USA lanzó trapo rojo a través de Wikileaks

La filtración de la publicación del contenido de 250.000 cables
diplomáticos confidenciales de EEUU a través de la página de WikiLeaks
ha creado gran alboroto en gran parte del mundo. WikiLeaks
(WikiFiltraciones o WikiFugas en inglés) es un sitio web que publica
informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en
materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el
anonimato de sus fuentes. El objetivo inicial de WikiLeaks se centra
en la actividad exterior de los Estados Unidos, especialmente en
aquellas regiones donde la primera potencia mundial ha tenido o
mantiene conflictos de cualquier índole, como con Irán, Afganistán,
Iraq, China, Rusia, entre otros.

Mas allá de la popularidad que ha logrado WikiLeaks, debemos analizar
la connotación y repercusión de la información en sí. Primeramente los
que manejan ese tipo de información divulgada son fuentes muy
reservadas con intereses muy particulares sobre los puntos tratados,
acuerdos o propuestas formuladas; segundo, de lo plasmado en dicha
información no hay nada sobre lo cual no se haya especulado por parte
de representantes de varios países en el mundo durante un
acontecimiento o posterior a cualquier hecho o conflicto bélico,
diplomático o económico. Si bien es cierto hay reserva sobre los
documentos, siempre se filtrará algún tipo de información; pero ¿creen
que los documentos difundidos puedan perjudicar la imagen del gigante
del capitalismo?, pues están muy equivocados, los países allí
señalados o involucrados de alguna manera son los que menos les han
parado a la información, pero si se pueden tratar de beneficiar
algunos como los países Árabes que están en contra de las políticas
del gobierno de Irán, metiendo el dedo en la llaga sobre documentos
que diría yo, deliberadamente mandaron a lanzar desde las máximas
instancias del poder norteamericano buscando pescar en río revuelto y
anotándose unos puntos con sus aliados.

Mas allá de “un lamento profundo” de la secretaria de Estado
norteamericana, Hillary Clinton, manifestando que el gobierno del
presidente Barack Obama estaba “persiguiendo agresivamente” a los
responsables de la filtración, tendríamos que ver la cara de
satisfacción por distraer al mundo con estas “necedades históricas”,
manifestando que tales divulgaciones suponen un riesgo para la
seguridad nacional de su país.

Estoy seguro que para la próxima semana mas nadie volverá ha tocar el
tema, y para muestra un botón: el presidente de Irán Ahmadinejad,
considera que los documentos tienen objetivos políticos que en su caso
señalan temores de países árabes por el programa nuclear de Teherán
(¿para quien es desconocido esto?), así mismo restó importancia a las
filtraciones; la portavoz del Kremlin Natalia Timakova compara los
informes con una película de Hollywood y el ministro de Exteriores
ruso, Serguéi Lavrov negó que vayan a afectar a las relaciones entre
Rusia y Estados Unidos.
Señores, ¡mas es la bulla que la cabuya!.

Email: reinaldosilva119@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1727 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a113214.htmlCd0NV CAC = Y co = US