Del discurso del presidente

Del capitalismo salvaje al capitalismo

No hay la más mínima discusión sobre el líder del proceso revolucionario en Venezuela, esto le debe quedar bien claro a todos y todas los que apoyamos el proceso que lidera el comandante Hugo Chávez Frías, lo que esté fuera de este contexto no pertenece o debe permanecer en esta acera, de tal manera que la definición no debe dejar lugar a ningún tipo de dudas.

Ahora bien, si le hacemos un seguimiento algo minucioso al discurso del líder, podemos llegar a la conclusión sin matices de la evolución hacia estadios superiores de lo que el considera se debe adelantar en Venezuela, en cuanto a la profundización y a la vez a la decantación de quienes se quedarán en el camino, convencidos debemos estar del carácter no reformista de lo que quiere adelantar el presidente, al respecto ese discurso que ha discurrido en el devenir del tiempo y de manera oportuna con la agregación, digamoslo de esta manera, de cuales son las características del avance en el cual debemos montarnos.




Del ataque original al capitalismo salvaje al de solo el capitalismo hay una distancia corta en las palabras pero un salto gigantesco en la propuesta hacia el socialismo, la reivindicación de los clásicos desde Marx, Engels, Lenín, Rosa Luxemburgo, se llega luego de asomar a otros autores como Galeano, Mariategui, Gramsci, El Che, entre otros; la coherencia se hace norma y regla del camino que se debe andar, el rompimiento con el capitalismo tal y simple, nos dice que la elaboración de la propuesta socialista pasa por combatir al capitalismo como quiera que se asome, aunque nunca ha hablado del tiempo, entendemos que la aceleración de ese camino es evidente.


Con referencia a la transición, esta pareciera una condición necesaria y depende del desarrollo mismo de los acontecimientos, acá el tiempo juega un papel que no es de premura, porque el proceso revolucionario que hasta ahora se rige por un marco constitucional, depende de muchos otros factores primordiales que no deben obviarse, uno de ellos, es la consolidación de la unidad revolucionaria con el consiguiente estado de alistamiento de las fuerzas que la integran; en segundo lugar y no menos importante, es la construcción del partido de la revolución, quizás uno de los factores de mas compleja conformación y reto, luego se impone la necesidad de una extensa jornada informativa y comunicacional de orden político ideológico que coadyuve al blindaje estratégico de las masas del chavismo, ello como actividad complementaria de la elevación del nivel de conciencia revolucionaria, por aquello, que la revolución la hacen revolucionarios, otro factor de imperiosa necesidad es la transformación del Estado que, a su vez, sirva de catalizador de la eficiencia y eficacia, el rendimiento de la Administración Pública pasa por la necesidad de esa transformación.








Son muchas las cosas que hay que atender y todo no lo puede hacer el comandante presidente, es por ello, que la consolidación del partido de la revolución pasa por una enorme jornada político ideológica, no solo de sus miembros a todos los niveles, sino más allá a la masa chavista y los que apoyan el proceso desde afuera, es decir lo que llamaríamos independientes con Chávez, los empresarios progresistas que no le tienen miedo al socialismo que se busca, a la extensa clase media en cuyo seno entendemos hay mucha gente consciente que no se deja embaucar por la acción mediática.

No hay nada tan sensible como hablar de la boliburguesía, desconozco si el calificativo es el más apropiado y surge de la oposición, en nuestra acera se habla de ciertos personajes con cuotas importantes de poder que directa o indirectamente conspiran supuestamente en contra del proceso, en este sentido sí existen en el entorno del presidente, no creemos que el presidente sea tan tonto para permitir que anden a sus anchas; en todo caso lo importante acá es el seguimiento y la vigilancia por el poder popular, el reciente escenario del Consejo Federal de Gobierno y la modificación de la Ley de los Consejos Comunales, más la necesidad de elaborar por el Ejecutivo Nacional el Reglamento de la Ley de Conservación y Mantenimiento aprobada por la Asamblea Nacional en 2008 que introduce la fijación de responsabilidad en esta área tan importante tanto en el sector público como en el privado.

Para quienes no se han percatado de la línea ideológica que el ciudadano presidente ha tocado en los últimos tiempos, es hora que lo hagan y tomen para si la verdad revolucionaria y cual es la orientación y el hacia donde debemos ir, no hay tregua con la oligarquía y/o capitalismo. No obstante, es conveniente aclarar ciertos elementos que a nuestro juicio no escapan del rigor del análisis y seguimiento, y que en conjunto podrían ser la clave del como hacer las cosas de la mejor manera.


Imbuidos estamos de la ideología burguesa desde siempre, incluso aunque estemos claros y conscientes del momento estelar que estamos viviendo y acompañemos al comandante en todas sus líneas, por algún lado nos sale esa demostración del ser burgués, no es que lo seamos, son ciertas características comunes que nos producen en ocasiones pensamientos de duda acerca de la profundidad del socialismo, lo cual nos obliga a preguntarnos, estamos preparados e inmunizados contra la arremetida mediática ideológica del enemigo histórico, lo están las masas, el pueblo llano; entendemos que significan los medios de producción, que entendemos por propiedad privada, cual es el verdadero desiderátum de la libertad, en fin creemos que, la profundización o mejor dicho el camino hacia el socialismo depende de la superación activa de todos estos inconvenientes que el camino nos tiene por delante.

De allí que pasar de la lucha contra el capitalismo salvaje al capitalismo a secas, debe dejar en el camino a unos cuantos que consideran que las etapas intermedias no existen en lo que se ha denominado la transición. Aunque de nuevo vale la pregunta, la Constitución del 99, es una camisa de fuerza para la realización de dichos cambios, la elección a través de elecciones no podría ser un acicate que puede actuar contra nosotros mismos. Hasta que punto reivindicar el marxismo como método de análisis y aplicación ideológica, será comprendido por las mayorías que nos acompañan, son reflexiones que están en la palestra de la revolución bolivariana.

Es importante destacar que este es un proceso que adelantan hombres y mujeres de carne y hueso, los chavistas no llegaron de la estratosfera, el origen aluvional de la masa que apoya el proceso indefectiblemente pasa por la decantación, el deslastramiento de los oportunistas, el medrismo ha jugado un papel distorsionador en el cumplimiento de metas y objetivos, el amiguismo y la solidaridad automática conspiran contra las mejores intenciones, todo ello, reúne un cuadro si se quiere dramático pero a la vez, esperanzador. No obstante, hay una arista si no compleja de carácter especial por su elocuente atención, nos referimos a la política comunicacional y la difusión instantánea que se debe producir en la defensa de la revolución bolivariana, no solo se trata de responder a lo mediático, es necesario difundir la obra realizada pero de manera didáctica y bien dirigida no epiléptica ni demasiado esquemática, por el contrario debe ser explicativa con humildad y sencillez, que llegue a todas y todos. Es la manera de penetrar con el mensaje sobre las bondades del socialismo y la lucha revolucionaria, es tarea de todos y todas, identificar al capitalismo como el enemigo y no solo eso, sino además comprender que el capitalismo no tiene nada más que ofrecer, a no ser que hambre, miseria y desolación.


rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a97601.htmlCd0NV CAC = Y co = US