23 de enero, dos marchas extremas

A veces cuesta trabajo el concentrarse y describir tantas cosas, que parecieran historias arrancadas de sueños acumulados en el subconsciente, pero no, son parajes vividos por circunstancias de la vida, son vivencias de las que no somos protagonistas directos, aunque sí, testigos mudos de los diversos aconteceres de la historia política, económica y social de nuestra patria; también extraemos muchas veces las diversas versiones que se plasman en ediciones histórico-políticas sobre aconteceres universales o nacionales.

El 23 de enero de 1958, se cerró el capítulo del caudillismo militar en Venezuela, con el derrocamiento del General Marcos Evangelista Pérez Jiménez, dictador que, fue avalado por las huestes del Imperio, al igual que por esa década, hicieron en Colombia, Perú, Brasil, Nicaragua, Bolivia, Paraguay, República Dominicana y otros países de nuestra América, donde los Estados Unidos y su injerencia, ponía y quitaba regímenes militares, los que apadrinaba con todo rigor por considerarlos aliados contra el Satán Comunismo, a estos gobiernos se sumaban en muchos casos la alta Jerarquía eclesiástica, poder aliado de mucha importancia por la conducción y redención de almas.

La caída de los dictadores militares, fue dándose en forma paulatina, no fue por la acción directa de los pueblos, ni de los movimientos políticos y sus líderes que fueron perseguidos, encarcelados y otros asesinados por estos gobernantes de extrema derecha bajo las directrices imperiales. Cayeron porque ya estos se estaban negando a seguir las órdenes de sus tutores, los militares dictadores, firmaron acuerdos entre sus países para desarrollar grandes obras de infraestructura: ferrocarriles, carreteras, autopistas, puentes, edificaciones, grandes colonias agrícolas, hotelería y turismo, grandes represas hidroelectricas y hasta maravillas, como fue planificado originalmente el Puente sobre el Lago de Maracaibo.

La desobediencia no le gustó a Washington, ni mucho menos les aceptaron la red ferrocarrilera de la integración, eso les restaba mercado para su industria automotor, era tanto el poder militar y eclesiástico, que los gringos planificaron la escalada de golpes, ya estos no servían a sus intereses, entonces abrieron camino a los luchadores políticos, que ya habían pagado caras sus luchas, conspiraron, llamaron a militares de la Escuela de las Américas y decidieron cambiar dictaduras militares por democracias representativas, aupadas por ellos, de ahí el 23 de enero.

Militares y políticos afectos a EE.UU. dieron el golpe, claro entendiendo que antes calentaron calles con los estudiantes y la dirigencia del partido Comunista y otros movimientos de izquierda a quienes aprovecharon los partidos de la derecha, para los fines ya programados por el imperio y la oligarquía, por eso la Junta Patriótica en manos de un Revolucionario a carta cabal, como lo fue Fabricio Ojeda, más tarde sacrificado por los que inicialmente le utilizaron para sus fines perversos.

El 23 de enero de 1958, en horas de la madrugada el pueblo se abalanzó a las calles, con euforia y heroísmo a celebrar la caída y huída del dictador, pero también causaron destrozos a bienes materiales de la nación y de propiedades de personeros del régimen, así como la muerte a muchas personas ligadas a la dictadura a quienes sorprendieron en sus oficinas o en sus casas. Todo volvió a la calma, los políticos y la Junta de Gobierno se encargaron de la situación: ¨Pacto de Punto Fijo¨, elecciones y más elecciones, exaltación al máximo de la ¨Democracia¨, el pueblo confió en las promesas y la alta retórica auspiciada por aquellos tribunos, que conmovían a las masas.

40 AÑOS DE FALSAS PROMESAS: de esta manera se diluyeron las esperanzas del pueblo, un país con sus industrias y riquezas básicas privatizadas al capital transnacional, la pobreza extrema incrementándose, la educación privatizada, la salud en franco deterioro, la Reforma Agraria ofrecida, fracasó, el agro y la cría se fueron abajo, el signo monetario, la inflación y el desempleo fueron voraces contra el pueblo, las inversiones nacionales cayeron, las obras de infraestructura se redujeron, los servicios públicos no crecieron acordes con el movimiento demográfico, se incrementó la dependencia. De manera que la gente se creó grandes dilemas, en la dictadura había seguridad, disciplina, se construían obras gigantes, la moneda era fuerte, se enaltecía la identidad nacional, no se traficaba ni consumían drogas provenientes del narcotráfico; lo negativo: que no había libertad de pensamiento, se aniquilaba a los contrarios o perseguían los ideales políticos. En la democracia representativa; también se persiguieron a los disidentes ideológicos, ahora los de los partidos sacrificados en la dictadura, arremetieron contra el partido Comunista y demás corrientes de izquierda que no comulgaran con sus políticas, arreciaron persecuciones y crímenes, cayeron en peores errores y desaciertos que la dictadura.

LAS DOS MARCHAS EXTREMAS EL 23.

LOS OPOSITORES ULTROSOS AL GOBIERNO: justo es reconocer que por primera vez en once años, marcharon ajustados a derecho, ahora imitan al Presidente Chávez, cargan el librito azul de la Constitución Bolivariana en el bolsillo y la muestran a cada rato, entonan el Himno Nacional, hay muchos que están asimilando el color rojo como vestimenta, algunos de los que tomaron la palabra allá en Petare, como el Alcalde Ocariz, cuando concluyó el acto con sus palabras, hizo llamados al amor, no sin antes señalar que los del odio son otros-,tenemos que enamorar a los más pobres-, nosotros solo buscamos mucho amor, debemos de corregir los errores, prohibido volver a traicionar a este pueblo, llegamos para cambiar, para quedarnos, el 26 de septiembre, se puede, claro que se puede en nombre del amor, y finaliza a la 1:47 PM, pidiendo se cantara el Himno Patrio.

Los que le antecedieron, acentuaron sus críticas en la inseguridad, la dictadura del régimen, los derechos humanos y su vulneración, la libertad de expresión, victimizan a RCTV, la juventud manos negras estuvo muy cuerda, con una consigna del beisbol: ¨CHAVEZ TAS, PONCHAO¨… Enrique Márquez de un Nuevo Tiempo, más bien ¨Viejo Tiempo¨, saludó efusivamente a su líder auto-exiliado en Perú, -según él, un perseguido político, un mártir por sus ideales-, nada dicen que los exiliados se fueron por no enfrentar los juicios que les siguen por presunción de delitos contra las leyes.

Intervinieron, Ismael García e Ignacio Planas, con su mismo léxico gastado, otros debutantes, conciliadores y con oraciones yuxtapuestas, por copiar palabras propias del líder de la Revolución Bolivariana, es una estrategia a lo OBAMA, están poco a poco reconociendo sus desaciertos políticos de violencia, por eso captamos otro discurso, esta vez no arremetieron contra bienes públicos, no destrozaron nada ni irrespetaron o agredieron policías. Globovisión y sus narradoras y narradores, hacían aclaratorias, de no hacerse responsables por conceptos emitidos de sus entrevistados, mostraron ser blandos, más humildad, menos prepotencia, una especie de metamorfosis sufrió esta gente, hasta la música popular agregaron.

Los disociados marchistas no admiten en sus predios a los medios públicos, cuando llegaron los periodistas de VTV y ATV, perdieron la cordura, se negaban a dar respuestas, otros lanzaban palabras subidas de color, contra los comunicadores, una señora encopetada gritó con cierta neurosis ¡Odio a Chávez, odio a Chávez! Otros presentaron total ignorancia sobre la fecha que se conmemoró, se mostraban agresivos contra los reporteros. Al parecer algunos de estos que se comportan conductualmente en forma desequilibrada, desde el punto de vista psicológico, sufren de amnesia, ignoran la historia o realmente son unos fanáticos que tocan los extremos, al no reconocer nada bueno del gobierno de Chávez, y añoran pasados nefastos, pues no presentan proyectos ni alternativas, son ambivalentes, ni siquiera dicen que defienden al capitalismo, aunque en la realidad eso es lo que demuestran. De todas maneras bienvenidos con la no violencia, aunque es necesario estar ojo avizor, pues la nueva estrategia puede estar como las serpientes, escondidas esperando a sus víctimas para inocular su veneno. Ojalá que estas presunciones sean erradas, pero de que vuelan, vuelan. Les seguimos los pasos a través de su canal propulsor, difícil apreciar cuantitativamente el número de asistentes, una cantidad apreciable, quizás movidos por el abandono de la violencia guarimbera.

LA MARCHA DE LOS BOLIVARIANOS PSUVISTAS.

Obviamente que la coherencia de los militantes del PSUV y seguidores de la Revolución Bolivariana y Socialista, con un líder sólido, admirado y respaldado por sus seguidores, es la evidencia clara el por qué se está en el Gobierno, como se sabe producto de cambios surgidos del pueblo, que a través del voto mayoritario ha mantenido por once años a Hugo Rafael Chávez Frías, es la mayoría indiscutible, las diversas elecciones donde el pueblo se ha contado y avalado este proceso de cambio, razones suficientes para descartar los rótulos de dictadura en los que se empeñan los adversarios; aunque la prepotencia de las minorías, se nieguen a reconocerlo, pero la razón es la razón, y es por la vía democrática la lucha, no conspirando y recibiendo directrices extranjeras. La marcha roja, rojita demostró una vez más las fortalezas de la revolución, quién puede tapar el sol con un dedo? la oposición dejó entrever que los chavistas iban obligados, no dudamos que los obligados sean todos aquellos que infiltrados en el proceso, tienen cargos de confianza o trabajan en el gobierno, para el pueblo, aunque no debe obligarse a un funcionario de carrera o contratado, que se sea de oposición para que asista a marchas, ya que estaría contra su voluntad y eso no es lógico ni democrático, no dudamos de que hayan funcionarios ejecutivos que suelan presionar, pero esto nunca será una representación numéricamente representativa, como para causar alarma en la revolución, pues el voto soberano es quien marca las pautas. Lo demás son especulaciones sin fundamento.

LAS OPINIONES DEL PUEBLO ANTE VTV: no me considero partidario de la dictadura de Pérez Jiménez, pero este hizo más que el puntofijismo en 40 años, apuntó un entrevistado, lo cierto es que el pueblo fue traicionado por la llamada democracia representativa que se apoderó del 23 de enero.

Aquí hay democracia, que la oposición no reconozca allá ellos, acotó otro de los asistentes a la marcha; la revolución es universal en la lucha por la ecología, el medio ambiente y la paz, expresó con vehemencia un defensor del planeta; los jóvenes con optimismo manifestaron su satisfacción por la inclusión educativa, creación de más universidades e incrementos de la matricula; llamaron a la oposición a acogerse a la paz, a marchar sin violencia y exaltar el amor en contra del odio; el 23 de enero es la conmemoración por los logros obtenidos por la revolución en 10 años, misiones, salud, educación, vivienda y obras de infraestructura; otros realzaron los logros en el campo, con la tierra, los créditos y el fomento de la producción agropecuaria para la seguridad alimentaria.

La gente bailaba al son de los diferentes grupos musicales que dieron calor humano a la marcha, canciones alusivas a la revolución, de Alí Primera, cantores del Llano, declamadores, al compás del arpa, cuatro y maraca, conjuntos de tambores, reguetón y otros ritmos calientes que fueron preámbulo a la llegada del Presidente.

La llegada del Presidente del PSUV, a la Plaza O´Leary, en un vehículo destapado, acompañado de sus hijas y nieta, escoltado por la banda militar y abriéndose camino entre la multitud, saludando a la masiva concurrencia, hasta que fue recibido en la tribuna por la dirigencia del PSUV, diputados, gobernadores y otras personas, entre los que destacaba José Vicente Rangel quien abrió el acto con breves palabras alusivas a la significación del 23 de enero.

Inicia su discurso el Presidente Chávez, entonando el Himno Nacional acompañado del pueblo presente, saluda y oye el pedido del pueblo: ¡Cadena, cadena, cadena, cadena!, se ordenó la misma, que duró unos cinco minutos, suficientes para expresar las connotación del acto político, histórico del 23 de enero.

Habló del origen del capitalismo colonial, con la Guipuzcoana, exaltó la fecha del Bicentenario 19 de abril 1810-2010, hizo retrospectivas de la gesta bolivariana, la independencia y el papel actual de la revolución para definitivamente reivindicar el pensamiento bolivariano, nombró a Miranda, Sucre, Ezequiel Zamora y otros grandes de las luchas patrias y las causas de nuestros países.

Para triunfar, para vencer no hay más tiempo, el 23 de enero es otro 19 de abril, no permitamos otro coloniaje, recordó la frase de Bolívar, cuando alertó sobre la amenaza de Estados Unidos, que parecen destinados por la Providencia para plagar de miseria a nuestra América. Recordó la obra de gobierno, los proyectos, el inicio de la ¨Campaña Admirable¨, para proclamar al 2010 como año bendito y decisivo para consolidar la Revolución.

Sus palabras se esparcieron por sus dotes de oratoria e improvisación, hilando una verdadera cátedra de Historia Política, económica, Social, un legado de un estadista que bajo la óptica bolivariana y el Socialismo del siglo XXI, propicia un nuevo destino patrio, abogando por un mundo mejor que según los movimientos de cambio universalmente, se busca una humanidad más humana, que no atente con la extinción de la vida en el planeta.


saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3503 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a93883.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO