Voces contra el Imperio

¿Por qué Arabia Saudita se opone a los recortes de producción de la OPEP? (II)

Los secuaces de las trasnacionales petroleras estadounidenses, los medios privados y hasta el propio presidente de EE.UU., Barack Obama, cantan victoria cuando dicen que gracias a las nuevas tecnólogas (“fracking”: fractura hidráulica de las rocas de lutitas) EE.UU. no tendrá de qué preocuparse porque habrá petróleo para no menos de 100 años [1]. Al mismo tiempo, manifiestan que los campos petróleos no-convencionales (arenas asfálticas, petróleo y gas de lutitas) reemplazarán el actual declive de producción que se presentan en los campos de petróleo convencional. 

Sin embargo, llama la atención que contrario a lo que afirman los políticos estadounidenses, y especialmente las compañías petroleras de servicio involucradas en el negocio del “fracking”, la propia Agencia Internacional de Energía (AIE) reconoció en 2013 que el declive histórico de la producción de petróleo (convencional y no-convencional) de ese país se reanudaría en ésta misma década [2].   

Todos los medios privados internacionales y los “expertos” tarifados por los lobby’s petroleros se han esforzado en ocultar los verdaderos datos que arrojan todos los mejores pozos de petróleo y gas extraídos de las rocas de lutitas en EE.UU. (de los campos de Texas, Dakota del Norte, Pensilvania, Luisiana y Arkansas).

Según algunos reconocidos investigadores estadounidenses, entre ellos resalta el experto Richard Heinberg, las reservas anuncias de estos hidrocarburos han sido completamente exageradas por las mismas petroleras interesadas en el negocio del “fracking”. Y lo que es más grave, Heinber revela que varias compañías petroleras estadounidenses se han ocupado en ocultarnos el hecho significativo que la tasa de producción de los pozos de lutitas en los campos más importantes de EE.UU. tienden a disminuir de forma drástica durante los primeros 36 meses tras la perforación, entre un 80 y 95 %. Por otra parte, el investigador citado también resalta que la fractura hidráulica de las rocas de lutitas ha generado un daño ecológico muy grave en EE.UU. Para  Heinberg, EE.UU. tendrá a lo sumo un máximo de 10 años de petrolero [3].

Las denuncias que van surgiendo contra el “fracking”, hoy convertidas en bandera de lucha por varios investigadores en el mundo, echan por tierra cualquier posibilidad de elaborar una seria defensa de esa técnica. (Continuará…)

 

Fuentes:

[1] Declaraciones públicas del presidente de EE.UU., Barack Obama en 2012

[2] Datos de la AIE http://www.iea.org/

[3] “fraking: el bálsamo milagroso”, Richard Heinberg. 2014.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3809 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: