El acidito

Siria sigue en la mira de USA

Luego de tantas amenazas de Estados Unidos y la ONU, el gobierno Sirio acordó permitir que los inspectores visitaran el lugar donde sus tropas atacaron con presuntas armas químicas a los opositores del gobierno.

Hasta especialistas norteamericanos especulan que a esta fecha es posible que no se consigan ninguna evidencia, anticipándose a lo que paso cuando la invasión a Irak, donde no consiguieron ni un alfiler, en el ataque despiadado del gobierno estadounidense para derrocar a Sadam Husein. Ataque que por cierto fue realizado sin autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, y ni los Chinos ni los Rusos hicieron nada al respecto.

Pareciera inaudito que tropa alguna utilice armas químicas donde se encuentran combatiendo, por cuanto afectaría a ambos bandos, pero la lógica estadounidense nunca es igual al resto, por lo que ellos podrían creerse sus propias elucubraciones.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, manifiesta que su gobierno está muy preocupado de que Washington pueda responder militarmente a un presunto ataque a Siria. Solo esperamos que esta preocupación cuente con apoyo porque de ser pura palabra Estados Unidos seguirá haciendo lo que le dé la gana en el mundo.

Al menos el año pasado, Rusia y China usaron su poder de veto y se opusieron a la condena del régimen Sirio del presidente Bashar al Assad en el Consejo de Seguridad de la ONU evitando otro atropello de USA y sus aliados, quienes proponían derrocar al presidente sirio y entregar el poder al vicepresidente, o sea, que pretendían despacharse y darse el vuelto; rogamos que esa determinación siga en pie y se evite más derramamiento de sangre y que los norteamericanos sigan poniendo en cada país el presidente que complazca sus peticiones.

Lo que preocupa es que a la primera potencia del mundo le importa un comino que sus acciones bélicas sean apoyadas por la ONU u otro organismo internacional, porque cuando buscan algo actúan arbitraria y unilateralmente.

La inspección no es más que una pantalla, por cuanto a los gringos no le importa quién tiene o utiliza armas atómicas o químicas, lo único que le interesa es tener control sobre todas las regiones, lo que podemos apreciar cuando Estados Unidos suministró información a Irak sobre preparativos de ofensivas iraníes durante la guerra Irán-Irak en los años de 1980, a pesar que sabía con toda certeza (según documentos clasificados de la CIA que se conocieron luego), que Bagdad respondería a ellas con armas químicas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1253 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a172466.htmlCd0NV CAC = Y co = US