El sistema socialista debe ser un ambito de conflicto e integración y de interés e ideología

La presente Constitución Bolivariana, que nace de la voluntad de los ciudadanos venezolanos de construir un futuro común. Mediante la organización política y administrativa del Gobierno Socialista Bolivariano, de las entidades territoriales donde ejercen su poder y los organismos del gobierno; no aparece la palabra “Unidad” Es menester incluirla con la finalidad, de darle carácter ideológico, que permita lograr los mayores anhelos de Felicidad Suprema.

Por ejemplo, la familia es el compromiso entre dos personas de sexo opuesto. Para que exista unidad es menester que halla una aproximación (atracción física) y luego un elemento que los una (el amor) Así mismo, para unir a dos metales; se inicia una aproximación y mediante un elemento de deposición con característica similar a los metales de unión y con alta temperatura, permite la fluidez y penetración en los metales, que las une.

Igualmente, la unión política de hombres y mujeres, tiene que contar con algo que los aproximen; es decir que se agrupen. Y luego un elemento de unión, como lo es la ideología. Sin embargo, para lograr que las personas se agrupen, es menester lograr identificar los intereses grupales, para lograr aproximaciones; particulares y generales. A veces en nombre del "interés general" de la sociedad, a veces en nombre de intereses particulares con los que se identifica.

El sistema político socialista, debe ser un ámbito de conflicto e integración de los intereses grupales (elementos de aproximación), y de las distintas visiones del interés general (Ideología real aparente, como elementos de unión) El interés político siempre ha constituido a la vez un principio de integración y desintegración de la cohesión social. Sin embargo, se identifica a la “Comunidad” como una facilidad, que permite que el interés en sentido general sea un espacio de aproximación y mediante la Ideología real aparente, como elemento de unión de las personas en colectivo.

El interés político mueve a los grupos. Introduce dosis de roce y conflicto en el dinamismo político, que permite cambiar representación absolutas fijadas o reemplazadas en el cerebro, necesarias para crear conciencia, en la preservación de la libertad. Mientras que para desarrollar el proceso Ideológico real aparente, es necesario indicar los errores, como algo inherente a la condición humana y defender con vehemencia lo que es verdadero; en colectivo.

basilioalezama@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1276 veces.



Basilio A Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: