Aventis

Silencios elocuentes adversos

La izquierda latina inquieta a los inversionistas por el remplazo de programas no convencionales que generan graves distorsiones en los mercados internos, dañando el ritmo vertiginoso de la filosofía e ideología de un pueblo que, exige un trabajo más académico y adecuado y resuma la insatisfacción política en ciertos sectores de una población que desea salir de la pobreza. Los militares desean estar en el control del poder en el Sur, lo del socialismo tiene solo un carácter simbólico y de antipolítica. Ante organizaciones políticas que le cierran las puertas a jóvenes y grupos que se creen superior, las intervenciones militares de carácter civil parecen la mejor opción para un grupo de aspirantes civiles que no llevan el gen político dando a conocer un desempeño mediocre ante la acción militar enarbolando principios bolivarianos y militares.

Lo más importante es la alineación que deben tener los países bolivarianos hacia Estados Unidos, teniendo el grupo de los Brics, (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica), la fuente primaria para fijar proyectos económicos que conciertan la motivación suficiente para que la izquierda se repliegue y se muestre inofensiva ante el avance de los militares y el Desarrollismo Burgués. Es el principio de una lección donde las FARC y el pueblo suramericano se verán alienados por el nuevo coloniaje y dejarnos entendido que Europa se encuentra todavía bajo la clave del Fondo Monetario Internacional, (FMI), lo cierto es que la irracionalidad política comienza a gobernar a Latinoamérica en manos de militares utilizando consignas del socialismo y los tratados de Simón Bolívar. Mientras, hombres como Becerra Joaquín y Conrado deben ser entregados por acuerdos con el Imperio de una manera indirecta y, que pone en peligro la existencia de muchos líderes socialistas en nuestro Continente. Existe un silencio elocuente, Lula no habló sobre las sanciones norteamericanas a Venezuela, hay un cambio soterrado en la política venezolana y los patrones a discutir reflejan un deseo perpetuo por el poder bajo determinadas causales. A pesar de todo, el piso político de los militares en el Cono Sur es fuerte y la conexión popular es vigente, los movimientos opositores lucen débiles por antagonismos en sus fuerzas de base.

Latinoamérica-según los pronósticos- debe alimentar a las potencias para el ataque definitivo sobre Afganistán, Irak y Pakistán. Necesitan recursos urgentes para incidir sobre sus territorios. Es una guerra globalizada y en silencio, Barak Obama fue muy claro con la presidente del Brasil, Dilma Rousseff y José Manuel Santos, como estratega de esta nueva jornada hacia el sur.

En Perú, la izquierda no ganó, fue un voto del grupo étnico del sur de Lima, aquellos que residen en la Amazonia y los Andes, que buscan una vía para un verdadero ejercicio político y económico, Keiko Fujimori solo gano en una de etas provincias. Lo más importante sería el diálogo integrado socialmente, la idea es conformar nuevas responsabilidades y compromisos que beneficien a los más pobres. Lo seguro, es la creación de milicias urbanas al igual que Colombia, Venezuela para combatir hechos irregulares de competencia internacional. Así se le estaría ayudando a jóvenes sin un trabajo definido y se cumpliría el plan de Estados Unidos de eliminar los ejércitos latinos, teniendo en cuenta que los oficiales de alta gradación provienen de sus escuelas y académicas militares.

Algún día, nuestros militares han de regresar a su seno, luego de su experiencia civil. Lamentablemente, los partidos políticos se olvidaron de los pobres y los incidentes históricos revelan una realidad geopolítica distinta. El problema es que, algunos dinosaurios todavía desean ostentar al poder popular, han logrado que el experimento democrático fracase, dándole paso a ciertos alzamientos militares que le dieron solidez a la base militar y no a las fuerzas populares y al liderazgo juvenil en todas sus vertientes, como de derecha e izquierda.

El Continente Sureño viene desarrollando una política de crecimiento esencial para lograr una equidad social hacia los pobres. Pero, este concepto mal interpretado ha traído violencia e invasiones de tierras agrícolas y de construcción civil en zonas urbanas por parte de extranjeros que se han dedicado a la actividad de buhonería y, no desean bajar de los cerros caraqueños y del interior del país para sembrar en los campos, hace falta una verdadera política pública para mantener una población latina activa en todos los sectores de la producción comercial y área tecnológica, a fin de lograr un bienestar comunitario.

Hay una campaña de destabilización política hacia Venezuela y los debates plenarios, así lo manifiestan desde el año 2000 los circuitos informativos. Este país suramericano es la puerta del Mar Caribe hacia La Patagonia.

emvesua@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1221 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a124829.htmlCd0NV CAC = Y co = US