Las pirañas europeas

Europa se hunde en una crisis económica sin precedentes, agravada por las impagables deudas contraídas por una buena parte de los países miembros de la Unión, las cuales alcanzan, como en el caso italiano, cifras superiores a las de su PIB. Pero, como en toda crisis, siempre hay caimanes dispuestos a sacar provecho de la situación que afecta, y continuará castigando, a millones de ciudadanos cada vez más empobrecidos.

Ángela Merkel y Nicolás Sarkozy, premieres de Alemania y Francia, respectivamente, se han convertido en los verdugos de ese capitalismo no sólo salvaje, sino criminal, que pretende crear agendas privilegiando a los bancos por encima de las personas, igual que ha sucedido en los últimos tiempos en los Estados Unidos. Lo importante para ellos es salvaguardar los intereses de ese mercado donde se emiten bonos y papeles, que endeudan a los más débiles y benefician a los poderosos.

Ya en una oportunidad la Merkel sugirió a Grecia, cuna de la civilización occidental, tierra donde nacieron filósofos, matemáticos, arquitectos, artistas, que sentaron cátedras aún vigentes, que vendieran sus islas para pagar lo que debe. Ahora Italia está sumida en una situación que hace temer que una de las ocho economías grandes del mundo caiga como otrora lo hizo el imperio romano.

En España está sucediendo otro tanto, y como allí están en campaña electoral, el seguro sucesor de Rodríguez Zapatero, el ultraderechista Mariano Rajoy, ha centrado sus discursos en hacer creer que la culpa de la hecatombe del desempleo ibérico no es del sistema, sino del Psoe. La propuesta alemana y francesa es dejar que los débiles se hundan y crear otra Unión de tan sólo nueve países, de los 27 que integran actualmente la UE. El Banco Central Europeo intervino a última hora el jueves para darles un respirito. Sin embargo, muchos analistas aseguran que al final el euro terminará por desaparecer.

La lección para nosotros está a la vista. En USA la situación sigue también en crisis, con cifras crecientes de pobreza. Un presidente gris, opacado por una Clinton inescrupulosa, socia perfecta de los líderes europeos mencionados. El Norte se hunde, señores. Apuntalemos nuestro Sur.

Mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1737 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor