Asedio en el aire

El infausto suceso del cual fue víctima el Presidente Evo Morales, me recuerda la célebre película hollywoodense Speed, cuyo eje temático principal versa sobre una bomba colocada en un autobús, la cual explotaría si disminuía su velocidad por debajo de las 50 millas por hora. Pero la bomba fue desactivada, no explotó.

Hago tal reminiscencia porque este acontecimiento, tiene igual que la película, sello gringo; también porque es una demostración fehaciente del manejo de la realidad mundial cual si fuese un estudio cinematográfico de donde siempre tienen rédito. Y como de analogías se trata, el avión así como el autobús, tampoco podía detenerse, no podía aterrizar en Portugal, España, Francia o Italia, pues también llevaría una bomba consigo, al ex espía Snowden.

Ello fue en definitiva, una invención estadounidense para demostrar su prepotencia ante las naciones de pensamiento libertario, dando cuenta a su vez, de su cohesión con esos países miembros de la Unión Europea que impidieron sobrevolar sus territorios al avión presidencial boliviano, literalmente dejándolo a la suerte del viento al no poder reabastecerse de combustible, hasta tanto Viena le diera permiso para aterrizar; y ciertamente están cohesionados en el propósito de defender sus intereses direccionados por Obama y el Pentágono. Esa invención, o mejor excusa, para asediar en el aire al Presidente Evo Morales, constituye un aviso, una amenaza, que en el contexto de la geopolítica mundial, ha de verse como una intimidación a la nación boliviana por iniciar acuerdos con Rusia en áreas estratégicas como la gasífera que contribuirían al desarrollo sostenible de la tierra de los Aymaras.

Y es que aparte de los avances de las relaciones internacionales de Bolivia, Estados Unidos por su naturaleza imperial, en estos días tiene más de un motivo para demostrar su prepotencia e intimidar. La exitosa gira del Presidente Nicolás Maduro, en la que se establecieron diversas relaciones comerciales y se reposicionó el legado de fraternidad y solidad de Chávez, es un nuevo triunfo de la política mundial venezolana.

Afortunadamente, en la actualidad Latinoamérica, se pueden repeler a través de un discurso unido las pretensiones intimidatorias de las grandes potencias. Por ello el día de hoy en Cochabamba, Bolivia, se activará la UNASUR para fijar postura ante el desagravio europeo al Presidente y pueblo boliviano. Necesario es rebatir ese tipo de solidaridad automática que como países miembros de la OTAN se activa siempre que las naciones del “Tercer Mundo” osan detentar su independencia económica.

No obstante lo último señalado, lo paradójico de este triste acontecimiento que catalizó Estados Unidos, es que estos países que le sirven de acólitos, son también víctimas de los espionajes electrónicos denunciados por ex espía Snowden.

Y como toda historia tiene su fin, a diferencia de Speed, en la película de la realidad, la bomba Snowden explotará al profundizar en sus delaciones al Departamento de Estado, lo cual será, según lo indican los últimos sucesos, cuando tal personaje esté en “puerto seguro”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1348 veces.



Aquileo De Jesus Narvaez


Visite el perfil de Aquileo De Jesus Narvaez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aquileo De Jesus Narvaez

Aquileo De Jesus Narvaez

Más artículos de este autor