¡Te queremos Benedicto XVI!

Ayer, de acuerdo con la información de prensa disponible; el Papa Benedicto XVI dejó sus funciones y se convertirá en un Papa Emérito. Desaparecerá del escenario público, no  precisamente como producto de una decisión por cansancio o por la necesidad de tomarse un retiro espiritual. Es lo menos que puede hacer.

Si somos justo; pudiera  afirmarse, que este Papa Emérito tiene, muy a pesar de los antecedentes y situaciones que rodearon su trayectoria, una cierta vergüenza. O sea, no es un cristiano con sotana de estos que viven por aquí. Cabe en este Papa Emérito, la condición y posibilidad de un arrepentimiento que debe ser uno de los recursos que un cristiano con sotana debe practicar.  Cabe en él la posibilidad de un sacrificio por los desmanes de una jerarquía.

 Benedicto XVI de alguna manera paga los platos rotos  que la jerarquía eclesiástica viene rompiendo desde hace mucho tiempo y opta por un retiro, que nada tienen de espiritual. Una voz muy autorizada, como la del teólogo  brasileño Leonardo Boff, precisa  que esta renuncia, pone al descubierto el desmoronamiento moral  y las intrigas que carcomen la curia romana. Boff no inventa, porque el mundo ha podido conocer de voz directa de las víctimas ese desmoronamiento moral.

El Estado del Vaticano está prácticamente podrido. No es un invento; los hechos son los hechos y ahí están las informaciones que trascendieron, después que el mayordomo del Papa filtrara documentos confidenciales.

 ¿Qué Situaciones deja?

 Escándalos sexuales. Deja una estela de vicios que se concreta en acciones de pederastia y pedofilia. Deja también muchos casos de  corrupción y finalmente, deja las sandalias rojas que era parte de su atuendo papal y los cambia por su mocasines.

 ¿Qué mensaje deja?

 En su último twitter, el papa coloca un (curioso) mensaje en el cual no deja muy claro la situación futura de la iglesia, respecto a desmoronamiento moral. El twitter hace la siguiente recomendación: descubrir la alegría de ser cristiano. Uno frente a tantos obispos gozones y con historias de violación de niños, concluye que este mensaje no está nada claro o deja la crisis de desmoronamiento en suspenso. Si el famoso Marcial Maciel[i] tuviera la posibilidad de disponer de teléfono celular y cuenta twitter allá en el infirno donde debería estar y fuera un seguidor del  Papa Emérito, seguramente le enviaría un mensaje directo (MD) al Papa Emérito, preguntándole: ¿Qué me quieres decir con esto? ¿Me perderé de algo?

A final de cuentas y con este desmoronamiento moral, el tal Benedicto XVI manifiesta una voluntad ciertamente curiosa de colocarse en la cruz y salir al frente por los platos rotos de la jerarquía eclesiástica. Para decirlo en términos coloquiales; el tal Benedicto XVI, Papa Emérito, deja el pelero y huye hacia delante. Sale de escena en este proceso de desmoronamiento del Estado del vaticano, pero los responsables más directos, que son los obispos y que conforman la alta jerarquía de esta iglesia que se desmoronan, simplemente gritan: ¡Te queremos Benedicto!

marcano.evaristo@gmail.com


[i] Este señor fue muy famoso en México por sus abusos sexuales. Además de estos abusos, se le calificó de estafador y extorsionador. Tenía a Cristo muy lejos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1663 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a160154.htmlCd0NV CAC = Y co = US