Rusia es cada vez más visible en las costas del Caribe

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

Rusia intenta asumir un rol más activo en la arena internacional, incluyendo al Hemisferio Occidental. Los países básicos de Rusia en la región son Cuba y Nicaragua. Desde los tiempos de la Unión Soviética las relaciones con estos países eran consideradas por Washington como una amenaza que debe ser neutralizada por cualquier medio. Luego del colapso de la Unión Soviética, muchas embajadas rusas, misiones comerciales y agencias de noticias fueron cerradas en América Latina y cientos de especialistas en América Latina quedaron sin trabajo. Durante la última década, el gobierno ruso ha realizado esfuerzos considerables para reconstruir y fortalecer aun más la posición de Rusia tanto en Cuba como en Nicaragua.

Se ha establecido un diálogo político permanente con La Habana al más alto nivel. El anterior nivel de asociación estratégica (con la URSS) ha sido reconstruido. Un documento extremadamente importante que abre perspectivas de cooperación es el programa intergubernamental para el desarrollo de la cooperación en el comercio, en la investigación científica y la economía hasta el año 2020. Rusia le atribuye una gran significación al contacto directo de los operadores económicos de ambos países. Las reformas que se llevan a cabo en Cuba atraen a empresarios rusos que garantizan grandes inversiones. Dentro de las áreas prometedoras está la petroquímica, la medicina y los productos farmacéuticos y los energéticos, en especial la construcción de nuevas unidades de producción eléctrica y la colocación de equipos para la coproducción eléctrica en Cuba. Especialistas rusos continúan realizando prospecciones petroleras en la isla y en su plataforma submarina. El descubrimiento de yacimientos de hidrocarburos brindará un nuevo ímpetu a la cooperación ruso-cubana.

Rusia y Nicaragua renovaron sus vínculos económicos y la cooperación militar luego del regreso al poder de Daniel Ortega, líder de la Revolución Sandinista. En el año 2008 Ortega se reunió con el Presidente ruso durante una conferencia de países miembros de la Alianza de la Pueblos de Nuestra América que se llevó a cabo en la ciudad de Caracas. Meses más tarde, Nicaragua reconoció la independencia de Abjazia y de Osetia del Sur brindándole apoyo político a Moscú luego de la guerra ruso-georgiana. Rusia no olvidó el favor. La república centroamericana recibió varios miles de tractores y 50 cosechadoras como también cien mil toneladas de trigo. Gracias a la ayuda rusa, el gobierno de Ortega pudo mantener los precios módicos de los productos de panadería para el pueblo. El parlamento nicaragüense ratificó el acuerdo para la apertura de un centro científico y cultural ruso en la ciudad de Managua. Los nicaragüenses podrán estudiar el idioma ruso y los mejores alumnos recibirán becas para estudiar en institutos de altos estudios en Rusia.

Ambos países están desarrollando programas conjuntos en agricultura, electricidad y el uso pacífico del espacio exterior. Uno de los acuerdos estipula que los usuarios nicaragüenses de Internet podrán emplear los servicios del sistema global satelital de navegación GLONASS una vez que esté disponible. Este sistema será una alternativa al sistema norteamericano GPS. Con relación a la cooperación armamentística, las relaciones bilaterales se están desarrollando activamente. Rusia está contribuyendo al rearme del ejército nicaragüense asistiéndolo en la formación de sus oficiales. Con este propósito se creó el Centro de Entrenamiento Militar Mariscal G. Zhukov.

El parlamento nicaragüense ratificó una resolución del gabinete que permite a divisiones militares, navíos y aviones visitar la república durante la primera mitad del año 2014 con el objeto de compartir experiencias y el entrenamiento del personal de la república centroamericana. Por otra parte, el parlamento también aprobó la participación de personal militar ruso en el patrullaje conjunto de las aguas territoriales de la república en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico desde el 1º de enero hasta el 30 de junio del 2015. La meta principal de estas operaciones es la lucha contra el tráfico de estupefacientes.

Hace dos años, el Servicio Federal de Control de Estupefacientes de la Federación de Rusia inició cursos en Managua para el entrenamiento de la policía antinarcóticos. Entre los meses de mayo y junio del 2014 se iniciará la construcción cerca de la capital de un centro permanente de entrenamiento del personal antinarcóticos. En este centro se planificará el entrenamiento de personal operativo de todos los países de Centro América. El Secretario Ejecutivo del Consejo de Defensa y Seguridad de Honduras, General Julián Pacheco, señaló que Nosotros consideramos los contactos con Rusia en el campo de la seguridad como muy útiles y creemos que este país puede brindarnos una muy considerable asistencia en el área de compartir experiencias y en la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de estupefacientes. El Secretario General del Sistema Centro Americano de Integración, SICA el salvadoreño Hugo Martínez, tiene en alta estima la iniciativa de Rusia de crear un centro de entrenamiento en Nicaragua. También indicó que el SICA apoya la iniciativa de otorgar a Rusia el status de observador en la organización que incluye a El Salvador, Nicaragua, Honduras, Guatemala, Belice, Costa Rica, Panamá y la República Dominicana. Representantes de estos países piensan que existen grandes perspectivas de desarrollo en las relaciones entre esta región y Rusia.

Un importante avance se ha logrado en las relaciones de Rusia y Guatemala. En el mes de noviembre del 2013 durante la visita oficial del Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Luis Fernando Carrera a la Cámara Rusa de Comercio e Industria, hubo una presentación en torno al potencial económico e inversionista en la República de Guatemala. Un momento culminante del evento fue la firma del acuerdo para el estímulo y la protección mutua de las inversiones de capital. La república ha transitado por un difícil sendero desde la dictadura militar que dejó 250 mil muertos y desaparecidoshacia una democracia representativa. Solo en el año 1986 Guatemala logró instalar un gobierno civil. Estados Unidos sigue controlando la política y la economía del país, pero parte de su oligarquía aprovecha cualquier oportunidad para diversificar sus contactos internacionales y debilitar su dependencia de Washington.

Guatemala posee ricos recursos para una actividad económica efectiva y una variada base de materias primas y minerales, incluyendo yacimientos de hidrocarburos.

Las relaciones ruso-guatemaltecas se están tornando cada vez más productivas. Rusia exporta hacia Guatemala fertilizantes minerales y productos laminados e importa café, cacao, azúcar, aceites vegetales y otros. El volumen del intercambio comercial ha crecido desde cifras mínimas hasta los 130 millones de dólares en la actualidad. Empresarios guatemaltecos han mostrado interés en los camiones KAMAZ y GAZ y en los automóviles, VAZ. Guatemala está interesada en el apoyo ruso para aumentar su capacidad generadora de electricidad construyendo estaciones eléctricas geotérmicas y eólicas, como también atraer inversionistas rusos para que participen en proyectos de extracción de petróleo y gas. Inversionistas rusos están interesados en participar en el desarrollo de proyectos para la extracción en Guatemala de níquel, cobalto, volframio, zinc, titanio, mercurio y antimonio.

El avance en los logros de Rusia tanto en Centro América como en el Caribe son dificultados por los remanentes de la Guerra Fría y el sabotaje de parte de quinta columnistas alimentados por los servicios de inteligencia norteamericanos.

La política de Washington respecto de la infiltración de Rusia en la región no ha cambiando en nada con el paso de los años.

En otras circunstancias, el Mercado Común de Centro América (CACM sigla en inglés) que incluye a Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y El Salvador aboga por la creación de una Zona de Libre Comercio con la Unión Aduanera de Rusia, Kazajstán y Bielorrusia. El embajador de Guatemala, Meneses Coronado se refirió a estos planes durante una reunión en la Cámara Rusa de Comercio e Industria y los embajadores y empresarios de los país del CACM que se hicieron eco de su intervención en conversaciones con funcionarios y empresarios de Rusia y Bielorrusia: Para el avance de nuestras economías necesitamos de la cooperación igualitaria y mutuamente ventajosa con potencias industrializadas. Justamente esa posibilidad la está ofreciendo la Unión Aduanera, cuyos miembros están facilitando el desarrollo general de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El ex patio trasero de Estados Unidos no desea quedarse como un apéndice.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2455 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: