¡Cuando las primaveras se marchitan!

Viendo los últimos acontecimientos en la Republica Árabe Siria, hoy reformada por las presiones internas sumado a la injerencia de Naciones que bajo la sagrada definición de la República operan con directrices imperialistas que sin superar sus antiguos sueños y hechos Colonialistas siguen influyendo a grupos desestabilizadores y radicales para garantizar la posible intervención militar y la puesta en marcha de Gobiernos títeres que venderán cualquier vestigio de Nacionalismo y Soberanía con tal de mantener sus intereses ‘endogenos’. Actualmente se crea una coyuntura extraordinaria; la formula CNTista (Consejo Nacionales de Transición) implementada en todos los países que presentan Jefaturas de Estado y Gobierno Progresistas (no el Progreso que ofrece Capriles precisamente) no ha cuajado con la rapidez que se pensaba (al menos en Siria); el arraigo Panarabista, los avances y desarrollos internos en el modelo social, productivo y económico Sirio han asegurado sin duda alguna una sociedad fiel a sus sentimientos nacionales.

 

   Al desmontarse todo el plan creado y puesto en operación de la DGSE (Direction Générale de la Sécurité Extérieure) en el territorio Sirio, infiltrando supuestos periodistas en las Ciudades de Homs y Damasco, armando a grupos ‘disidentes’ (terroristas y anarquistas) como al-Nusra, el infame ELS (Ejercito Libre Sirio) y difundiendo videos donde con el mas dantesco cinismo, arrastran en medio de la Ciudad a la luz del día a ‘colaboradores’ del Gobierno de Bashar al-Assad, sin tomar en cuenta que son ciudadanos Sirios comunes y corrientes con claridad y capacidad política; en esta ultima línea es donde se produce un crack y cambio del modus operandi, al ver que la Primaverización Árabe (La Revolución de los Olivos en Siria en este caso)  de generar revueltas se ve marchita al no responder con la realidad virtual que los medios occidentales muestran al mundo entero en sus cadenas de manipulación, estos comienzan a sacar su As bajo la manga, como lo hicieron descaradamente en el periodo post invasión a Irak en el 2003 ya que la resistencia de la Ciudadanía a favor de Hussein fue amplia, y la ISAF no lograban dar avances del frente, mostrando el viejo y nefasto fantasma de la guerra étnica entre Sunníes y Chiítas.

La prensa internacional se ha encargado en estos últimos días de recordar los hechos en Hama (1982), donde el grupo disidente Sunni Hermanos Musulmanes (quienes étnicamente, son mayoría en dicha Ciudad Siria), financiado por las Monarquías miembros del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG) al sentirse amenazadas por la formación en aquel entonces de la Republica Islámica de Irán (de mayoría Chií) bajo el mandato del Ayatolá Khomeni, y el acercamiento de Hafez al Assad; estos estimulan una convulsión social armada que traen consigo la aplicación del Estado de Emergencia (vigente desde 1962 en Siria) y reprimir todo foco de inestabilidad social; las consecuencias fue la mala praxis para sofocar esta subversión al utilizar la política de ‘Tierra quemada’ dejando para el ojo de los organismos internacionales y sociedad mundial al régimen de Hafez al Assad como uno de los más cruentos y despóticos, muy a pesar de que se pone en duda la aprobación de dicha política por parte del Presidente, siendo el autor intelectual y ejecutor a su hermano y disidente Rifaat Al-Assad. En esa oportunidad, como lo es en la actualidad le inculcaron a los Sirios Sunnies que por ellos ser mayoría, no debían ser ‘dominados’ (lenguaje de guerra) por los pequeños grupos étnicos minoritarios que estaban en el poder (principalmente Alauí, Drusos y Cristianos) dejando por fuera lo que a sido regla de oro y fundamental a la hora de la convivencia entre el mosaico de religiones que conforman la Sociedad Siria, de llevar la Política de Estado y Gobierno de una manera Seglar, cosa que las Monarquías Sunnies en sus países no permiten y que  bajo presiones de la Comunidad Internacional dentro de las reformas constitucionales en Siria se impone obligatoriedades Religiosas para optar a cargos de elección popular.

No existe naturalmente en masa (sólo grupúsculos) un bloque desestabilizador interno Sirio de origen Sunní como la Cadena Qatarí Al Yazira lo hace ver; lo que desean las Monarquías Sunnies realmente es mermar el avance y consolidación de independencia y Soberanía que países como Siria e Irán han logrado en el medio Oriente, donde a través de la OPEP como Cartel Petrolero se a logrado el incremento y estabilización de una producción y mayor cuantía a los ingresos a las arcas de Estado, para generar mayor seguridad social a su población. Las Monarquías Árabes defienden a países que en su momento fueron sus Señores Feudales, con el fin de que 2 o 3 Reyezuelos sigan eternamente administrando el dinero que una nación no verá jamás a nivel social, por más proyectos ambiciosos, casinos, playas artificiales que hagan.

Debemos tomar en cuenta los errores comunicacionales que permitieron la caída de Saddam Hussein y Gaddafi (por muy Sunnies que hayan sido); muy en el fondo, así como lo tiene Siria, su Norte era la puesta en escena nuevamente del Panarabismo en el Medio Oriente y gracias al poder Monárquico Económico por el temor de su caída, incentivan hechos viciados en las naciones realmente libres y Soberanas.

¡ Viva el Pueblo Sirio !  ¡No al Sectarismo! … No permitamos la consolidación de una guerra banal, que beneficiará a unos pocos y acabará a muchos.

  danielramirez@psuv.org.ve


-Estudiante de Economía Social, UNEFA Bolívar.

-Comisionado de Asuntos Internacionales por la JPSUV-Caroní, Edo. Bolívar.

-Comisionado del MERU-UNEFA Nacional por el Edo. Bolívar.
-Miembro del Movimiento Nacional al Rescate del Esequibano y el Esequibo (MNARDEE).

-Fundador de AVIAMIL Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2084 veces.



Daniel Jesús Ramírez González*

Comisionado de Asuntos Internacionales de la JPSUV Caroní, Estado Bolívar.

 danielramirez@psuv.org.ve      @DanielRamirezG

Visite el perfil de Daniel Jesús Ramírez González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: