Parte V (La hipocresía de los historiadores)

Haití una resistencia de dignidad que no debe morir

La historiografía tradicional ha ocultado lo que fue una verdad tangible para quienes participaron activamente en el proceso de la independencia latinoamericana. No hay más que revisar los documentos relevantes de la época para darse cuenta que la revolución haitiana tuvo una honda repercusión en los hombres que fraguaron la Independencia de las colonias hispano- lusitanas.

La clase dominante criolla —sobre todo la del Brasil, Venezuela, Colombia. Cuba y Puerto

Rico— enriquecida con la explotación del trabajo esclavo, fue la primera en alarmarse por aquella rebelión que conquistó no sólo la independencia sino también la liberación de los esclavos. La decisión de los esclavócratas criollos fue evitar, a toda costa, que el proceso independentista se transformara en revolución social, impidiendo una nueva Haití, aunque se retardara la independencia, como ocurrió en Cuba y Puerto Rico.

Tan honda fue la repercusión de la revolución haitiana que varios precursores de la independencia latinoamericana visitaron la isla para ver en el terreno como fue posible que un país tan pequeño venciera a las mejores tropas de Napoleón e instaurara la primera nación independiente de América Latina, el primer país negro no monárquico del mundo, en que por primera vez los esclavos lograban un triunfo definitivo en la historia universal, superando la gesta de Espartaco contra el imperio romano.

Este fenómeno, tan evidente para sus contemporáneos, fue posteriormente relegado al olvido por los historiadores. Es sobradamente conocido por todos que las Historias de América Latina respaldadas por las Academias Nacionales— abren el capitulo de la Independencia con las revoluciones de 1810, omitiendo deliberadamente a Haití.

Hasta se ha llegado a ocultar que Haití prestó una ayuda inestimable ala independencia de los países de tierra firme. En su calidad de primera nación libre de América Latina, fue visitada por Francisco de Miranda el 20 de Febrero de 1806, bajo el pseudónimo de George Martín, con el fin de solicitar ayuda para su expedición a Venezuela , el 6 de agosto de1806 nació en jacmel la bandera que hoy flota en Venezuela ,Colombia y Ecuador. El 24 de agosto de 1806 la gran proclama a los pueblos de la Gran Colombia.

Miranda llegó en Haití con un solo barco el Leander, pero en la expedición de jacmel, estaba acompaña con tres Barcos el LEANDER el BEE y BRACHI los barcos de la Dignidad de la emancipación latinoamericana.
Después de seis semanas en la tierra liberada por Dessalines, donde pudo apreciar el profundo significado social de la revolución

antiesclavista, partió a su patria con la generosa ayuda de los haitianos que no sólo le pro- porcionaron armas sino también hombres como Fequiere. Gayot y Gastram . No por azar, Miranda propuso la libertad de los esclavos cuando fue Presidente de la Junta de Gobierno de Venezuela en 1811.

Hoy Haití esta entre, la recolonnizacion o refundación por los profetas imperiales pero, ¡Alerta, que el centauro descrito no ha terminar su caminar por América Latina! se puede concluir que Dessalines fue un verdadero “Profeta armado que predicó y aplicó, basado en un ejército moderno propio, el objetivo patriótico de liberar su “gran patria” izo Reformar Social y actuó como “zorro” descubriendo las trampas de los colonizadores” imponiendo respeto.

Haití país que dio grande Hombre por la emancipación Latinoamericana merece Respeto

(*) antropólogo

seg General de la Casa Cultural Haitiana bolivariana de Venezuela

Coordinador Del Fuente Unido Socialista Haitiana

Coordinador Internacional del Movimiento Unido Socialista Haitiana por el ALBA : MOUSHA

fritzsaintlouis8@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2188 veces.



Fritz Saint Louis


Visite el perfil de Fritz San Louis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a102540.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO