD = LA MENTIRA

Ahora, aquí quiero tocar un tema que tiene precisamente que ver con la verdad, pero trataré de exponerlo de manera no tan frontal, y en base a la idea de que el ocultamiento y la negación de la verdad equivale a la mentira.

Me pregunto:

¿Hasta cuando los ex ministros de Chávez que hoy trabajan con Maduro van a quedarse callados?

¿Hasta cuando van a seguir ocultando la verdad?

¿Hasta cuando van a seguir negando la realidad?

¿Hasta cuando van a seguir mintiendo?

Personalmente, así como no soy capaz de entender por qué la gente miente, tampoco entiendo cómo esos ex ministros de Chávez hacen para dormir tranquilos ya que --- con pocas excepciones --- casi todo lo que ha estado ocurriendo aquí en Venezuela desde que Maduro tomó el poder ha sido totalmente contrario a lo que Chávez hubiera querido y esperado.

No entiendo cómo pueden trabajar con Maduro si trabajaron con Chávez.

Eso es como un día trabajar para Dios, y el próximo día para Satanás, o algo así.

Eso no tiene sentido para mí.

¿Para ustedes?

Entonces pregunto:

¿Cuándo renunciarán?

Y esa es mi opinión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3113 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a257882.htmlCd0NV CAC = Y co = US