Donald Trump le prendió candela al rancho

El recién estrenado XLV presidente de Estados Unidos de Norteamérica Donald Trump, no las tiene fácil para recuperar a un país depauperado por acción del neoliberalismo, donde abundan las ciudades muertas producto del cierre de industrias, que ha traído como consecuencias que urbes que a mediados del Siglo XX eran pujantes centros de producción industrial, hoy son parques chatarra.

Lo peor es que las medidas que ha anunciado indican que pretende volver a los años 50, cuando el desarrollo industrial tras la II Guerra mundial, convirtió a esa nación y a Europa en grandes potencias militares y económicas.

El discurso de Trump ha desatado la paranoia en quienes han acumulado grandes capitales, a través de la manipulación del mercado financiero. Pero al mismo tiempo su verbo racista, misógino y agresivo ha volteado en su contra a buena parte de la población femenina y de origen latino, afro y asiática, que están siendo apoyadas y proyectadas por las corporaciones mediáticas a las cuales se ha enfrentado el magnate de la inmobiliaria desde la propia campaña electoral.

Su obsesión con el muro en la frontera con México cuya construcción ya ordenó le llevó a expresar el martes 25, en su cuenta Twitter, que este miércoles será:"un gran día para la seguridad nacional" de EE.UU. "Entre muchas otras cosas, construiremos el muro", Aunado a este pronunciamiento está su política de puertas cerradas en el campo económico, que le llevó como una de las primera medidas a retirar a USA del Tratado Transpacífico, que había articulado Barack Obama con once países mas del mundo, que ahora está desmembrando. Al tomar esta controversial decisión Trump, afirmó que está protegiendo al empleo norteamericano.

A estos anuncios sobre la política económica del nuevo gobierno la reacción de la Unión Europea, principal socia del coloso norteño, no se hizo esperar y la comisaría del bloque, Cecilia Malmstrom, fue directa y lacerante al rechazar la postura del nuevo inquilino de la Casa Blanca en los siguientes términos: "Aquellos que en el siglo XXI creen que se puede devolver la grandeza construyendo fronteras, imponiendo barreras comerciales, restringiendo la libertad de desplazamiento de la gente, están condenados a fracasar", "Erigir un muro no es la respuesta",. "El éxito de la UE depende en nuestras sociedades abiertas"..

Con esta tajante declaración la UE decanta con su principal aliado a cuya chaqueta había estado pegada en los últimos tiempos. La vocera europea, continuó fustigando el proyecto Trump, al señalar que el problema consiste en la incapacidad económica, para enfrentar la evolución como lo es: "la automatización: cuando las máquinas y computadoras están reemplazando el trabajo manual".y remató contundente:"Teniendo en cuenta esta realidad, los acuerdos comerciales son un buen chivo expiatorio",

Paralelamente a este candelero que ha generado en la UE, ahora el rancho arde al interior, porque además de los frentes de pelea con el capital especulativo, emitió una orden ejecutiva, que elimina el programa de salud de Obama, dejando sin asistencia médica a 20 millones de personas en estado de pobreza, también ha revivido un latente y poderoso foco que Obama, con sagacidad había congelado, como es la lucha de los pueblos originarios y sus seguidores en defensa del ambiente y de la identidad de los auténticos estadounidenses.

Obama, con la asesoría del cuerpo de ingenieros del Ejército de USA, había cancelado el proyecto del oleoducto Dakota Accsses, bajo el lago Ohae, en Dakota del Norte, donde la tribu Sioux y sus partidarios se opusieron férreamente, porque amenaza la fuente de agua potable, que surte a la reserva Sioux y a la población de la región.

Dakota Accesses, fue proyectado, por una subsidiaria de la texana Energy Transfer Patner, en la cual desde un principio se dijo que Trump, tiene sus intereses. Este oleoducto transportará 470.000 b/d de petróleo desde Dakota a un punto de embarque en Illinois. El otro proyecto bloqueado por la administración Obama y que Trump autorizó, junto al de Dakota, es Keystone XL, que transportará 830.000 b/d de petróleo desde Canadá a las refinerías del Golfo.

El nuevo gobernante, al autorizar la ejecución de ambos proyectos que han sido rechazados por la población y por los ingenieros del ejército, manifestó que ahora es cuando se van construir oleoductos en EE.UU y que estas obras representan "28.000 estupendos empleos".

La atmósfera generada con la investidura de Donald Trump y sus anuncios, no es nada alentadora para la "pacífica Unión", que lleva el incendio en sus entrañas. El discurso agresivo y a veces disperso de Trump alimenta a la mediática que le adversa con todos los hierros y ese importante segmento de la población como lo son las féminas y los inmigrantes vilipendiados por el mandatario, que asume y defiende la supremacía blanca, que es la misma línea del Ku Klux Klan, organización clandestina de los extremistas blancos, que pese a los avances legislativos en defensa de los derechos ciudadanos de la gente de color, continúa activa, como en la primera mitad del siglo XX y ahora más que nunca al sentirse con poder en la Casa Blanca.

La orgullosa "Unión" como lo hemos afirmado en reiteradas oportunidades, es una bomba de tiempo y su proceso es como el de las palmeras secas en la sabana que con el paso de la candela el incendio sigue por dentro. Veremos hasta cuando aguanta la soga sin reventarse y mucho más ahora que Donald Trump le prendió candela al rancho.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: