La última colonia del África

Los saharauis aun viven

Gabriel García Márquez escribió un día que los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.

Eso es justo lo que han hecho cada uno de los quinientos mil saharauis que habitan lo más occidental del mundo africano, los llamados Bereberes, quienes junto a Libia, Túnez, Mauritania, Argelia y otros mas, integran El Magreb, conformando ochenta y cuatro millones de seres humanos.

Recientemente, el “Reino” de Marruecos anunció que cerraría de forma definitiva su embajada en Venezuela y trasferirá sus responsabilidades a la representación de la República Dominicana, quien le representará de ahora en adelante en cualquier acción de su servicio consular.

Marruecos, justifica su renuncia consular en contra de la postura soberana de Venezuela ante el reconocimiento de la integridad territorial del Sahara Occidental, sumándose de forma definitiva y permanente a la postura de independencia del Presidente Mohamed Adelazed y de la histórica lucha desarrollada en aquella nación del Magreb por el Frente Polisario.

Lucha, emprendida por su independencia en contra del colonialismo en mil novecientos sesenta y cuatro con la conocida Gran Marcha Verde la cual puso fin al dominación española, quienes antes de alzar vuelo ya derrotados, entregaron sus intereses al “Reino” de Marruecos.

Desde entonces el “Reino” de Marruecos reprime ferozmente el llamado a una Intifada por parte del Sahara Occidental, a quienes les pertenecen entre otros recursos y territorios los grandes bancos de peces que descansan sobre el Océano Atlántico, los cuales tienen por kilometro cuadrado la mayor cantidad de cardúmenes marinos, nunca conocidos en ninguna otra parte del planeta.

Recientes medidas de acercamiento y apoyo a la RASD (República Árabe Saharaui Democrática) adoptadas por el gobierno de Venezuela, quien es uno de los cerca de 80 países, principalmente africanos y latinoamericanos que les reconocen, además de la Unión Africana (UA) de la cual el Sahara Occidental es fundador.

El “Reino” de Marruecos con tecnología israelita y estadounidense ha construido una gigantesca barrera antitanques con una extensión de 2500 kilómetros de largo, instalando cinco millones de minas antipersonales, vigilado por 500.000 mil soldados a un costo diario de 1.800.000 euros diarios.

Todo para impedir que los saharauis traspasen sus propios territorios cercanos al Océano Atlántico. Van cientos de mutilados, desaparecidos y más de 500 presos de conciencia recluidos en las infernales mazmorras marroquíes.

Mientras, unas desprestigiadas Naciones Unidas se arrodillan en silencio ante el abuso imperial y en contra de una de las civilizaciones más antiguas del mundo occidental africano.

venezuela01@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2748 veces.



Miguel A. Jaimes N.

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Cursando Doctorado en Letras. Cursando postdoctorado, mención: Geopolítica del Petróleo, Gas, Petroquímica y Energías. Fundador y Director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo y Energías-Venezuela. Creador de la web geopoliticapetrolera.com. Autor de los libros: Petrocaribe la Geogerencia Petrolera. El Oculto poder petrolero. poder de PDVSA Vs. Poder del Estado.

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes Niño

Miguel Jaimes Niño

Más artículos de este autor