El "backwardation" prolongado en el precio del oro presagia el fin del dólar yanqui

El "backwardation" o retroceso en la cotización del oro es cuando el precio actual (spot) es más alto que el contrato a futuro más cercano; esta anomalía se ha vuelto más frecuente en los últimos años y ha encendido las alarmas de los mercados capitalistas. ¿Por qué es una rareza el "backwardation" en el rey de los metales? Por una sencilla razón: lo normal es que los contratos a futuro sean más caros debido a la inflación y los costos de almacenaje; lo contrario denota que hay "escasez" de la aleación dorada y el "backwardation" es una especie de estímulo para la venta del oro. En teoría, con esta prima las denominadas "manos fuertes" (aquellas personas que invierten en el metal con el fin de atesorarlo a largo plazo) dejarían ir unas cuantas onzas amarillas en un contexto donde cada vez es más arduo obtener el producto en físico.

La mentada "escasez" del oro es un fenómeno atípico porque la totalidad de éste, a lo largo del devenir de la Historia, ha sido guardada de una u otra forma; el oro, al contrario de la plata, no tiene mayores usos industriales y sólo sirve como reserva de valor. Cuando las "manos fuertes" no desean ofrecer sus onzas en el mercado, platicamos de la exigüidad del rey de los metales y es por ello que entra en escena el "backwardation" o retroceso. En el pasado, uno de los elementos más papables de éste era el interés a futuro del oro (GOFO, en inglés) en terrenos negativos; verbigracia, en 2014 se podía pedir un préstamo por 120 mil dólares ofreciendo como garantía lingotes; al vencimiento del convenio, se devolvían 119 mil billetes verdes y se recuperaban las onzas. C’est-á-dire, se ganaba dinero sólo con proporcionar el metal dorado, ya que la "carencia" del mismo era (y es) bárbara y el incentivo podía alcanzar límites insospechados como el del desaparecido GOFO. De hecho, a partir del 30 de enero de 2015, la LBMA (Asociación del Mercado de Lingotes de Londres) decidió dar la estocada definitiva al GOFO con el objeto de tranquilizar a los banqueros y –en especial- a la Reserva Federal. La señal que enviaba el interés a futuro del oro era inequívoca: la gente está desesperada por conseguir el metal en físico porque presiente que algo no anda bien y éste es un refugio inexpugnable. Igualmente, deshacerse de los "Benjamines" para adquirir la "reliquia bárbara" es un síntoma de la falta de confianza en el engendro inorgánico de la Fed: el dólar. A pesar de que el GOFO está descontinuado, la manifiesta divergencia entre el precio actual y los contratos a futuro del oro desvela las angustias existentes en compradores imposibilitados de satisfacer su apetito voraz por la "mascota de piedra". Quizás por lo pretérito, la campaña de silencio en los medios de comunicación apologistas con respecto al "backwardation" o retroceso, ha sido abismal y descarada.

Por ejemplo, en la COMEX de Nueva York, durante la jornada del 17/08/2015 (*), el importe "spot" de la onza dorada era de $1.112,90. En cambio, el del contrato a futuro de septiembre y octubre era de $1.112,40 (¡50 centavos menos!) y el de diciembre, de $1.112,70 (¡20 centavos menos!). ¿Que no es mucho dinero? Sumemos cada centavo por cientos o miles de onzas y otro gallo cantará. En el caso de Londres, el diferencial llegó a ser de ¡siete dólares! en relación con el contrato del mes ulterior. De acuerdo con expertos en la materia como James Turk (autor de The Money Bubble), nunca antes se había visto en la historia monetaria un "backwardation" o retroceso tan prolongado en la cotización del oro.

LA COMEX, LA FED Y EL FIN DEL DÓLAR

La Commodity Exchange o COMEX, fundada en 1933, es la principal bolsa de comercio de futuros de metales como el oro, la plata, el cobre o el aluminio, en el orbe. Los inventarios de lingotes áureos de ésta han caído desde poco más de un millón de onzas, en septiembre de 2014, hasta 185.314 en septiembre de este año (**). Es decir, cada vez hay menos oro tangible que cumpla con los ETF, verbigracia, y se ha arribado a la cifra récord de 228 onzas de papel por cada onza física disponible para la entrega. ¡Una locura! O sea, si todos aquellos que poseen certificados de oro fuesen a reclamar sus quilates "contantes y sonantes", muchísimos se quedarían con las manos extendidas y la COMEX caería en auténtico "default". En ídem dirección, la Reserva Federal de EEUU ha sufrido de retiros masivos del rey de los metales, por parte de algunos países que han dejado en custodia su oro monetario en las bóvedas del banco central gringo. Por ejemplo, la sede de Nueva York de la Fed ha perdido 246 toneladas que han sido repatriadas, principalmente por Alemania y los Países Bajos, desde 2014 (***). El nivel actual de barras gualdas -en el enclave de la Fed en la Gran Manzana- es de 5.950 toneladas, el más bajo en décadas si tomamos en cuenta que en 2006 dicho guarismo se hallaba en 6.600. Además, otras naciones tienen la sólida intención de reivindicar sus lingotes a la Reserva Federal, como consecuencia del creciente ambiente de inestabilidad económica a escala mundial y de los pertinaces rumores de que Washington ha estado liquidando el oro propio y ajeno en operaciones encubiertas.

Lo que haría saltar por los aires el fraudulento sistema de reserva fraccionaria de la COMEX, verbigracia, sería que un "pez gordo" exigiera la entrega física de una considerable cuantía de onzas áureas y la bolsa de metales no lograra cumplir con esta obligación. Lo pretérito desataría una reacción en cadena debido a que el pánico se apoderaría de los tenedores de ETF, futuros, opciones y "swap", y estos se volcarían en masa a requerir unas onzas que literalmente no existen. A su vez, la oferta de oro desaparecería de los mercados capitalistas ya que nadie estaría dispuesto a aceptar dólares por sus lingotes. El escenario en cuestión sería el acta de defunción "de facto" del billete verde estadounidense y su inminente extinción como moneda global. El "backwardation" o retroceso dilatado en la estimación del rey de los metales, indica que esa coyuntura está muy cerca.

(*) Backwardation, Can You Explain It To Me?: http://www.jsmineset.com/2015/08/18/backwardation-can-you-explain-it-to-me/

(**) Something Just Snapped At The Comex (Updated): http://www.zerohedge.com/news/2015-09-09/something-just-snapped-comex?page=1

(***) Since 2014 Foreign Central Banks Have Withdrawn 246 Tons Of Gold From The NY Fed: http://www.zerohedge.com/news/2015-08-30/2014-foreign-central-banks-have-withdrawn-246-tons-gold-ny-fed

   
       
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1751 veces.



Adán González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a214312.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO