Esperanza en Rusia

Aun después del llamado “derrumbe” del Campo Socialista, y la posterior implosión de la Unión Soviética entre los años 1989-1991, Rusia nunca dejó de ser objetivo económico de los capitales transnacionales y principal objetivo bélico del Complejo Militar Industrial de EE.UU. Las inmensas riquezas que subyacen bajo tierras rusas en Siberia; dentro de las aguas del Mar Caspio y en las áreas cercanas a esta la convierte en uno de los mayores reservorios de Petróleo y Gas así como de riquezas minerales del mundo. Rusia tiene dentro de sí todas las posibilidades autárquicas para su resurgir y mantenimiento como potencia también por el reconocido desarrollo industrial, tecnológico y militar. Y es precisamente esto lo que hemos observando en los últimos años; y es fundamentalmente a esto lo que teme el imperialismo estadounidense.

A pesar de todos los esfuerzos invertidos por la CIA-MOSSAD-MI6; contra todas las proyecciones de que la mafia rusa acabaría con todo vestigios de dignidad dentro de ese país; contra todos los ataques, Rusia ha resurgido como potencia y retomado posiciones en el tablero mundial, pero esta vez bajo el sistema capitalista en un contexto marcado por su decadencia. La crisis del Capital influye con mayor fuerza en Rusia donde hoy afloran grandes contradicciones y esperanzas.

La intromisión de EE.UU. en los asuntos internos de Rusia por medio de su secretaria de Estado Hillary Clinton, quién acusó de "fraude" las resientes elecciones parlamentarias en Rusia donde resultó triunfante el partido nacionalista Rusia Unida (con Vladimir Pútin a la cabeza) y como segunda fuerza política el Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR), es clara muestra de temor y del histórico empeño del imperialismo por acabar con el Oso y la "amenaza" roja. Estados Unidos pretende llevar a Rusia su formato intervención aplicado en el Norte del África y el Medio Oriente que mal denominaron "primavera árabe" que comprendieron masivas movilizaciones populares esta vez exigiendo la nulidad de las elecciones parlamentarias. Pero el frío invierno ruso es mucho más fuerte que la primavera. Sin lugar a dudas Putin cuenta con una amplia aceptación popular y el PCFR hoy segunda fuerza política, y ante los ataques de factores externos e internos, obligará un pacto entre ambas fuerzas.

En las resientes elecciones el PCFR se impuso como la 2da fuerza política de ese país. Hoy asistimos al renacimiento de la esperanza comunista en Rusia, Europa y en otros pueblos amenazados por la voraz rapiña imperial.

Miembro del Centro de Saberes Africanos

@BasemTajeldine


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3814 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: