Comandante, insisto en hacerle la necesaria critica constructiva. Sobran los aduladores que siempre le dirán: todo está perfecto.

Deportación de Joaquín Pérez Becerra: ¿Quién salta la talanquera?

Recientemente se produjo en el aeropuerto de Maiquetía la detención por parte del Gobierno Bolivariano de Venezuela de un ciudadano colombiano que además  había adquirido en el año 2000 la nacionalidad sueca: Joaquín Pérez Becerra. Lo que he leído sobre este escritor y periodista es que fue activista político en Colombia donde resultó electo concejal por la Unión Patriótica  y el Partido Comunista; por su oposición al régimen fue perseguido junto a su familia por el Estado colombiano  como un criminal, antes de ser recibido como refugiado político en el país europeo en 1994.

Las reacciones en contra de tan descarada violación al derecho internacional y a los derechos humanos, incluida la del gobierno de Suecia, fueron contundentes e inmediatas. Todas las organizaciones progresistas y movimientos de izquierda alzaron su voz ante tan repudiable acontecimiento; acá el primero en pronunciarse fue el Partido Comunista de Venezuela a través de su presidente, Jerónimo Carrera. 

La experimentada y destacada periodista Irma Barreto (a quien tuve el honor de conocer hace algunos años en  Biscucuy con motivo  de un reencuentro de exguerrilleros  y militantes revolucionarios organizado por mi hermano Mijail) señaló en un artículo publicado en el semanario La Razón, lo siguiente: “… En el vuelo que le conduciría a Caracas, Pérez Becerra quizás proyectaba hacer un recorrido por esa Venezuela… las siniestras garras policiales le hicieron aterrizar de su fantasía. No se trataba de los  esbirros  que exterminaron a la Unión Patriótica en Colombia, sino de agentes menos agresivos –representantes del socialismo del siglo XXI-, dispuestos esos sí a colocarle con prontitud las esposas, como a un peligroso delincuente”. 

En lo que a mi respecta, no dudé en calificar esa decisión como un grave error por parte de nuestro Presidente. Primero por las violaciones que implicó el apresurado y misterioso procedimiento. Y segundo por cuanto pareciera que nuestro Comandante ahora da más créditos a quien hace algunos años violó la soberanía de nuestra hermana patria  ecuatoriana para cometer un cobarde asesinato, que a quienes aún seguimos creyendo en la legitimidad de la lucha insurgente (con los errores que hayan podido cometer) contra el terrorismo de Estado, llámese colombiano o israelí.

En mi opinión el señor Juan Manuel Santos es uno de los presidentes mas belicistas y falsos con los que cuenta el mundo en la actualidad y,  porque aún creo en nuestro proyecto bolivariano y en el liderazgo de Chávez, me preocupa altamente que este se haya comido ese cuento del  demonio, perdón, del Santos, de que ahora el veguero de Sabaneta, el mismo que despertó la conciencia del pueblo venezolano, es “su nuevo mejor amigo”.

Comandante, díganos que es mentira lo que recientemente declaró su “antiguo” enemigo: “ahora Chávez nos entrega todos los peses gordos que le pidamos”.  Porque si eso es verdad, ahora si no sé quien salta la talanquera: Si usted entregando a Santos  todo lo que le pida; Si  la dirigencia del PPT en Portuguesa  buscando alianzas con la  Mesa de la Unidad, o el escritor y poeta Earle Herrera cerrando su  Kiosco Veraz hastiado de la mala conducción de VTV. Aunque lo más probable es que termine siendo yo, por haber escrito este articulo. 

palmaritales@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2395 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a123654.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO