Caballo de troya de Soros dentro del nuevo gobierno de Grecia

Mientras Grecia celebra el comienzo de su gobierno anti-austeridad, la euforia debería ser atemperada con un poco de realismo.  Aunque el nuevo Primer Ministro, Alexis Tsipras, le puso a su hijo el nombre “Ernesto” por el revolucionario cubano-argentino Ernesto “Che” Guevara y que la gran mayoría de su gobierno de nueva Coalición de Izquierda Radical, SYRISA,  exhibe buenas credenciales izquierdistas y laborales, necesariamente no puede decirse lo mismo por el hombre que Tsipras escogió como el nuevo Ministro de Hacienda de Grecia, YanisVarufakis, ciudadano australiano educado en Gran Bretaña que trabajó como profesor en la Universidad de Texas.  Europa ya ha visto a esos binacionales que exhiben lealtades conflictivas tomar el poder en países de la Europa Oriental, notoriamente en Ucrania, donde la norteamericana, Natalie Jaresko se convirtió en ministra de finanzas para administrarle  a Ucrania las “píldoras ponzoñosas” recetadas por el Fondo Monetario Internacional, FMI y por el Banco Central Europeo, BCE. 

Hoy en día las naciones de Europa Central y Oriental están llenas de globalistas del tipo público y de aquellos de la variedad “cripto” con muchos de ellos, como Varufakis, ciudadanos con un pasado residente legal en otras naciones.  La ministra de hacienda de Rumania, IonaPetrescu, es una graduada de Wellesley y Harvard y ex miembro del Instituto Republicano Nacional del Partido Republicano de Estados Unidos y del neo-conservador y anti-ruso Instituto Empresarial de Estados Unidos, (AEI sigla en inglés).  También trabajó como profesora en la Universidad de Maryland.  A pesar que los contactos derechistas de Petrescu en Washington parecieran no concordar con los vínculos neo-liberales de la Brookings Institution de Varufakis en el mundo de las diferencias políticas de fantasía.  Petrescu y Varufakis son los dos lados de una misma moneda.  Cuando uno rastrea el dinero que contribuyó a la creación de estos dos ministros de hacienda, como también a Jaresko , todos los caminos conducen a Washington y a instituciones que son amamantadas por la ubre de la Agencia Central de Inteligencia y de una vasta gama de instituciones de fachada.

El currículum vitae de Varufakis al igual que el de Jaresko apesta a vínculos globalistas entretejidos con George Soros.  Tratándose de un ministro de hacienda el cual –si hemos de creerle a la prensa corporativa—enfrentará las medidas de austeridad impuestas a los fallidos gobiernos conservadores y social demócratas de Grecia por la Troika del FMI, el BCE y la Comisión Europea, Varufasisisha tenido una estrecha relación con las entidades globales a las cuales se espera que él combata.

Varoufakis también trabajó como “economista residente” para la ValveCorporation, una subsidiaria que produce juegos de video para la permanentemente sospechosa Microsoft Corporation del ultra globalista, Bill Gates.

Las advertencias en el sentido que Varufakis es un “Caballo de Troya” para los banqueros globales son abundantes.  Primero, Varufakis sirvió como consultor económico para el fallido gobierno social demócrata del PASOK del Primer Ministro, George Papandreu, quien fue el primero que puso a Grecia en la vía de las draconianas medidas de austeridad.  Varufakis ahora alega que él se opuso frontalmente al acuerdo de Papandreu con la Troika pero nadie nunca sabrá con cuánto si estuvo de acuerdo el ahora anti-austeridad ministro de hacienda, mientras asesoraba a Papandreu acerca del curso de acción apropiado para zanjar el problema de la descomunal deuda de Grecia. 

Varufakis es un gran amigo y coautor del economista norteamericano y miembro de la Universidad de Texas,  el profesor James K. Galbraith, hijo del fallecido --“eminencia gris” de los economistas norteamericanos-- John Kenneth Galbraith.  Los vínculos de Galbraith con la elite banquera quedan en evidencia a través de su cargo de académico invitado de la exclusiva Brookings Institution en Washington.  En otras palabras, aunque la biografía de Tsipras lo describe como un izquierdista auténtico, el bagaje de Varufakis indica que el nuevo ministro de hacienda de Grecia está cómodamente en casa con las elites banqueras que han trozado el alma nacional de Grecia con la afilada hoja de la austeridad recortando la seguridad social, la salud pública y otros servicios públicos básicos.

El prólogo del libro de Varufakis titulado “Una Modesta Proposición” que trata sobre la crisis financiera de Europa en coautoría con el economista James K. Galbraith y el ex miembro del parlamento británico, Stuart Holland, fue escrito por el ex Primer Ministro de Francia, Michael Rocard.  La Unión Europea le solicitó a Rocard que nombrara  un “hombre fuerte” europeo y Rocard eligió al Presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, el mismísimo que le advirtió al nuevo gobierno griego de acatar los acuerdos de austeridad firmados por el pasado gobierno PASOK y los gobiernos conservadores.

Holland, asesor del ex Primer Ministro griego,  Andreas Papandreu, junto con el ex presidente francés François Mitterand, ayudaron a redactar el Acta Única Europea de 1986 que es una de las cartas que contribuyó a la creación del sistema financiero de la Unión Europea el cual ha sido utilizado para empobrecer la economía griega en nombre de la austeridad.

El compromiso de Varufakis para trabajar dentro del Fondo Monetario Internacional y del sistema bancario europeo resulta obvio a partir de lo que escribió el ministro de hacienda griego en su página web.  Luego del llamado de los expertos financieros norteamericanos, Paul Krugman y Mark Weisbrot para que Grecia siguiera el ejemplo de Argentina de no dar cumplimiento a sus deudas y salir del todo de la Eurozona, Varufakis argumentó que Grecia, como miembro de la Eurozona,  debe “hacer de tripas corazón” ante las medidas impuestas por los banqueros y el gobierno alemán.  Y esto significa que el ministro de hacienda de SYRIZA se habría rendido ante los caprichos de los banqueros muchos antes de la victoria electoral de SYRIZA.

Tomando en cuenta las incuestionables credenciales de izquierda de muchos de los miembros del gobierno griego, los banqueros tienen por lo menos un cómplice dispuesto como ministro de hacienda en el lado griego de la mesa de negociaciones del futuro de la economía de la nación y de las impopulares medidas de austeridad impuestas por la Troika que fueron las que llevaron a SYRIZA al poder.

A pesar que Varufakis se encuentra dispuesto para un trato tras otro con los banqueros europeos y globales, sus colegas en el gobierno de coalición de SYRIZA, estructurado con el derechista pero anti Unión Europea, Partido Griegos Independientes, no acatarán los dictados de la Unión Europea cuando se trate de cuestiones tales como continuar con la austeridad, como también con las sanciones de la Unión Europea contra Rusia.  Tan pronto como Tsipras se convirtió en primer ministro, criticó a la Unión Europea por haber emitido una advertencia acerca de nuevas sanciones contra Rusia por el problema de Ucrania.  Tsipras señaló que la declaración anti Rusia del Consejo Europeo había sido emitida sin el consentimiento de Grecia.

El nuevo ministro de relaciones exteriores de Grecia, NikosKotzias, es también un académico como Varufakis.  No obstante, a diferencia con este, Kotzias es un ex militante comunista que ha sido profesor en Grecia y no en universidades extranjeras.

Kotzias y Tsipras están cumpliendo con sus promesas de oponerse a las actuales y futuras sanciones de la Unión Europea contra Rusia, algo que no los hará muy apreciadospor parte de los elementos de Soros que cuentan conVarufakis.  Kotzias tiene atribuciones para vetar nuevas o renovadas sanciones contra Rusia.

Kotzias se opone a la dominación de Alemania sobre Europa y como acérrimo militante comunista apoyó la mano dura del líder comunista polaco,WojciechJaruzelski,  contra el movimiento sindical Solidaridad en Polonia en los años 80, hecho que lo ubica en completo desacuerdo con el presidente polaco de la Unión Europea, Donald Tusk, uno de los primeros activistas del movimiento Solidaridad, quien desea imponer nuevas medidas punitivas contra Rusia.  En lo que podría enviar en picada a los intervencionistas de la Unión Europea y de la OTAN,Kotzias se encontraría más cómodo en Moscú que en Bruselas o Berlín.  El Presidente ruso, Vladimir Putin, ya ha iniciado el proceso para establecer estrechas relaciones con el nuevo gobierno de Atenas.  La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, posiblemente ya habrá iniciado una escalada de vigilancia sobre todas las comunicaciones entre Atenas y Moscú y por cierto, habrá puesto a Grecia, como a Rusia, Turquía, Brasil, Hungría, Venezuela, Irán, Siria y El Líbanoen la categoría de naciones selectivas hostiles para los efectos de la recolección de señales de inteligencia o SIGINT.

Grecia, que fue la primera nación en utilizar como arma contra Troya, el “caballo de troya”, debe estar en guardia contra los caballos de troya como Varufakis que han sido implantados en el nuevo gobierno de Grecia.

Traducción  Sergio R. Anacona

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3969 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: