Egipto: La victoria de los derrotados

Nada pudo hacer la genocida represión del aparato político, judicial, militar y policial del régimen neo-mubarakista del General Al Sisi, el apoyo financiero genoroso de los monarcas feudales de Qatar y de Arabia Saudita, la tolerancia cómplice de Estados Uniidos y la Unión Europea y el apoyo generalizado de la canalla mediatica internacional, para derrotar la decision de la mayoria del pueblo egipcio de defender los derechos democráticos conquistados con el derrocamiento del sátrapa Hosni Mubarak y el inicio del primer experimento democrático en la milenaria historia de Egipto.

Manteniendo las represivas leyes del Estado de Emergencia y la suspension de los derechos, garantías y libertades fundamentales del pueblo egipcio, proscribiendo como “organización terrorista” a los Hermanos Musulmanes, cosechando decenas de muertos y cientos de heridos y detenidos en manifestaciones no armadas y, contando con el control y apoyo de la totalidad de los medios de comunicación nacionales y extranjeros, la ‘Dictadura Perfecta” del general Al Sissi y la vieja burocracia mubarakista que le secunda, redactó “fast track” una reforma a la Constitución, en la que, con el pretexto de eliminar los contenidos fundamentalistas del islamismo de los Hermanos Musulmanes, incorporaron normas con las que pretenden garantizar la continuidad del gobierno de la camarilla military giolpista de Al Sissi y las preeminencia y autonomía de la Fuerza Armada frente a cualquier poder civil o military que emerja de la nueva institucionalidad que pretenden imponer luego de aprobada este mamotreto jurídico.

Pero fueron derrotados por la abtención, el voto en blanco y el voto negativo de más del 65 o/o de los egipcios convocados a las urnas, lo que constituye, no solo un rechazo a la falsa reforma constitucional dirigida por el viejo funcionario de la dictadura mubarakista y agente de los Estados Unidos e Israel, Arms Musa ( Canciller durante años del gobierno de Mubarak y expresidente del “Ministerio de Colonias de la Liga de Arabe), sino un absoluto desmentido sobre el supuesto apoyo mayoritario del pueblo musulman y laico de Egipto al Golpe de Estado y al mantenimiento en el Poder de la camarilla militar mubarakista que derrocó ilegal e ilegitimamente al primer gobierno democráticamente electo en Egipto, encabezado por el doctor Mohammed Mursi, del Partido por la Libertad y la Justicia, apoyado por Los Hermanos Musulmanes.

Pero, no solo la dictadura neo-mubarakista fue derrotada por los inobjetables numeros conocidos del referendo de ésta semana, sino que también fue derrotada la alianza militar-imperialista-feudal-sionista que sostine en el poder al dictador Al Sissi en el Poder y que, luego de cierta vacilación frente a la criminal represion de la protesta no armada contra el Golpe de Estado, se decidieron por abandonar sus cíicas posiciones de defensa del proceso democrático egipcio, para apoyar financiera, política, diplomática y militarmente a una cofradía militarista y dictatorial desprestigiada, responsables de violaciones graves de Derechos Humanos que, además, pretende restaurar el rpoyecto politico de la dictadura del sátrapa Hosni Mubarak, la cual duró 30 años y solo fue derrocada en Abril de 2011, con el sacrificio de la Vida y la Libertad de millones de egipcios de todas las religiones y corrientes políticas e idiológicas, aunque la canalla mediática internacional y sus miserable repetidoras de América Latina y el Caribe, se encarguen hoy de silenciar.

Quienes cantan “victoria” pretendiendo negar su clara derrota política con la burda manipulación mediática de de las cifras porcentuales (“A Sissi ganó el referendo con el 89 o/o de los votos”) saben que solo les será posible malgobernar Egipto manteniendo una permanente campaña represiva contra toda disidencia política y, que ello los conducirá, invetablemente, a profundizar su falta de ligitimación política interna e internacional; situación que, más temprano que tarde, terminará por implosionar la “unidad” de las alianzas políticas, militares y policiales existentes y con ello, el surgimiento de divisiones que amenazaran permanentemente la permanencia de la “Dictadura Perfecta”, del nuevo “Rais” del colonialismo en Egipto, el general Al Sissi.

Hay que decirlo: extinguida la mal llamada “Primavera Arabe” en la region Medio-oriental y en el Norte de Africa, solo se mantiene el “Despertar Arabe y Musulman” que, a pesar de las desviaciones y mediatizaciones que el imperialismo, las monarquías feudales, el sionismos y los viejos aparatos de Poder han impuesto en esa región, no han podido ser derrotado totalmente, en su sentido democrático y antisionista, a lo cual ha de añadirse que la persistencia de la crisis actual de las economías no petroleras de la region agudizará las tensiones políticas y las protestas sociales internas y regionales, por lo que en Egipto no se podrá evitar, a punta de metralla y cárcel, la erupción del volcán social que bulle en las calles de El Cairo, Ciudad Nasser, Port Said, Alejandria, y de más ciudades y campos del país, en donde el islamismo pobre y militante se podrá encontrar con coptos y católicos demócratas y con laicos de izquierda, para intentar de nuevo la construcción de un proyecto de país plural y de Justicia Social, con Soberanía frente al imperialismo y apartado del miserable papel de guardian de los intereses del ente sionista Israeli, apoyando la lucha histórica del pueblo palestino y todos los pueblos musulmanes de la region por el rescate de Jerusalem y demás territorios árabes ocupados en Egipto, Siria y El Libano; causa ésta que se demostró, estaba entre las razones principales del derrocamiento, en Julio 2013, del presidente democráticamente electo , Mohammed Mursi.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1100 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a180311.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO