¿Conoces a tus candidatos a la Asamblea?

¿Qué se ha hecho para que el soberano conozca lo que piensan los candidatos a la Asamblea Nacional? Los candidatos ¿han asistido a las comunidades? Las comunidades, los consejos comunales y las comunas ¿han acompañado a alguno de sus candidatos en esos recorridos? ¿Han podido conversar con alguno de estos candidatos? ¿Cuántas veces han escuchado en algún programa, de un medio de comunicación, a su candidato? Y los candidatos ¿han explicado qué harían en la Asamblea? ¿Realmente el pueblo sabe quiénes son sus candidatos? Y además, ¿por qué quieren ser diputados o diputadas a la Asamblea Nacional? Todas estas interrogantes deben estar claramente resueltas por cada uno de nosotros al tomar una decisión en los comicios electorales del próximo 2 de mayo. Las respuestas a las interrogantes nos darán pistas sobre la vocación de quienes aspiran ingresar a la Asamblea Nacional por el PSUV.

Las interrogantes obedecen también a la necesidad de elegir Diputados (as) que no sean conspiradores en potencia, corresponde a la necesidad de dar al traste con la tesis según la cual quienes mayor acceso tienen a los grandes medios son los que, en definitiva, tienen lugar en el imaginario colectivo y en sus decisiones, como si se tratara de sujetos manipulables, tal como nos concibió históricamente la industria publicitaria para incidir en nuestras decisiones hasta volvernos seres autómatas.

El PSUV entregó a sus delegados la responsabilidad de elaborar un Reglamento para regular el desarrollo de la campaña interna, estableciendo en su Artículo 5 su competencia en tan importante evento: El Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV organizará la realización de foros, asambleas, debates y encuentros populares, a fin de que en un plano de igualdad; los y las aspirantes en las elecciones internas puedan manifestar sus programas de acción política, sus propuestas y sus condiciones personales. (subrayado del autor)

Ante este escenario, nos preguntamos ¿Qué ha faltado para hacer realidad este artículo? ¿Será que nuestra militancia no se merece conocer lo que piensan nuestros candidatos y su plan de acción política? ¿Será que la decisión que acuñó el comandante Hugo Chávez, cuando dijo que se la jugaba con el pueblo en la escogencia de los candidatos ha generado tiene resistencias en algunos sectores que rehúyen al debate y al verdadero espíritu democrático? ¿O es que estos sectores tienen ya sus caballos para la revolución?

Ahora bien, ante la falta de respuesta sensata a todas estas interrogantes, debo decir que el poder real de transformación de las estructuras establecidas está en el soberano, no en las cúpulas del partido que, en estos escenarios, dejan ver sus prácticas contradictorias.

Este tiempo nos invita a organizar canales para que se lleve a cabo una verdadera transformación socialista. Mi ánimo es contribuir con impulsar estos debates como candidato. Estoy dispuesto a aceptar este reto de la mano de las comunidades, de los consejos comunales y del PSUV, pues debemos hablar del aporte de cada uno de nosotros al Socialismo del siglo XXI. Y si estamos de acuerdo, invito a que los candidatos tomemos las Plazas, los parques, las calles, nuestros barrios, para realizar un diálogo de saberes en el que el pueblo nos interpele con sus inagotables preguntas y, con ello, escoja a los hombres y mujeres que necesita la impostergable transición a una sociedad Socialista de la mano de nuestro Presidente.

(*) Abogado. Trabajador Social. Prof. de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Candidato por la Circunscripción Número 2. Casilla Número 58. Distrito Capital. Elecciones internas del PSUV



martinjpadrino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4032 veces.



Martín José Padrino (*)


Visite el perfil de Martín Padrino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas