El encuentro Chávez-Santos y el 26-S

El 10 de agosto se realizó en Santa Marta, Colombia el encuentro entre el recién electo presidente Juan Manuel Santos y el presidente venezolano Hugo Chávez. Dicho encuentro estuvo marcado por dos expectativas:

  1. El hecho que Colombia fuera el país anfitrión, se vislumbraba como una desventaja para el presidente y el pueblo de Venezuela. Las razones eran la conflictividad política reinante en el vecino país y las amenazas latentes acerca de un posible magnicidio contra el presidente Chávez. Por otro lado, realizar dicho encuentro en Colombia, se convertía en un condicionante negativo, debido a que daba la impresión ante la opinión pública, de percibir  a Colombia como el  país agredido y a Venezuela como el agresor, causante del rompimiento de las relaciones.
  2. Por ser Juan Manuel Santos, uno de los principales protagonistas de las estrategias imperialistas  de los Planes de Seguridad y Defensa Nacional y de los Planes Preventivos que ha implementado Colombia en el recién finalizado gobierno del ex presidente Uribe, le ponía un sabor amargo al encuentro, que generaba dudas.

    Chávez logra romper el cerco mediático del imperio

Sin embargo tales amenazas fueron superadas, entre otras razones por la presión ejercida por la población afectada por la suspensión de relaciones, particularmente por los comerciantes colombianos que solicitaron al presidente Juan Manuel Santos, iniciar las conversaciones con el presidente Chávez,  a la mayor brevedad posible, a fines de solventar la ruptura. Adicionalmente el presidente Hugo Chávez mostró su condición de estadista, al lograr romper la estrategia mediática de los medios venezolanos, colombianos y las agencias internacionales, que pretendían colocar a Venezuela como el país agresor y particularmente la celada montada en la OEA por el exembajador colombiano ante este organismo, Gustavo Hoyos.  

El presidente Chávez pudo convertir una situación de amenazas y debilidades, en oportunidades, logrando solventar a su favor el descontento fronterizo que puso contra la pared al recién electo presidente colombiano y lo obligó a sentarse en la mesa de negociaciones. Por otra parte el pueblo colombo-venezolano no mordió la carnada montada por el saliente Uribe y percibió que los alegatos presentados públicamente por las extintas autoridades colombianas, eran una cortina de humo para ocultar las amenazas de última hora que lo responsabilizaban de graves delitos como la parapolítica y los falsos positivos, particularmente de las fosas comunes encontradas en La Macarena y de las delitos constitucionales cometidos por Uribe, en los acuerdos que permitían la presencia de las bases militares norteamericanas, en territorio colombiano 

El desbordante y caluroso recibimiento dado al presidente Chávez, en las calles de Santa Marta, se convirtió en la  mayor expresión  de aceptación que el pueblo colombiano le tiene al mandatario venezolano. Ese recibimiento rompió las estrategias malignas del imperio, convirtiéndose en un indicador de reconocimiento, que le otorga un liderazgo indiscutible en la región

    -1- 

    Los Acuerdos Alcanzados:

    De las conversaciones llevadas a cabo entre los dos mandatarios, se acordó:

  1. Dejar sin efecto las infundadas acusaciones interpuestas ante la OEA, por el Expresidente Álvaro Uribe
  2. Nombramiento de una comisión Bilateral para revisar el intercambio comercial entre los dos países
  3. Establecer una estrategia de rechazo a los grupos irregulares que operan en la frontera
  4. Establecer comisiones para estudiar acuerdos económicos y bilaterales
  5. Re-establecer a sus respectivos embajadores ante las embajadas de ambos países.

    La Seguridad y la violencia como Detonante

El inicio del diálogo entre los dos mandatarios y sus resultados satisfactorios, ha llevado a sectores de la oligarquía y de la extrema derecha colombiana y venezolana, a intensificar sus ataques hacia el pueblo y el presidente venezolano, haciendo esfuerzos dirigidos a impedir desesperadamente toda iniciativa de diálogo entre los dos países, utilizando el tema de la violencia y la seguridad para darle tratamiento mediático y convertirlo en un detonante de sus estrategias guerreristas. Nos referiremos a la seguridad, como un tema que ha sido tomado como matriz  de opinión por los grupos opositores, a propósito del proceso electoral que se viven en el país, con miras a las elecciones parlamentarias del 26-S  

Los ataques hacia Venezuela los orienta el imperio, quien desesperadamente pretende apoderarse de los recursos energéticos y  naturales existentes en la nación venezolana, utilizando a la oligarquía colombiana y a los grupos opositores de la extrema derecha, como punta de lanza en sus propósitos nefastos, quienes ante la pérdida de credibilidad de sus partidos políticos tradicionales, recurren a la influencia de los medios de información y comunicación para manipular a la opinión pública con temas como la seguridad.      

La seguridad son los mecanismos que tienen los organismos competentes de una nación, para garantizar el resguardo y la integridad física de las personas y de  sus bienes en todo el territorio nacional. Cuando se habla de “seguridad” en términos generales, se incluyen la sumatoria de un conjunto de indicadores que constituyen una unidad integral. Desde este punto de vista, dicho concepto lo conforman entidades como las personas, la familia, la vivienda, la salud, el ambiente, el trabajo, etc. y otros valores intangibles como la cultura.  

Cuando mencionamos el término “seguridad”, debemos especificar a qué “seguridad” nos referimos. Hacer referencia indiscriminadamente a uno o dos indicadores de dicho concepto, seguramente presentará una realidad excluyente y parcializada de la realidad, denominado “fragmentación”, lo cual se hace deliberadamente, con intensiones de confundir. Por ello un hecho “manipulado” o  el “montaje” de una imagen descontextualizada,  en ningún momento  debe ser considerado como un indicador de “Inseguridad” y menos aún si el mismo ha sido utilizado expresamente con fines electorales, para desacreditar al gobierno del presidente Chávez, como ha ocurrido en esta oportunidad, con una gráfica publicada por un diario de circulación nacional en Venezuela y un video presentado por una planta de televisión transnacional, sobre

-2- 

“hechos” acaecidos en el país  
 

    Ataques Recientes del Imperio

Veamos algunos hechos de “seguridad”  ocurridos recientemente, en los cuales directa o indirectamente están involucrados los adversarios del proceso político que se vive en el país y sus aliados. 

    1. La primera semana de agosto, la transnacional CCN, publicó un video llamado “Los Guardianes de Chávez”, con el cual se buscaba descalificar el apoyo que amplios sectores de la población venezolana, le otorgan al proceso revolucionario en Venezuela. Dicho video mostraba una serie de reportajes, donde se caricaturizan algunas expresiones de apoyo al presidente Chávez, tratando de mostrar una imagen virulenta del apoyo social que tiene el mandatario, con lo cual se buscaba descalificar nacional e internacionalmente a la revolución venezolana.
 
    1. El jueves 13, luego de amenazar por twitter la noche anterior,  Miguel Henrique Otero, editor de un diario de circulación nacional, publicó en su portada, una vieja foto con cadáveres de la morgue caraqueña de Bello Monte, con la cual se buscaba igualmente desvergonzar y descalificar públicamente al gobierno bolivariano, con imágenes grotesca de cadáveres.
 
    1. El viernes 14, grupos facinerosos -presumiblemente afectos a grupos desestabilizadores- atentaron contra los participantes del recién finalizado campeonato mundial de beisbol femenino, al herir en el estadio con un disparo de bala en una de sus piernas, a una de las damas jugadora de la selección de Hong Kong, lo cual ameritó la suspensión temporal del campeonato y el posterior retiro de dicho equipo de la competencia.
      1. Este mismo día, en Colombia, en horas de la madrugada, sujetos desconocidos enemigos de la paz y las conversaciones Chávez-Manuel Santos  y de los planes de integración de los pueblos, hicieron estallar un carro bomba en pleno centro de San José de Bogotá, causando destrozos y heridos.

    Los anteriores hechos son una expresión de la ofensiva desatada por las transnacionales y las oligarquías, que se niegan a aceptar los logros obtenidos en diversos espacios del país y en otras latitudes, pretendiendo mantener su dominio sobre las naciones y la soberanía de los pueblos, a través del uso de la manipulación mediática y del terror  

      ¿QUÉ HACER?

      1. Pasar a un estadio superior en el sistema de relaciones, asumiendo la lectura crítica  de los hechos que ocurren en el ámbito local, nacional e internacional, como un instrumento que permita conocer la realidad con criterios de objetividad y facilitar la toma de decisiones, con miras a avanzar en el establecimiento de un modelo de equidad, el modelo socialista

      b)   Establecer las Unidades de Análisis de Información y de estudios, como una

        -3-

        expresión de las batallas de las ideas.  

      1. Integrarse a las Unidades de Batallas Electorales “Bolívar 200”, como parte

        de la ofensiva electoral del 26 de septiembre, orientada a  votar por los parlamentarios revolucionarios, para obtener una mayoría en la Asamblea Nacional, que respalde al presidente Chávez. 

      ¡Venceremos!

    Vielmajota4@hotmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3194 veces.



José Vielma


Visite el perfil de José Miguel Vielma López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: