El 15 de enero de 1919 fueron detenidos ejecutados Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht



En el aniversario 99 del asesinato de los líderes comunistas alemanes Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, miles de personas realizaron hoy una marcha por las calles de esta capital, que concluyó en la necrópolis que guarda sus restos.

Un vocero del partido Die Linke (La Izquierda) indicó que la nutrida manifestación, convocada por varias organizaciones progresistas germanas, rindió tributo a los fundadores del Partido Comunista Alemán (KPD) ‘asesinados porque eran socialistas y lucharon por un mundo de paz, sin explotación y opresión’.

Ambos formaron en 1916 la Liga de Spartacus, movimiento revolucionario marxista que dos años después dio origen al Partido Comunista Alemán. El 15 de enero de 1919 fueron detenidos y ejecutados por miembros de los ‘Freikorps’ , grupos paramilitares anticomunistas al servicio de la ultraderecha alemana.

Poco antes de morir, Rosa Luxemburgo publicó un manifiesto sobre su confianza en el apoyo del pueblo como fuerza para lograr el triunfo, donde señaló que ‘las masas son el elemento decisivo, ellas son el pilar sobre el que se construirá la victoria final de la revolución’.

Junto con Karl Liebknecht encabezó las protestas de los socialistas de izquierda contra la Primera Guerra Mundial (1914-18) y contra la renuncia del SPD al internacionalismo pacifista; fue detenida por ello en 1915, pero continuó escribiendo desde la cárcel.

Sus últimas palabras conocidas, escritas la noche de su muerte, fueron sobre su confianza en las masas, y en la inevitabilidad de la revolución:

"El liderazgo ha fallado. Incluso así, el liderazgo puede y debe ser regenerado desde las masas. Las masas son el elemento decisivo, ellas son el pilar sobre el que se construirá la victoria final de la revolución. Las masas estuvieron a la altura; ellas han convertido esta derrota en una de las derrotas históricas que serán el orgullo y la fuerza del socialismo internacional. Y esto es por lo que la victoria futura surgirá de esta derrota.

¡El orden reina en Berlín!' ¡Estúpidos secuaces! Vuestro 'orden' está construido sobre la arena. Mañana la revolución se levantará vibrante y anunciará con su fanfarria, para terror vuestro: ¡Yo fui, yo soy, y yo seré!".


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 839 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rodríguez L.

Antonio J. Rodríguez L.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a257875.htmlCd0NV CAC = Y co = US