El claro oscuro de la Democracia y los Derechos Humanos en Venezuela y América Latina

Hay una insatisfacción con las democracias en América Latina, al menos eso sienten algunos demócratas, al parecer ningún régimen político resulta del todo de la aprobación general, no hay democracia perfecta, cada país de América latina tiene su claro oscuro, no han logrado responder todas las expectativas de sus ciudadanos y ciudadanas. En Venezuela por ejemplo un grupo de panelistas integrado por el Argelia Rios, Rodrigo Agudo, Pedro Benítez, Asdrúbal Hernández, Evelyn Rodríguez, Luis Vezga Godoy, Orlando Ochoa, y Fernando Martínez Mottola, señalaron que "….el país está entrando en una hiperinflación con sueldos y salarios rezagados, una producción trancada por controles, supervisiones, fiscalizaciones y una oferta desalentada en la que los empresarios esperan que algo pase para no tener que cerrar. Con esto, de aquí a las parlamentarias, entraría a hiperinflación dinámica y las propuestas que han llegado al presidente Nicolás Maduro las rechaza porque estar en víspera de unas elecciones. Sin embargo, la espera hasta las parlamentarias, de no hacer nada, podría ser letal, según los panelistas" (1). ¿Por culpa de quienes están rezagados los sueldos y salarios, de los empresarios capitalistas?

Respecto a la América Latina, existen una heterogeneidad política, o también "diversidad de ideologías" de como concebir la democracia, como bien la llama Guillermo Antonio Zurga, y Venezuela no es la excepción en este escenario, en todo caso, se enfatiza mucho en permitir que los pueblos se den soberanamente sus propios gobiernos, sin injerencias de otras naciones, independientemente del tipo sistema de gobierno que éstos decidan elegir" (2). Esto corrobora que cada pueblo se da el tipo de gobierno en democracia que decida. El que nos guste el tipo de democracia o no es asunto de las ideologías , pero eso lo deciden las mayorías electoralmente, y eso hay que respetarlo si en verdad somos demócratas como son los casos de Los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela y de la cual se queja Guillermo Zuloaga a quienes cataloga de "ejemplos típicos anti democráticos que se nos quiere imponer en Latinoamérica" (3), olvida este caballero que ninguno de estos países son "ejemplos de antidemocracia" hablando electoralmente, para decir que se le trata de "imponérseles" a los pueblos.

Toda democracia tiene problemas, los de Venezuela arriba mencionados de acuerdo con los panelistas revela que existe un problema social, económico y político, veamos; "hiperinflación con sueldos y salarios rezagados", no es simplemente un asunto solo del gobierno, es también de los empresarios capitalistas. La hiperinflación es un problema empresarial, el aumento exagerado de los precios de las mercancías de bienes y servicios a causa no del gasto público, (el déficit fiscal como quieren evadir su responsabilidad los empresarios) sino que tiene carácter estructural, no solo interno sino también externo, en especial por la dependencia de los petrodólares del Estado (y no del gobierno), asimismo, tenemos "una producción estancada por los controles, supervisiones, fiscalizaciones y una oferta desalentada en la que los empresarios esperan que algo pase para no tener que cerrar", aquí en verdad no hay país alguno donde el gobierno no tenga funciones administrativas sobre las actividades económicas, sanitarias y públicas; no puede permitirse la especulación de los precios, la negación de los bienes a los consumidores, tasas exageradas de ganancias, la inaccesibidad de los bienes y servicios que son derechos democráticos, (la hiperinflación es negar los bienes básicos al pueblo).

Lo primero que hay que tener en cuenta en democracia es la libertad de ideas, "la pluralidad de ideologías", Guillermo A. Zurga indica que "Actualmente, se enfatiza mucho en permitir que los pueblos se den soberanamente sus propios gobiernos, sin injerencias de otras naciones, independientemente del tipo sistema de gobierno que éstos decidan elegir. Algo así como una apología a la diversidad ideología en los gobiernos" (4). Naturalmente, cada pueblo decide el tipo de democracia y es al pueblo quien le corresponde decidir "sin injerencia extranjera" sobre sus propios destinos "independientemente del tipo de sistema de gobierno que estos decidan elegir", claramente es el respeto a la democracia, a la soberanía, y no una apología a la filosofía política de la forma tradicional de concebir la democracia (Liberal-representativa).

Dado que existen diversidad ideológica de como concebir la democracia, todos tenemos el consenso que por la vía electoral dirimimos nuestras diferencias, y una vez aceptado el resultado electoral, tenemos un gobierno electo por el pueblo, aun cuando sea del signo político distinto a nuestra ideología, sin embargo no es el caso de los panelistas antes mencionado, en particular del señor Luis Ugalde, quienes frente al gobierno bolivariano liderado por Nicolás Maduro han decidido preparar "una transición hacia la democracia en el país" antes de que termine el periodo electoral, producto de la desesperación política, del clamor empresarial.

Por otra parte; dada una correlación de fuerzas sociales y políticas en Venezuela aparte de la institucionalidad del Estado, la oposición política venezolana desea "saltarse la normativa democrática", no quiere esperar dirimir las diferencias políticas por votos, sino que busca de manera denodada, "un dialogo, una negociación", claro mostrándole musculo al gobierno, su fuerza sustentada en la artillería de los precios de los bienes y servicios, (hiperinflación), estancamiento de producción de bienes sometiendo a la población a la crisis de las colas y "el desatentamiento de la oferta causando el desabastecimiento para desmoralizar al pueblo de su gobierno, su objetivo es chantajear al gobierno, desmontar los controles, imponer el neoliberalismo, partiendo de la idea de que "sí se tiene la convicción de que se puede estar en el Gobierno sin la ayuda del otro", vale decir imponer políticas valiéndose del chantaje de las libertades económicas para imponer ese modelo de democracia liberal.

El resultado de esa manera de gestionar las acciones contra el gobierno de Maduro (detrás de bastidores) se sustenta en la idea que de no aceptar "el marco claro", de su "visión de transición", de acciones de ajustes neoliberales, de negociación bajo la presión, (la ofensiva económica capitalista, o guerra economica) como dice el señor Ugalde, (El jesuita) "…que lo importante es que el Gobierno o sus representantes entiendan que el país va a seguir empeorando. "No hay ninguna otra fórmula ni externa ni interna, sino crear un consenso más amplio con aquellos que, hasta hoy, yo he considerado bandidos. A eso se llega porque cada día estamos peor y se va a sentir la presión por todos lados. Va a haber un clamor" (5). "Consenso, presión y clamor", es la manera como entiende la democracia, y no por el derecho de las mayorías, como las minorías se hayan en desventajas, han perdido poder político, capacidad económica, y hasta fuerza social, no pueden imponer su voluntad, más si de su lado no se halla la fuerza del Estado.

Entonces no veo como la pluralidad de ideas sobra la democracia no puedan convivir, si una de las partes, no acepta la norma democrática, apelando a la presión, el chantaje y la fuerza económica para hacer estallar el clamor popular, el que esperan para cambiar la correlación de fuerzas en la Asamblea Nacional en las próximas elecciones legislativas del 6 de diciembre del año en curso. Pero no solo apelan "al consenso" como instrumento de chantaje al gobierno de Maduro hacia donde lo quieren llevar, ellos desean que el gobierno vaya a una "negociación siempre va a ser odiosa para ambos lados porque se supone que eres un traidor si hablas con alguien del otro bando. Tiene que haber una visión de transición y que ambas partes se sacrifiquen por algo que vale la pena" (6). Por un lado dicen que ambas partes se sacrifiquen, oposición y gobierno, pero por encima de estos sacrificios políticos, dice Ugalde, tiene que haber un marco, "la visión de transición" a la democracia neoliberal, lo cual pone en desventaja al gobierno chavista, renunciando a sus valores democráticos, al chavismo, al derecho de las mayorías por el de una minoría, el dogma neoliberal.

Dice Guillermo A. Zurga que "Sí reflexionamos sobre el tema, nos percatamos de que existen ideologías políticas totalitarias, como el marxismo leninismo, ultra nacionalismo, fascismo u otras; que participan en la vida democrática de Latinoamérica, con camuflajes indicativos de ser partidos democráticos, los cuales una vez que están en el poder habiendo ganado las elecciones, se quitan las máscaras y empiezan a actuar tal como lo indican sus dogmas revolucionarios. Los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela; son ejemplos típicos de esa norma anti democrática que se nos quiere imponer en Latinoamérica, sin ni siquiera permitírsenos manifestar nuestro desacuerdo ante la justicia, por estar ésta secuestrada en tales países" (7). En verdad, ¿Quiénes se quitan en Venezuela las máscaras de demócratas?, al parecer por lo que hemos vistos, es la oposición que quiere imponer un discurso neoliberal, ajustes silentes, golpes suaves, precios liberados, nulidad de controles, presión, marco de negociación odiosa, basado en la visión de transición, (siendo minoría electoral).

La gestiones de los gobiernos populares democráticos electoralmente aprobado por el pueblo, basados en las ideología bolivarianas, ciudadana, indigenistas, sandinista, kirchnerista, lulista, han demostrado haberse ganado la voluntad popular, y las reiteradas elecciones de ratificación en el Poder demuestran, "no un camuflaje" sino la confianza transparente de sus pueblos, de que es el camino del bienestar social, de la mayor suma de felicidad, por ello, los pueblos los consolidan en los cargos públicos, los atornillan de manera "aceptable, respetable, inobjetable" "los enchufan" pese a que las minorías tengan un sabor amargo que no terminan de digerir, sobre todo los cambios normativos y constitucionales a las cuales la oposición en estos países califica de "violación del Estado de Derecho", (…), alargar los períodos presidenciales y permitir la reelección indefinida en cargos de elección popular, para atornillarse y eternizarse en el poder (8). Entonces mal podríamos llamarlos "antidemocrático, totalitaristas", cuando las asambleas nacionales electas por el pueblo han decidido leyes que mejor convengan al país respetando y profundizando los derechos humanos.

Claro, los resultados de la gestión democrática se hacen sentir en el nivel de vida de los pueblos de Argentina, Brasil, Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Bolívia, Cuba, que califica Guillermo A. Zurga como de "funesta realidad, se empezarán a observar en el transcurso del tiempo, cuando las "otras" naciones latinoamericanas empiecen a copiar a los países del Alba, e inicien un cambio en sus constituciones…". Es otro modelo de democracia (participativa y protagónica además complementaria con la representativa) que se apartó del léxico liberal y neoliberal en reconocer el sentido originario y usual de la palabra democracia, Poder Popular, Poder del Pueblo, con el pueblo y para el pueblo, esto no lo pueden entender ni los panelistas, ni Ugalde, ni Guillermo A. Zurga, para ellos la democracia tienen un solo significado, representatividad del poder, libertad sin Estado, libertad sin gobierno, libertad sin regulaciones, sin controles, sin supervisiones, sin fiscalizaciones, anarquía del individuo, poder absolutista del individuo por encima del colectivo social, soberanía real individual por encima de la soberanía nacional.

Pese a todas estas circunstancias, en esos regímenes políticos de democracia en ellas, "existen ideologías políticas totalitarias, como el marxismo leninismo, ultra nacionalismo, fascismo u otras" toda una diversidad ideológicas, pero la oposición venezolana no termina de digerir, el sabor amargo de la derrota electoral en democracia, la perdida de los privilegios jurídicos, el estado de desigualdad social y económica, esa "funesta realidad" para los disfrazados de demócratas les indica que se viola es "el estado de derecho", de los antiguos privilegios económicos, sociales y políticos, por eso les dejan "un sabor amargo" la actual situación política, el convivir contras ideologías que los trascienden en democracia, el marxismo leninismo, el nacionalismo, el indigenismo latinoamericano, la revolución ciudadana y en especial, la revolución chavista y bolivariana. Veamos a manera de ejemplo, que dice la intolerancia de G. Zurga respecto a la decisión de los Estados Unidos de normalizar sus relaciones con Cuba: "Aceptar libremente al gobierno comunista de Cuba en una sociedad democrática, como la de América, solo por el interés comercial aunado a la alcahuetería de algunas naciones, es por lo menos un gran signo de debilidad, que en nada beneficia a la democracia, ni a los pueblos oprimidos por tales gobiernos" (9). No en vano se sentó la guerrilla salvadoreña a negociar la paz, el gobierno de Santos con la FALN, la falange y los comunista a negociación y ahora los Estados Unidos a sentarse con los comunistas (bandidos del gobierno según Ugalde o Zurga).

Somos testigos de la intolerancia política de los demócratas con la revoluciones sociales (cuando fue una revolución burguesa la que los llevó al poder a la sociedad capitalista contra el régimen monárquico), en particular contra un sociedad donde la ideología marxista leninista derrocó una dictadura, la de Baptista, que abrió la democracia popular en el sentido del uso social que muy distinto al que se ha dado en América Latina, el acceso gratuito a la educación, la salud, la vivienda, los servicios públicos, diferente a léxico hegemónico simbólico que lo entienden los demócratas liberales de América, y que llaman "alcahuetería de las naciones", en especial la de EE.UU., el aceptar esas relaciones comerciales, un "signo de debilidad" ideológica a la tolerancia con "la diversidad ideológica", y eso que después piden, un marco de negociación, una visión de transición sobre la base de la presión que las democracias no populares o representativas, exigen con el engaño a los pueblos oprimidos, por disentir con la justicia, llaman a protestar contra el gobierno electo del pueblo, pretendiendo secuestrar la democracia a los electores con la estrategia de guarimbas o consenso, así son los demócratas de América, los defensores del capitalismo, que se quitan sus máscaras de demócratas dejando ver sus rostros fascistas teniendo temor de que las otras naciones comiencen "a copiar" el ejemplo de los países del ALBA.

Es el lado oscuro de los demócratas de América, de los liberales demócratas y neoliberales bajo el acuerdo de Washington, por un lado hablan de la defensa de los derechos humanos cuando en sus países niegan los derechos a la gratuidad de la enseñanza como en Chile, llaman a respetar los derechos humanos cuando niegan el derecho a la salud gratuita como en Estados Unidos, presumen de un modelo de democracia en defensa de esta, con el fortalecimiento de palabra de los derechos humanos, de la justicia y de las libertades de manera formal, en el papel, cuando los indígenas en el Perú se les conculcan estos derechos, a los mineros en especial, se les niega el derecho a la tierra, a los campesinos colombianos, ni que decir de los Estados Unidos donde el problema racial no ha sido superado, y coloca a la brutalidad policial como fuerza que reprime las protestas en testimonio de que es mentira de que en el mundo se ha venido fortaleciendo los derechos humanos.

De manera que sabemos que el capitalismo y su desarrollo desigual no puede a todas luces engañarnos con su modelo democracia de privilegios reales, pretendiendo hacernos creer "(…) que el desarrollo económico de los pueblos se logra con mayor facilidad, certeza y garantía; en naciones con sistemas de gobiernos democráticos, que en naciones con sistemas de gobiernos totalitarios" (10). Que prueben estos demócratas capitalistas dónde están las garantías sociales, donde la certeza, donde las facilidades para que los pueblos tengan acceso a los derechos humanos, cuando un expresidente demócrata de Chile, Piñeira, negando el derecho a la educación dijo, ""Todos quisiéramos que la educación, la salud y muchas cosas más fueran gratis para todos, pero quiero recordar que, al fin y al cabo, nada es gratis en esta vida, alguien lo tiene que pagar" (11). Vemos como los demócratas liberales sin quitan la máscara, son demócratas de papel, de palabras huecas.

Luego estos demócratas para no seguir el ejemplo del ALBA en América Latina y el Caribe, procurando hacer renunciar al Estado de sus obligaciones para con sus ciudadanos y ciudadanas, dicen que "alguien tiene que pagar" por lo derechos, siguiendo sus concepciones mercantilistas de la democracia, y peor aún con modelo de progreso social donde se pagan los peores salarios, además de eso para sostener el régimen de la democracia capitalista, de desigualdad social, además exigen que los ciudadanos y ciudadanas también deben pagar por su educación, por su salud, por sus viviendas, por su bienestar, total nada es gratis en la vida, el único derecho liberal en el léxico de estas democracia es ser libre, sin derecho a más nada, renunciando hasta la soberanía.

Seguido; nos ponen la vitrina: "Un ejemplo muy conocido es el de China, nación ésta que con un sistema político comunista, tuvo que renunciar al sistema económico socialista y resignarse a utilizar el sistema económico de libre mercado, o capitalismo. Esto, para poder satisfacer las ingentes e inaplazables necesidades de su pueblo, que no lograron ser atendidas con el socialismo, marxismo leninismo o sistema económico estatista". Que ha logrado Venezuela con "su sistema estatista" (aún no marxista leninista) en lo social con su revolución bolivariana y chavista. Veamos: En el año 1988 el nivel de pobreza era de 49% en el año 2014 este índice esta en 19%, y el índice de miseria ósea la llamada pobreza extrema paso del 26 % al 5.4% en 2014. Sumados los 2 índices en 1988 la población en pobreza en Venezuela era del 75% y al 2014 es del 24.4 %, estas cifras del INE han sido avaladas por el PNUD y la meta es bajar para el 2021 el índice de miseria a cero y la pobreza llevarla a una cifra menor al 10%. En cuanto a la construcción de viviendas el gobierno revolucionario ha construido en los tres últimos años 700.000 viviendas, al finalizar este año 2015 espera entregar la vivienda número 1.000.000 y llegar al año 2019 entregando 3.000.000 de viviendas dignas" (12).

"Por los lados de la educación la revolución ha entregado a los estudiantes de educación primaria, bachillerato y media diversificada, 4.200.000 computadores portátiles en el denominado PROYECTO CANAIMA EDUCATIVO, en el 2015 se ha empezado a entregar tabletas de computación a los estudiantes universitarios en una cifra inicial de 100.000 esperando en 2 años alcanzar el total de la población universitaria, población está que es en sí otro logro ya que de aquella llamada población flotante de estudiantes sin acceso a la educación universitaria, la cifra de estudiantes universitarios en pregrado y postgrado antes del año 2000 era de 894.418 al cierre de 2014 esta cifra era 2.630.000 estudiantes, reconociendo la UNESCO que Venezuela posee la quinta población universitaria del mundo y la segunda en Latinoamérica. Desde el año 1999 la REVOLUCION ha creado 30 nuevas instituciones universitarias todas de acceso gratuito" (13).

En cuanto a "El sistema de salud a pesar de los altibajos propio de nuestras contradicciones se universalizó el acceso a la salud con la implementación de la MISION BARRIO ADENTRO en la que se han construido y dotado 1600 consultorios populares, y en funcionamientos 380 de 600 CDI (Centro diagnósticos integrales) planificados, 360 SRI (Salas de rehabilitación Integral) de 600 planificados, y 18 CAT (Centros de alta tecnología) de 35 planificadas, todos operando con la ayuda de la misión médica Cubana y médicos Venezolanos formados por la REVOLUCION para tal fin. En estos sitios se prestan de manera gratuita de atención primaria en salud, consulta externa, consulta odontológica, oftalmología, optometría, rayos X, exámenes de laboratorio, imágenes diagnósticas, terapias de rehabilitación, pequeñas cirugías etc. Y en el sistema tradicional de salud a pesar de las trabas y los vicios incrustados y heredados se ha avanzado enormemente en la dotación, construcción y rehabilitación de Hospitales y nuevos Hospitales, el caso más emblemático el HOSPITAL CARDIOLOGICO INFANTIL "Dr. GILBERTO RODRIGUEZ OCHOA" Insignia y orgullo de la REVOLUCION. El número de personas pensionadas en Venezuela paso de 387.007 en 1988 a 2.783.000 en 2015, todos recibiendo el salario mínimo legal mensual vigente, pudiendo los viudos o viudas y los hijos o hijas discapacitados recibir además la pensión de superviviente sin importa si estos previamente ya reciben una" (14).

Estos para mencionar los ejemplos de "la realidad funesta" que la democracia liberal no desea se propague en América Latina, el señor Zurga que socava las bondades de su modelo de privatización, total nada es gratis en la vida, pero en los modelos estatistas, alguien tiene que asumir la responsabilidad de acuerdo con Piñeira, de sus ciudadanos y ciudadanas, no pueden quedar al desamparo de los controles del mercado, eso si nos aceptamos como una nación, una sociedad, y Venezuela sin renunciar al socialismo del siglo XXI --como dicen que China comunista así lo hizo según su propaganda--, ha logrado grandes metas, sin embargo, encuentra la resistencia de los demócratas liberales, por eso su resistencia politica, su propuesta de "transición al libre mercado", a las privatizaciones donde "nada es gratis en la vida" y si no es así, ¿Que nos digan no con sus discursos ideológicos, huecos, sino con pruebas, que cosa son los derechos humanos para el capitalismo, para la democracia representativa, para el pueblo soberano dueño de sus riquezas?¿Que nos expliquen que significa "poder satisfacer las ingentes e inaplazables necesidades de su pueblo"?.

El modelo que propone Ugalde, Zurga y los panelistas, a todas luces, es "Abrirse al capitalismo", creer ingenuamente que con la democracia capitalista se tienen "facilidad, certeza y garantía" para el desarrollo social, creer inocentemente en los principios y valores democráticos capitalistas, en lograr el desarrollo económico de los pueblos y presentan la situación venezolana "..en una hiperinflación con sueldos y salarios rezagados, una producción trancada por controles, supervisiones, fiscalizaciones y una oferta desalentada en la que los empresarios esperan que algo pase para no tener que cerrar", como ejemplo de fracaso en el desarrollo económico, cuando hemos vistos las bondades sociales de la orientación socialista del gobierno bolivariano, muy distintas a las bondades que se disfrutan desigualmente en el capitalismo, donde nada es gratis, ni siquiera los ciudadanos y ciudadanos tienen derecho a disfrutar de los derechos humanos que le otorga formalmente la democracia (capitalista).

Asi que terminemos con "el claro oscuro de la democracia" en Venezuela y la América Latina, la que quieren ver los socialistas y los demócratas liberales en Venezuela. Se sabe que la oposición intolerante y fascista quiere acabar con la situación, presionando el clamor popular, con las colas, la carestía, el bachaqueo, la especulación, la terapia chilena conque derrocaron el gobierno popular de Salvador Allende, sin embargo, nos advierte el señor Ugalde que ese clamor "no va a terminar ni en Guerra civil ni en Golpe Militar (…). El viento internacional latinoamericano va en contra de Venezuela, ya que se convirtió en una molestia para la comunidad. Así que un Golpe puro y duro no tendría apoyo ni de Europa ni de EEUU ni de Unasur" (15). No creo que sea un viento en contra de la democracia en Venezuela ni en ningún país de América Latina sabiendo que no se apoyará por principios ningún golpe de Estado, ni contra Maduro ni contra nadie. ¿Salida democrática?, termina diciendo los panelistas, "El problema no es si la oposición acepta, sino si el Gobierno acepta y para eso hay que obligar", el Gobierno no va a dialogar porque le guste dialogar, ya que va contra todos sus principios, pero la realidad del día a día, la desesperación de la gente y las elecciones van a obligar a que se dé este paso hacia un consenso y un Gobierno de transición, sin embargo, Ugalde señaló que la transición no será ninguna estrella del Gobierno, ni de la oposición porque las negociaciones son odiosas" (17), desde este ángulo, los demócratas del distinguido Panel invitado por el señor Ugalde se quitan las máscara, "hay que obligar" al gobierno y eso solo es posible, haciendo "sentir la presión por todos lados". Va a haber un clamor con la presión del desabastecimiento, la hiperinflación, la oferta de bienes desalentada, con la escases y especulación de los bachaqueros, así actúan los demócratas con el método totalitario fascista implementado en Chile, como dice el jesuita Ugalde, llamando al dialogo, vale decir a una "negociación, es como cuando a una madre le dicen que tienen que operar a su hijo. Si no se opera, se muere. A partir de esa convicción puede haber una negociación" (16), el recurso del hambre, de la muerte, desde estas posiciones del clamor de los negociantes, desde el terror invitan a dialogar al gobierno, tratando de que renuncie el gobierno a sus principios bolivarianos, a su marco revolucionario, cosa que a la vista no hará Nicolás Maduro, el obrero heredero político de Chávez.

Fuentes:

1.-Glexi Montero, "Es necesario un consenso para la transición en Venezuela", Analítica.com, 22 de junio de 2015,

2.-Gullermo Antonio Zurga, Analísitica.com, 15 de abril de 2015

3.-Idem.

4.-Idem.

5.-Glexis M., Ob.cit.

6.-Idem.

7.-Guillermo Z., Ob. Cit.

8.-Idem.

9.-Idem.

10.-Idem.

11.-11.-La tercera, "Presidente Piñera dice que "nada es gratis en esta vida" y que la educación no puede ser gratis para todos", http://latercera.com/noticia/politica/2011/08/674-385666-9-presidente-pinera-dice-que-nada-es-gratis-en-esta-vida-y-que-la-educacion-no.shtml, 11-08-2011.

12.-Raul Gómez Ortiz, "Venezuela, su sistema económico y crisis mundial", Aporrea, 23/06/2015.

13.-Idem.

14.-Idem.

15.-Glexis M., Ob. Cit.

16.-Idem.

17.-Idem.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2425 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a209767.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO