Siria no está sola contra el mundo imperial

La lucha que mantiene la república árabe Siria, contra las criminales aspiraciones del mundo imperial, liderado por Estados Unidos y compuesto por Israel, Arabia Saudita, Katar, Francia, Reino Unido, España, Turquía y otros satélites del imperio del norte, es a muerte y no le queda otro camino que el de la resistencia patriótica contra las aves de rapiña, que pretenden aniquilarla para luego engullir su carroña. Israel, Arabia Saudita y Katar, son las cabezas de playa, para la siembra de mercenarios en territorio sirio, destinados a provocar la ingobernabilidad, que no han logrado, gracias a la resistencia heroica del pueblo y su fuerza armada.

Afortunadamente la hermana república y su líder Bashard Al Assad cuentan con el apoyo de la mayoría del mundo libre y civilizado, que está en contra de la genocida política guerrerista de Estados Unidos y sus aliados, que pretenden una vez más buscar salida a la aguda crisis económica y financiera, que les acogota, con sangrientas guerras contra pueblos indefensos como lo hicieron en el pasado.

Todas las guerras patrocinadas por el imperio tienen su génesis en lo económico y por eso el Pentágono, ese complejo tecnológico -industrial, militar y comunicacional que sojuzga al pueblo norteamericano, llegado el momento activa a sus relacionistas públicos, encabezados por el “Presidente de los EE UU” para vender al mundo el crimen como recurso supremo para resguardar la “seguridad” del estado imperial y la paz del mundo.

Los proyectos genocidas, de saqueos y ocupación de territorios son presentados a través del emporio comunicacional de que dispone en el mundo, como indispensables para llevar “la democracia y la libertad a pueblos oprimidos por tiranos”, que ponen en peligro la seguridad, la estabilidad y la paz mundial, con actividades terroristas.

Como si el tirano del universo, creador y exportador del terrorismo en el mundo no fuese el imperio del norte y sus aliados europeos, que constantemente están atizando guerras en África, Asia y el Medio Oriente, este último su objetivo primario, dadas las inmensas riquezas naturales que encierra y además la importancia geoestratégica para su proyecto hegemónico mundial.
Pero hubo un hecho reconfortante para quienes apostamos a la paz y la justicia universal, en esta Asamblea anual de las Naciones Unidas, que estuvo invadida por el espíritu rebelde del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías, quien con aquel irreverente discurso que comenzó: “Aquí estuvo el diablo ayer, todavía huele a azufre, en esta mesa que me corresponde hablar hoy”. Se refería a la presencia del psicópata de la Casa Blanca, que aseguraba hablar con Dios todos los días, para que le dijera que país invadir; rompió con ese miedo que acompañaba a los asistentes del tercer mundo a las asambleas de la ONU, claro está haciendo excepción de la heroica Cuba..

Pues bien, allí apreciamos a través de las transmisiones en vivo de la TV, los revolucionarios, independentistas y antiimperialista discursos de mandatarios de los países del Alba, de Unasur y CELAC, como Dilma Rousef, de Brasil, Cristina Fernández de Argentina, José “Pepe” Mujica de Uruguay, Evo Morales de Bolivia, por mencionar algunos, que le restregaron en la dura cara del relacionista del Pentágono, su hipocresía, falta de principios, de valores y de honestidad, al pretender en nombre de la paz y la libertad, convencer al mundo de la necesidad de arrasar a Siria, además de justificar las criminales acciones de su gobierno, con la práctica del espionaje mundial, espiando no solo las comunicaciones de los gobiernos, sino las conversaciones y correspondencia privada de presidentas, presidentes y dirigentes de los diferentes países del mundo.

La arrogancia de míster Barack Hussein Obama, despertó la ira de los representantes de países que se sienten atropellados con las groseras intromisiones de su gobierno en la soberanía y libre determinación de los pueblos del mundo.

La desesperación del imperio por salvar su pellejo e imponer a como de lugar su proyecto hegemónico planetario, le está llevando a cavar su propia tumba, puesto que este mundo de ahora no es el mismo de la guerra fría y la marcha hacia la pluri pluralidad y multi polaridad avanza la misma medida que el imperio pierde terreno y fracasa con sus táctica de terror. La condena mayoritaria contra sus prácticas delictivas, en la Asamblea Anual de las Naciones Unidas, no deja lugar a dudas, al lobo que enseña sus dientes en como mensaje de amenaza se le alzaron los rebaños y así fue como las voces dignas en la ONU, se levantaron para repudiar la arrogancia y la hipocresía de quien pretende erigirse en gendarme del universo.
Su empeño, por arrasar y saquear a Siria se encontró con una fuerte pared en la asamblea, donde los países del Alba, Unasur y CELAC hicieron causa común acompañando a Irán, Siria, China, Rusia y demás países dignos amantes de la paz y contra la guerra. Ahora podemos decir, que al contrario de Libia, Siria no está sola contra el mundo imperial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2493 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: