Se eliminaron los informes por las protestas y comenzaron los mensajes en familia

1. En septiembre de 1988, en el último informe del presidente De la Madrid, fueron tan grandes las protestas durante el acto en el Congreso, que se acabó para siempre el monólogo que llevaba más de 60 años. Se llamaba el día del presidentes al 1 de septiembre porque era una lamisconería, un besa manos, un día en que el presidente estaba en la radio y televisión, en cadena nacional, desde que despertaba él y su familia. Televisa imponía su poder y hacía que millones de mexicanos estuvieran frente a la tele viendo los chismes presidenciales, enfocando la Casa Presidencial, los jardines e inventando historias del presidente y su familia. Luego la TV lo seguía por todas las calles de la ciudad de México hasta llegar al Congreso. Un verdadero espectáculo.

2. En 1988, cuando De la Madrid rendía su último informe -en medio del descontento por el fraude electoral a Cuauhtémoc Cárdenas, así como por la profunda crisis económica y las protestas en el Congreso con Muñoz Ledo al frente, algunas “personalidades” actuaron y declararon: Los gobernadores Barberena, Leyva y Borges le mentaron la madre a Muñoz Ledo y buscaron golpearlo físicamente. Los periodistas Guillermo Ochoa de “Hoy mismo”, José Cárdenas de “7 días”, Ricardo Rocha “Para gente grande”, Abraham Zabudovski de “Canal 2”, Pedro Ferriz  de Enlace y Jacobo Zabludovski de “24 horas” condenaron fuertemente las protestas como lamentables y escandalosas y alabaron el comportamiento de los panistas por no abandonar el Congreso.

3. Los informes siguieron, pero teniendo que soportar protestas adentro del Congreso y con manifestaciones afuera. El último informe en el Congreso fue el de 2004, cuando el presidente Vicente Fox ordenó rodear el gigantesco edificio del Congreso, desde la tarde del 31, con kilómetros de muros de acero para contener las protestas de decenas de miles de trabajadores. En aquellos años la gente no parecía soportar más y fueron bloqueados –desde el mercado de la Merced, Candelaria, San Lázaro, cerca de Balbuena y la Moctezuma- todos los accesos con más de 10 mil policías y soldados. Los trabajadores del SME, de la CNTE, de Pascual, los Panchos, no pudimos movernos ni hacer nada más que golpear los muros y mentarles la madre.

4. A partir de entonces la clase gobernante y política recordó que la Constitución no obligaba al presidente a rendir su informe desde la tribuna del congreso sino que bastaba con que cualquier alto funcionario lo entregara por escrito. Desde entonces se acabó una faramalla del “día del presidente”, pero dio paso a otra faramalla que comenzó a celebrarse entre la familia panistas y empresarial donde nadie protesta y sí aplaude por obligación. Ahora se usa un salón del Palacio Nacional, del Castillo de Chapultepec o el Museo de Antropología. Se invita a toda la derecha mexicana (panistas, empresarios, clero y socialdemócratas sumisos de absoluta confianza) Muchos gobernadores del PRI, por su parte, aprovecharon también entregar por escrito su informe y hacer un mitin ese día.

5. De todas maneras la dilapidación de recursos para aplaudir al presidente se ha hecho más grande: duplicado o triplicado, si tomamos en cuenta que durante un mes antes de esa faramalla informativa, la propaganda por el informe y “los grandes logros gubernamentales” usando los medios se intensifican dilapidando miles de millones de pesos. La socialdemocracia, en vez de obligar a cambiar el estilo del informe –obligando al presidente a responder cuestionamientos básicos- con sus protestas inconsecuentes, logró mejores condiciones para que el presidente “rindiera su informe” invitando sólo al PAN, a los empresarios, a los militares y al clero. Luego, dicen, se analizará en el Congreso, pero sin que fuera cuestionado o emplazado el presidente en persona.

6. El día 1 de septiembre debió informar Calderón, pero ha sido el 2 cuando –en cadena nacional, desde el Museo de Antropología y frente a mil incondicionales- lanzó su mensaje absolutamente lleno de falsedades fácilmente demostrables. (Publiqué dos días antes artículos sobre los pésimos y lamentables servicios de salud y de educación en México) Desde hoy se reanudará la propaganda que corresponderá a la radio y la TV propagar intensamente esas falsedades del presidente durante los días siguientes porque para ello reciben los medios de información cantidades multimillonarias. Sobre todo que, aunque de manera informal, las campañas políticas presidenciales se han iniciado y el PAN no está dispuesto a dejar la Presidencia. ¡Qué joda para la población!

7. Azcárraga Milmo, dueño de la empresa Televisa, dijo que “él sólo fue un soldado del presidente en turno” y por ello –como respuesta- los presidentes, para compensar a esa empresa, sólo han sido servidores de Televisa; ello demuestra que, por lo menos desde 1968, a raíz de la rebeldía estudiantil que terminó en una matanza, la radio y la TV han marchado como “uña y mugre” con el gobierno. En vez de que el país cada año o cada década se demuestre que siempre avanzamos superando la miseria que sufre casi la mitad de sus habitantes, puede verse exactamente lo contrario: que cada día empeora el desempleo, se hace más grande la miseria, la explotación, la migración y la inseguridad. Llevamos por lo menos cinco sexenios perdidos, desde 1982; pero en esos sexenios empresarios y clase política se han enriquecido.

http://pedroecheverriav.wordpress.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1494 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a129524.htmlCd0NV CAC = Y co = US