Opinión, Política i Derecho

Una Cumbre de Las Americas Cementerio Del Derecho

“Autor del delito es aquel a quien beneficia”

 Séneca

      En mi ratos de esparcimiento o descanso, pero que, aproveche i enseñe, recorro los arenosos caminos de mi Mancha castellana figurada, como otro iluso Quijote, i hasta llego a pensar como decía Cervantes que, “los delitos llevan en las espaldas el castigo”.”Tiempos que fueron” i que, con Antonio Machado, me repito internamente, “y ayer en nunca jamás”, pero en el presente, no juzgan así. Dos temas o puntos tratar me sugieren estas reflexiones. Primero, un amigo desconocido, de o por Interné, me advierte de no ser verdaderamente un delito, el hecho de que el mediocre candidato de la oposición, haya violado territorio de otro país, entrando en esos predios mediante una escalera de madera por el bahareque, porque allí no hubo ningún crimen o asesinato –se encontró con un caballeroso i valiente embajador que lo dominó con sus palabras, leyes internacionales i razones humanitarias, frente a un ignorante− aunque apoyando el responsable del vandalismo que sucedía afuera −vimos hasta una enclenque damita de la culta sociedad civil romper el parabrisas de un carro, con el asta de la bandera nacional− o abogados delincuentes haciendo destrozos i arrancando las puertas de un automóvil ajeno− i un energúmeno civil, advirtiendo que se tendrían que comer los muebles i las alfombras, porque no les entraría comida ni agua, i de paso le cortaban los servicios públicos, entre ellos la electricidad, todo absolutamente grabado. No se respetaba la familia ni la presencia de niños i personas de edad. I el llamado a contener esa barbarie civilizada, estaba allí, adentro, buscando supuestos asilados en la embajada con sus ojos saltones de paranoico. No hubo muertos,  ni siquiera o un  gato o un perro, pero ¿Eso es delito o no? ¿Para ser delito tiene que realizarse algún crimen? Desde hace casi 40 años, cuando el Tribunal Disciplinario del Colegio de Médicos (sancionándome por unos artículos sobre arte, me sancionaba como falta a la ética profesional; o cuando me defendí de una acusación penal orquestada o falsa, i hasta pasé 16 días en la cárcel de Sabaneta en Maracaibo) usé  mucho un libro que, siendo ya algo viejo, pero maravilloso, que se titula LA LEY Y EL DELITO, de el ilustre jurista Luis Jiménez de Asúa; me ayudó mucho, entre otros consultados. Desde entonces,  ya tuve mui claro estos conceptos indispensables para un pensador o filósofo. Le aconsejaría ese amigo leer ese libro, i estudiar también lo que es el Derecho Internacional para la convivencia justa i pacífica de las naciones o pueblos. Recomendación con todo respeto i consideración, pues su carta es serena i respetuosa.

      El otro punto, se relaciona con el pensamiento de Séneca que, lo podemos ejemplificar con el caso del asesinato del fiscal valiente, Danilo Ánderson que buena falta le ha hecho al país. Se beneficiaron con su asesinato ordenado i programado por personas conocidas pero poderosas económicamente, todos los golpistas, asesinos i ladrones del golpe de estado del 2002, i la cantidad de traidores i vende patrias que firmaron el más anti democrático, inmoral i corrupto documento propuesto por el dictador o Rei, Pedro I El Breve, i su Corte desde el exterior felones locales. Ahora se trata de una situación cuyos crímenes son muchísimos, miles o millones que vienen de atrás (obra “humanitaria” del Imperio del Norte), porque el documento fue sencillamente una imposición venida desde Washington i redactado, por personajes como Alan Brewer Carías, Cecilia Sosa i otros opositores más de alta alcurnia. Danilo tenía la suficiente capacidad, tenacidad i valor para hacerles acusación formal i llevarlos a juicios. Por eso se beneficiaron los delincuentes. En el caso anterior, el de Capriles Radonsky, el beneficio fue inmediato a no ir a prisión como lo merecía; i beneficio a largo plazo, al estar ahora con su carga de delitos impunes i su crasa ignorancia, de los asuntos de Estado, como candidato a un cargo para lo cual está en pañales o jugando con un clarinete o una tambora.

      La Cumbre de las Américas (creo que la séptima u octava) es algo que no se ha debido realizar, o por lo menos no tener asistencia de los pueblos soberanos del continente. Aplaudo con singular entusiasmo la actitud del presidente de la República del Ecuador, el Economista i recio político, Rafael Correa, avalando todos sus razonamientos al respecto. La escogencia de Colombia, creo ha sido una maniobra imperialista para probar la obediencia i sometimiento de ese país, a las decisiones de los magnates de las transnacionales, e impuesta a su lacayo de la Casa Blanca Premio Nobel de la Guerra i del Crimen, que deberá crear el reino de Suecia i ponerlo también como el de la Paz, en manos de Noruega. Es, además, para probar las buenas relaciones entre los presidente Santos i Chávez (quieren acaban los entendimientos comerciales que benefician a ambos i la paz existente), porque ellos –los vaqueros norteamericanos− tienen como norma fundamental lo que expresó desde el siglo pasado León Tolstoi: “La sociedad condena a muerte al que mata, y establece escuelas para enseñar a matar. ¡Qué contradicción!” Para los Estados Unidos de Norteamérica, el principal negocio de su mundo i de su historia, es invadir, saquear i matar como jamás pudieron lograr la huestes de Atila. El peor Imperio del mundo i de la Historia, comprobable por todos los medios posibles. Por eso tuvieron la mal llamada Escuela de las Américas en Panamá, i ahora dispersa en varios sitios del planeta que consideran de ellos, al punto de destruirlo ecológicamente o condecorando a los grandes criminales como Posada Carriles i los generales i soldados asesinos del Medio Oriente, o reteniendo seres humanos de calidad, como los cinco héroes cubanos, totalmente inocentes, pero que tienen más de una década en prisión, sencillamente porque le da la gana. Si Dios existiera, debería empezar por dejar caer un enorme aerolito en la Pentágona i en Washington.

     La Canciller(a) de Colombia ha expresado que luego de esta Cumbre, la próxima no será posible si no se logra solucionar el caso de Cuba, vetada por los Estados Unidos, aunque a los cubanos no les ha hecho falta. En verdad ninguna cumbre o reunión tiene valor. Veamos que en la ONU, por más de 18 años creo, casi doscientos países se han manifestado a favor de suspender el bloqueo, i con dos o tres votos, el imperio impone su voluntad  ¿Para qué sirve entonces? i ¿para qué el recuento de votos? Además en caso hipotético de perder, tienen derecho a veto, solamente unos cinco seis países. Así seguirá siendo en la Cumbre de las Américas. La actitud es la de haberse negado a asistir todos los países del continente (Venezuela en primer lugar) i dejar que solamente Colombia (anfitriona)  Estados Unidos i quizá dos o tres países más (Honduras, Chile, Panamá) para que hagan solamente la mesa de dominó. No conozco los “intríngulis” políticos, ya que confiando plenamente en mi presidente de la República Bolivariana, el primer presidente de verdad de toda nuestra era republicana Comandante Hugo Rafael Chávez Frías (Castro, Medina i Gallegos, fueron aves de paso) pienso por qué no le hacemos tremendo vacío a una cumbre que no servirá para nada, i enterramos Cumbres i OEA, esterando algo igual con la ONU i la OTAN. Simplemente, sustituirlas por otras, como las que nacen en América Latina, con exclusión de Canadá i Estados Unidos”. En ninguna hay justicia ni creemos en ellas. La duda” decía Aristóteles, es el principio de la sabiduría.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1446 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a141441.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO