La guerra mediática de EEUU contra líderes de América Latina (I)

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

El pasado mes de diciembre el periodista venezolano José Vicente Rangel trató en su programa de televisión el tema sobre cómo el Pentágono ha creado el Centro de Asistencia Internacional a los Medios, CIMA (sigla en inglés) que se encuentra diseminando desinformación sobre Venezuela. Centros especializados como el CIMA también persiguen a otros gobiernos que Washington encuentra difíciles de aceptar.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, en una de sus intervenciones públicas semanales se refirió a la campaña difamatoria que está siendo dirigida contra su gobierno a través de las redes sociales. Las redes sociales son actualmente la principal plataforma para la guerra mediática.

Una ley sobre los medios de difusión fue puesta en vigencia en Ecuador a partir del mes de junio del 2013 que limita grandemente cualquier campaña propagandística hostil, incluyendo lo que llaman "destapes". Típicamente, tales campañas están dirigidas para comprometer a políticos y a otros personajes adictos al gobierno. La Superintendencia de Informaciones y Comunicaciones, SIC monitorea y evalúa la labor de los medios de comunicación y es responsable de aplicar la ley en Ecuador.

El código penal ecuatoriano incluye un capítulo titulado "Delitos relacionados con las transgresiones cometidas por los medios de comunicación" el cual decreta que los editores y los publicistas son responsables por la publicación de materiales difamatorios u ofensivos. Probablemente Ecuador es el único país de América Latina que ha conseguido instaurar pautas razonables para la labor de los medios de difusión.

Actualmente el Hemisferio Occidental está siendo anegado por un flujo torrencial de "destapes" haciendo hincapié en los nombres de los políticos que están siendo atacados por Washington. Aparentemente la CIA y la NSA están adelantando un plan general que apunta a conseguir que muchas figuras influyentes sean depuestas y enjuiciadas.

Materiales comprometedores sobre Nicolás Maduro, Inazio Lula da Silva, Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner y Evo Morales han sido divulgados por las agencias de inteligencia norteamericanas de una sola vez sin pérdida de tono y estos materiales están siendo usados por la quinta columna pro norteamericana con el propósito de desestabilizar Venezuela, Brasil, Argentina y Bolivia. Esta agresión está principalmente dirigida hacia los líderes que rechazan la doctrina neoliberal y adelantan políticas de reforma social que benefician a amplios estratos de la población.

En Brasil se está desarrollando un complicado problema de corrupción y lavado de petrodólares como también el empleo de "ingresos no declarados" para financiar las campañas electorales del Partido de los Trabajadores en el gobierno. El ex presidente Inazio Lula da Silva (2003-fue detenido durante varias horas e interrogado por un investigador, acusado de recibir sobornos de la empresa Petrobras. De manera específica a Lula da Silva se le pidió que explicara qué dinero tenía él presupuestado gastar en la adquisición de un apartamento que supuestamente él había visitado en privado. Sesenta políticos brasileños, gobernadores y hombres de negocios han sido mencionados en el caso. La investigación proyecta una sombra sobre Dilma Rousseff, la actual presidenta del país. Los medios de oposición brasileños bajo el control de la corporación de medios O Globo sostienen que Rousseff presidió Petrobras durante un lapso en que florecieron esquemas de corrupción dentro de la empresa. De acuerdo con algunos investigadores los contratos firmados por altos funcionarios giraron en torno a porcentajes de sobornos que les fueron personalmente ofrecidos a ellos.

En el centro de la cruzada contra Dilma Rousseff está Aécio Neves, su rival en la reciente elección presidencial, actual senador y frecuente visitante de la embajada norteamericana. Su acuerdo de "colaboración" con los norteamericanos está aún vigente, por lo tanto mucho del material de la NSA proveniente de los archivos sobre Lula da Silva y Dilma Rousseff han sido puestos a disposición de la gente de Neves en los tribunales brasileños, en las instituciones de gobierno y publicaciones de propiedad de la corporación O Globo que han montado un extensa cobertura de estos materiales. En consecuencia, el porcentaje de aceptación de Dilma Rousseff ha bajado. Su coalición de nueve partidos con el partido Fuerza Popular se ha desintegrado. Esto en gran medida se debe al hecho que algunos elementos de la estructura del Partido de los Trabajadores eran vulnerables a las acusaciones.

Se ha desatado una campaña repleta de graves problemas para el país. El ex ministro de hacienda de Brasil, Luiz Carlos Bresser-Pereira, sostiene que "De manera inesperada ha surgido un odio colectivo de parte de los estratos prósperos de la sociedad –los ricos—contra el partido y la presidenta. No es ansiedad o temor, solo odio. Un odio debido a que por primera vez tenemos un gobierno de centro izquierda y que ha permanecido en la izquierda. A pesar de todos los compromisos no ha cambiado. Odio porque el gobierno ha demostrado una fuerte preferencia por los trabajadores y por los pobres en general.

Informaciones delicadas relacionadas con parientes cercanos pueden ser cooptadas si no se encuentra justificación alguna para atacar a un político que los operativos norteamericanos hayan decidido victimizar. Eso es exactamente lo que la DEA, la CIA y los fiscales norteamericanos están haciendo…

http://www.theguardian.com/world/2016/jan/13/venezuelas-first-lady-cilia-flores-us-kidnapped-my-nephews-over-drug-charges

a los sobrinos de Cilia Flores, esposa del presidente Maduro. Los jóvenes fueron detenidos por policías en Haití y entregados a Estados Unidos acusados de conspirar para introducir cocaína a Estados Unidos. Tomará tiempo demostrar que fueron incriminados por agentes de la DEA quienes montaron escenas diseñadas para entrampar a sus "objetivos" en tratos ilegales y la campaña propagandística contra la familia del presidente Maduro está a toda marcha. Según Cilia Flores, los abogados de los acusados van a demostrar que en este incidente los agentes de la DEA en Venezuela están incursos en delitos.

Sigue.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1750 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: