Resultados plebiscito por la paz en Colombia: Unas primeras aproximaciones (I)

Habíamos prometido que escribiríamos un artículo donde resaltaría el rol jugado por el Comandante Hugo Chávez en el proceso de paz en Colombia. Incluso, y por diferentes vías, nos hicieron llegar algunos "tubazos" que íbamos a revelar y a destacar sobre el rol del "Gigante" en este proceso; pero, la prudencia nos obligaba a esperar los resultados del plebiscito, para no incidir de manera directa en sus resultados, además que algunos de esos "tubazos" fueron revelados por el mismo Presidente Maduro, por Roy Chaderton, Roy Daza y hasta el mismo Pavel Rondón.

Pero ante los resultados electorales de esta consulta popular, obviamente la pauta nos cambió totalmente, y trataremos de hacer algunas aproximaciones respecto de este tema. Obviamente, los expertos pueden perfectamente profundizar en estas apreciaciones.

Hace unas cuarenta y ocho horas, se celebró un plebiscito en Colombia, que buscaba legitimar los acuerdos de paz que fueron firmados en Cartagena "La Heroica", entre el gobierno de la hermana República, dirigido por Juan Manuel Santos Calderón, y el Comandante en Jefe de la principal fuerza beligerante e insurgente de Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), comandadas por Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

Cerca de 34.899.945 de colombianas y colombianos estaban habilitados para sufragar en la referida consulta electoral. Participaron 12.808.858, es decir, un 37,43% de participación, 86.243 votos no marcados y 170.946 votos nulos. Es decir, hubo una abstención de casi el 63%, pero de eso nos estaremos refiriendo más adelante.

Un total de 6.377.482 votos, es decir, un 49,78% de los colombianos y colombianas refrendaron los acuerdos de paz antes referidos; 6.431.376 votos, un 50,21% decidió no refrendar los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno de Santos y la guerrilla de las FARC-EP, con la finalidad de poner fin a un conflicto que tiene casi siete décadas desangrando a la hermana Nación. Todas estas cifras, tomadas directamente de la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia, equivalente a nuestro Poder Electoral en Venezuela.

Estamos hablando de un cuadro muy cerrado, una diferencia de 53.894 votos apenas, y un 0,43% de diferencia entre uno y otro sector. Un empate negativo, como lo calificó el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

La primera lectura que podemos hacer, tiene que ver con la altísima abstención escenificada en este referendo. Una primer hipótesis la formulamos con las opiniones del camarada y buen amigo Ramón Martínez, editor del portal colarebointernacional.wordpress.com , camarada colombo- venezolano, quien nos expresó que históricamente en Colombia en procesos electorales la abstención ha sido muy alta, producto del fomento de la no participación y despolitización de la sociedad colombiana ante este tipo de eventos.

Otra hipótesis que se puede formular, es que la abstención en este plebiscito, representa que el gobierno de Santos no es legítimo ante la Nación. Hay mucha falta de confianza en su liderazgo. Pero de esto nos referiremos un poco más adelante.

Otra hipótesis tiene que ver con que esta alta abstención se dio producto del paso del huracán "Mathews" por las costas colombianas, lo que también habría incidido en los niveles de participación del plebiscito.

Imágenes integradas 1 Ahora bien, se dice que una imagen vale más que mil palabras, y es por ello que queremos permitirnos a través de esta vía, y solicitando a los portales que nos publiquen (aporrea.org, ensartaos, colarebo y otros) que tengan la gentileza de publicar estas opiniones, reproducir a continuación el mapa de Colombia, con la representación gráfica de los resultados del plebiscito en Colombia, a los fines de hacer mucho más ilustrativa la explicación que queremos transmitir en estas líneas.

Si observamos detenidamente el mapa que reproducimos, tomado de la Registraduría del Estado Civil de Colombia y la BBC de Londres, las zonas de anaranjado representan la zona cafetera, donde está concentrada la más rancia godarria de la oligarquía colombiana, además de ser las zonas más pobladas de Colombia, y las menos afectadas por el conflicto colombiano, salvo Bogotá, la capital, que el es manchón casi microscópico en medio de todo ese centro anaranjado, esas zonas, además de ser las más pobladas, fueron las que votaron por el No . Las zonas de verde, son las zonas más pobres de Colombia, las más extensas y menos pobladas del país, y las que han vivido el conflicto armado en Colombia, votaron mayoritariamente por el Sï, y por márgenes que en algunos departamentos superaron el 90%.

Es decir, el resultado de este plebiscito, de alguna manera reflejó la realidad no sólo desde el punto de vista electoral, sino fundamentalmente desde el punto de vista social, de la hermana República de Colombia, por ello, algunos y algunas analistas no nos sorprendemos de estos resultados de este plebiscito.

Otro elemento a considerar en el análisis, es que las zonas de verde, las que ganó el Sí, salvo Bogotá y a excepción de los Departamentos del Norte de Santander y Arauca, son zonas fundamentalmente fornterizas (Venezuela, Brasil, Ecuador, Nicaragua), y en las que Colombia ha tenido permanentes conflictos con esos países. Importante detalle que no podemos obviar.

Además de ello, en la mayoría de las zonas de verde, donde ganó el Sí, es en donde están ubicadas las bases militares de Estados Unidos en Colombia

Este mapa nos permitimos reproducirlo, e insistimos en que sea publicado con la presente nota, puesto que hemos querido mostrar el mapa político, militar y social de Colombia, que no es cualquier cosa, porque este tema no es tan sencillo, ni se puede despachar de manera tan simplista.

Se puede observar, si detallamos detenidamente, que el centro anaranjado que nos muestra el mapa, es el centro guerrerista de Colombia, germen y fundamento del Estado casi teocrático y clerical que vive Colombia, con una de las oligarquías más rancias del continente, sobre todo en el eje cafetero. Ante esta visión guerrerista, encontramos la explicación del por qué el mismo Juan Manuel Santos, siendo Ministro de la Defensa de Álvaro Uribe Vélez, señaló su orgullo de que Colombia fuese considerado el "Israel de América". Ahora, tiene sentido y podemos entender el por qué Colombia celebró convenios para ser parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Y tan importante es esto, y sobre todo la publicación de este mapa, que el mismo no sólo es conocido en Colombia, por los servicios de análisis estratégicos y de defensa, sino que también este mapa era conocido por el Comandante Supremo y Eterno, Hugo Chávez. Y de ahí, cuando en múltiples oportunidades, cuando desde Colombia, desde la época del segundo mandato de Rafael Caldera, instaban a nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana a las "persecuciones en caliente" contra la guerrilla colombiana, Hugo Chávez siempre se opuso vehementemente, pues además de implicar a nuestro país en un conflicto que no es nuestro, era también dar poder y tomar partido por uno de los bandos, y esto era y es un elemento poco conveniente.

Por otro lado, interesante es el empleo de ciertas terminologías que hasta hace algunos años no eran empleados. Por ejemplo: "Victimas del conflicto" no era empleado, pero ahora si lo es. Esto no es cualquier cosa.

Y esto lo destacamos, puesto que en muchas ocasiones, el lenguaje periodístico oculta la situación real del conflicto armado colombiano, el cuál es mucho más complejo, profundo y que ha tenido sus etapas, por lo que debe ser tratado por expertos del tema, no por cualquiera.

Incluso, en los escenarios de los conflictos geopolíticos y militares futuros, se presentaría hasta incluso la oportunidad de que la República Bolivariana de Venezuela recupere territorios que hemos perdido en diferendos con Colombia. Por ejemplo, la Guajira y Río Hacha, que fueron territorios que en algún momento pertenecieron a Venezuela, por la identificación de esas zonas más hacia el lado de Venezuela que del lado de Colombia, ante escenarios de hipotéticos y eventuales conflictos con Colombia, esos territorios y sus poblaciones pueden ser recuperados para la causa venezolana.

Estas "amenazas" que representa el actual Estado colombiano respecto de sus "vecinos" debe ser profundamente por nuestros Centros de Altos Estudios Estratégicos y de Seguridad y Defensa de la Nación. Porque este es un tema muy serio y que nos salpica, más de lo que muchos nos imaginamos.

Y tan es así, que en las primeras de cambio cuando se conocieron los primeros resultados, hubo una percepción de crisis en Colombia, que el Estado estaba comprometido, de ahí que en los primeros pronunciamientos que tuvo el Presidente Santos al conocerse los resultados fue: "Sigo teniendo el control de la fuerza pública en Colombia".

Además de ello, debemos destacar que la transmisión de las declaraciones de "Timochenko" no salieron en vivo. Y acá nos formulamos algunas interrogantes: ¿Caso fortuito? ¿Será que hubo una "interferencia electrónica" que impidió esa transmisión en vivo?

Y esta última interrogante es válida formularla, ya que el jueves 29 de septiembre de 2016, a 72 horas de la celebración de este plebiscito, hubo un hackeo a la página web de la Registraduría Nacional del Estado Civil en Colombia. ¿Casualidad?

Por otro lado, cabe otra interrogante, luego de conocidos estos resultados: ¿Que hacer con los indígenas, campesinos y los afrodescendientes? Porque no olvidemos que las zonas verdes del mapa, viven las mayorías de estos sectores, además que en las mismas son zonas de recursos estratégicos, y de los cuales la oligarquía colombiana pretende aprovecharse, porque en Colombia, su modelo de desarrollo se basa en el extractivismo, como en la mayoría de nuestros países.

Por ello, no es casual que las bases militares de EEUU en Colombia, se encuentren fundamentalmente en esas zonas, y sean una amenaza que pende sobre nuestra República Bolivariana de Venezuela.

Lo reiteramos, hay un discurso mediático sobre este conflicto, pero no podemos obviar que hay discursos por debajo a los que hay que prestar atención y que no pueden ser ignorados en estos momentos.

Y también es importante que tengamos claro que el hecho de que dos líderes de la estatura de un Juan Manuel Santos y de "Timochenko", no quería decir que el conflicto armado colombiano ya estaba resuelto. Y eso fue lo que reflejaron, en una primera impresión, los resultados de esta consulta.

En estos momentos, sin duda hay "controles de daño" respecto a estos resultados allá en Colombia. La mayoría de los discursos fueron de ocasión. Lo más certero fue la distribución territorial entre el sí y el no. por eso, insistimos por ello, en que este tema no es para principiantes ni para aficionados.

Y sin duda, el Presidente Juan Manuel Santos, uno de los mejores representantes de la oligarquía colombiana, quiso lograr la paz, ya que consideraba que económicamente le era conveniente. Por ahora, este objetivo no se le dio.

Pero por los momentos, dejaremos esto hasta aquí, muy pendientes de nuestra segunda entrega, donde esperamos complementar las apreciaciones y opiniones de ésta.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2787 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a235051.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO