El síndrome victorioso de Evo tiene cagalistrada a La Canalla

La cagueta y el culillo que debió apoderarse de La Canalla golpista ante el triunfo avasallante de Evo, que en su elección por tercera vez como presidente de Bolivia es para coger palco. Máxime cuando ganó con el 61 por ciento de los municipios, incluyendo a los fascistoides de la Media Luna, rica franja llanera y oriental integrada por departamentos Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando, que concentran el 44% del PBI, y cuyos gobernadores y alcaldes, prevalidos de su poder económico, siempre han pretendido tumbar al Indígena Presidente. Son tan arrechos que no incluyeron en esa aberración separatista la región de Chuquisaca porque su población era de mayoría indígena.

Todos recordamos aquellas dantescas escenas audiovisuales de esos fascistas exhalando su odio contra los indígenas. Similar a las manifestaciones de de arrechera estomacal de los fascistas domésticos criollos, en su alocado empeño por tumbar a Evo esgrimiendo una falsa posición separatista similar a la que osó concretar La Canalla fallidamente en Venezuela formando otra Media Luna con Mérida, Zulia y Táchira, de cara a las elecciones de gobernadores del 16 de diciembre de 2012, cuando les ganamos esas tres gobernaciones

"Santa Cruz es el departamento más grande de Bolivia, y el más pujante. Aporta 31% del PBI y 50% de la oferta rural, sobre todo soja con capitales locales, brasileños, argentinos y colombianos, pero también girasol, azúcar, leche, ganado, madera. Y su potencial se agiganta con dos joyas a las que el capital internacional echó el ojo. Una es El Mutún, un enorme yacimiento de mineral de hierro y manganeso; el presidente Morales lo licitó tras un intento turbio del anterior gobierno para beneficiar a un poderoso grupo local aliado a otro brasileño, y ahora la firma ganadora (la multinacional Jindal Steel & Power con base en la India) deberá asociarse al Estado para explotarlo. Y la otra joya de la corona es el pozo de gas Ipatí en Incahuasi, repartido con el departamento de Chuquisaca y a cargo de la francesa Total que deberá asociarse a YPFB; dicen que es aun mayor a los megapozos San Alberto y San Antonio, donde está trabada la negociación con Petrobras y Repsol tras el decreto de nacionalización parcial del 1ø de mayo.

A su vez, Tarija tiene la mayor riqueza gasífera y aspira a liderar la industrialización del gas. Por ser poco poblado, luce el PBI por habitante más alto de Bolivia, US$ 1.700 al año, el doble que la media nacional.

Beni y Pando son "socios menores" en esta cruzada contra La Paz, o más específicamente contra el MAS y los grupos indigenistas que siguen a Morales. El primero, al norte de Santa Cruz, tiene cacao, goma, yuca, café y castaña, pero su PBI per cápita es el más pobre del país excepto en Potosí. Y el segundo, bien al norte, produce madera, caucho, arroz y frutas" (Tomado de Internet)

Pues bien esta gente, en su mayoría blancos descendientes de españoles y mezclados con emigrantes colombianos, ingleses, franceses brasileros, lograron amasar grandes fortunas amparados en gobiernos de derecha, que negaban toda posibilidad de progreso a los indígenas y les permitió a estos fascistas enriquecerse usufructuando las riquezas naturales del pueblo boliviano. Por eso cuando llegó el cholo Evo Morales y empoderó a los indígenas y nacionalizó el gas y sometió a dignas licitaciones la explotación de todos los recursos naturales, los bichos se engrincharon y comenzaron su guerra contra Evo.

La coñoemadrada (disculpen el petardo) fue tan grande y tan seguida que casi llevan a Bolivia a una guerra civil. En su destructivo macán hicieron uso de su enorme riqueza, de sus poderosos medios de comunicación, del control político de la zona y contaron con el apoyo de El Imperio.
Pero ya ven Evo volvió a ganar la presidencia por paliza y por eso sigue la Luna Llena, y la Media Luna agoniza en medio de su estercolero.

En 2015, los fascistas domésticos sufrirán el síndrome victorioso de Evo Morales. Ya lo verán.

TINTERO: la Prensa privada de Venezuela intentó baipaserar el triunfo apoteósico de Evo Morales. Pero no se puede tapar el sol con un dedo. Y es que una soberana paliza con esa marca de fábrica es difícil ocultar ¡Qué feliz me siento viendo como un indio dirige con sabiduría los destinos de lo que siempre fue el patito feo de Latinoamérica pese a albergar en sus entrañas grandes riquezas naturales!

Se cansa uno como decía el difunto Cuto.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1073 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: