Ganó el “Lorenzo Mendoza” argentino. Venezuela pon tus barbas en remojo

Cuando el socialismo no es capaz de satisfacer las nuevas necesidades materiales del pueblo, el capitalismo lo derrota científicamente vendiendo ilusiones y lo saca del corazón del pueblo. Porque más que discurso, socialismo es producción económica y abastecimiento.

¿Por qué perdió las elecciones la izquierda en la Argentina después de 12 años de gobierno? ¿Puede ocurrir un efecto rebote en Venezuela?

Estas respuestas y varias advertencias al socialismo venezolano golpeado por la guerra económica están resumidas en el siguiente material de televisión. Ver video: "Un comunista opina sobre socialismo del siglo XXI"

Pasó lo peor. En las elecciones presidenciales de la Argentina, el candidato del neoliberalismo Mauricio Macri ha derrotado al candidato oficialista Daniel Scioli.

Los argentinos eligieron a un tipo de presidente con una visión económica igual a la de aquellos que durante la década de los 90 y principios de los 2000 pusieron a pasar hambre al país paquetazos neoliberales. No es extraño que los pueblos escojan lo que no les conviene, ocurre cuando los nuevos gobiernos populares, progresistas o socialistas no logran mantener en crecimiento los niveles de bienestar social y económico.

Los pueblos cada día se hacen más exigentes, de allí el temor de algunos dirigentes en cuanto a que los venezolanos pobres lleguen a ser clase media y se conviertan en "escuálidos".

El pueblo tiende a juzgar electoralmente por situación actual de la gestión de gobierno y no por memoria histórica. Entonces queda en segundo plano si el deterioro económico del país lo causa la oposición o el imperialismo, el pueblo espera que el gobierno como "el padre de familia" que debe garantizar "como sea" que los hijos tengan alimentación, salud, vestimenta, etc.

El neoliberalismo, expresión más agresiva del capitalismo, es un criminal encantador de masas y logra retomar el poder cuando los socialismos se estancan por obra de sabotajes internos, externos, guerras económicas, burocratismo, corrupción, improductividad, o depreciación de sus materias primas exportables. Es decir, perversa es la derecha que hace la guerra económica pero débil es la izquierda que se la deja hacer. Los revolucionarios venezolanos debemos ver una señal de alerta roja en la Argentina reconquistada electoralmente por el neoliberalismo. Fue el pueblo quien soberanamente decidió retornar al pasado por su inconformidad con el presente.

El electorado no vota por un candidato comparando como se vivía hace veinte años, sin por cómo vivía hace un año o dos ya que sus niveles de exigencia son crecientes cuando logra subir de clase social. Entonces, los pobres de ayer son los que hoy convertidos en clase media podrían desalojar del poder al gobierno que los sacó de la pobreza en tiempo lejano pero que en época reciente no fue capaz de extender beneficios para las nuevas capas medias.

Este acontecimiento pone fin a doce años de gobierno de los Kirchner cuya orientación fue considerada anti neoliberal en lo económico por su resistencia contra el Fondo Monetario Internacional y el ALCA promovido por EEUU.

El Kirchnerismo Peronismo de la Argentina fue aliado fundamental de la Venezuela liderada por Hugo Chávez en los procesos de integración de América Latina desde 2003. Después de Brasil, es la Argentina el país suramericano más poblado y económicamente más influyente de la región.

Macri no es cualquier personaje de la burguesía, sino mas bien el equivalente del burgués súper millonario Lorenzo Mendoza en Venezuela. Lorenzo se convirtió en un producto comercial famoso en la población con su empresa Polar. Macri, también lanzado a la fama como presidente del club de fútbol más amado de su país, el Boca Juniors (comparte el trono con River Plate), ha mercadeado la imagen del empresario, joven, triunfante y capaz de multiplicar los panes para los pobres con un capitalismo popular.

Vienen tiempos dolorosos para la Argentina y el avance antiimperialista de América Latina porque las políticas de solidaridad social serán revertidas en ese país suramericano, la austeridad neoliberal y los recortes sociales serán reinstaurados como en tiempos del ex presidente argentino Carlos Menem y su asesor Domingo Cavallo, discípulo de economistas neoliberales como John Maynard Keynes y Francis Fukuyama. Esto significa recorte de salarios, pensiones, jubilaciones, programas sociales y libertinaje para el capital empresarial.

En lo continental, Macri combatirá ferozmente a la Venezuela Bolivariana para bloquearla en MERCOSUR y prestara apoyo a la oposición venezolana para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

Frente al avance de la derecha en la Argentina, desde Venezuela los revolucionarios chavistas decimos: Unidad, lucha, batalla y victoria. Argentina, no te rindas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9040 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: