Dos polos opuestos y la paz en Colombia

Soy lector y creyente de Sergio Rodríguez Gelfenstein y de William Ospina, éste habla de un tema muy importante para el pueblo venezolano y el colombiano. Opina Sergio Rodríguez "Durante el mes de marzo que acaba de concluir, hay dos acontecimientos que taladraron el prisma informativo: la visita del presidente Obama a Cuba y la paz en Colombia. Este escribidor trata solo las conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las guerrillas. Dice Ospina "Cada vez es más evidente que ni Santos ni Uribe pueden hacer la paz de Colombia. Ello se debe a que los sectores y poderes que ambos representan han sido los causantes de la guerra y los que más se han beneficiado con ella".

"Es necesario que un tercer actor entre en el debate y en el diálogo, y se encargue de dirimir el tema" (…). "No es que Santos no quiera la paz: es que la quiere sólo para ciertos sectores, y sobre todo para el empresariado comprometido con el proyecto neoliberal". No es que Uribe no quiera la paz: es que la quiere sólo para ciertos sectores, y sobre todo para el minúsculo grupo de los dueños de la tierra. Ambos sólo quieren la paz para los 2.300 nombres que son dueños del 53% de las tierras aprovechables del país, y para los 2.681 que son dueños del 58% de los depósitos que hay en los bancos".

El periodista William Ospina concluye diciendo que ese tercer actor necesario es Colombia. "es la sociedad, la que no cabe ni en los discursos furibundos de Uribe ni en los cálculos sinuosos de Santos. Y es que la pequeña paz que ellos quieren, ellos mismos se encargan de hacerla imposible. Tal vez porque en el fondo saben que esa pequeña paz no cambiará nada, y que más beneficio les resulta prometerla que alcanzarla. ¿Llegará a tiempo el tercer personaje? Ambos, de verdad lo necesitan. Y lo único que yo sé, es que no habrá paz si no llega". Este humilde servidor quien reproduce este artículo, siempre ha sostenido que la paz en Colombia es difícil, porque participan varios actores, entre ellos falta también el gobierno estadounidense, porque es el principal financista y beneficiario de la guerra en Colombia. Posdata. El 9 de abril de 1948, se cumplen 68 años del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán que como lo testimonia Plinio Apuleyo Mendoza fue el momento que se jodio Colombia, existe un libro escrito por el con ese título. Afirma Plinio en su libro, nada a partir de ese momento sería igual que antes en Colombia. El país que conocimos de niños y de hombres de mi generación no guarda semejanza alguna con el país turbulento, azotado por violencias continuas y profusas, con una legalidad y unas instituciones siempre amenazadas, con un mal desarrollo económico, con un Estado regulador e ineficiente, con una vida urbana atemorizada por la inseguridad, que padecemos desde hace varias décadas. Lo dejo hasta aquí, y recomiendo leer el libro titulado. En qué momento se jodio Colombia. Editorial Oveja Negra. 1990. Cra 14 No 79’17, Bogotá.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a226026.htmlCd0NV CAC = Y co = US