Sentir Bolivariano

Aceleremos la marcha

El año que comienza nos luce pleno de esperanzas, pero también con grandes amenazas por delante. Se nos presenta como un año propicio para seguir cosechando victorias para el pueblo, pero sabemos que el enemigo acecha y que sin constancia y sin perseverancia no hay victoria posible.

Por otra parte, el año que finalizó fue en nuestro estado Barinas un año de trabajo constante, permanente. Fueron meses enteros de perseverancia en el duro trajín con la necesidad imperiosa de concretar las tareas planificadas, en la lucha contra no pocas adversidades; pero también fueron meses en los cuales, al final de largas y fatigosas jornadas, experimentamos mucha satisfacción. Esa satisfacción que produce la certeza del deber cumplido, de la meta alcanzada. Y aunque con honestidad y humildad reconocemos que aún falta por hacer, con esa misma honestidad tenemos que decir que concluimos un año de gestión exitosa en beneficio del pueblo barinés. Los hechos están a la vista de todos y, por mucha mezquindad que arruine el alma de quienes nos adversan y nos critican sin fundamento, tiene que reconocerse que la Revolución no cejó ni un solo segundo en 2009 por brindarle a las barinesas y barineses un clima cada vez mayor de justicia, de igualdad, de seguridad, de plenitud. Y lo hicimos con la firme convicción de quien se debe a su pueblo. Porque eso es lo que somos: pueblo en funciones de gobierno para el bienestar del pueblo.

De allí la importancia de proseguir, de continuar, de avanzar cada vez más en nuestra lucha, de imprimirle mayor tenacidad, mayor celeridad, mayor contundencia a nuestras acciones. Es una exigencia ineludible, impostergable. No podemos vacilar ni un solo instante en nuestra misión. "Vacilar es perdernos", advirtió el Padre Libertador. Y no estamos ni para vacilaciones ni mucho menos para extravíos. Estamos para marchar con rumbo cierto, con un norte claro y con cartas de navegación bien precisas. Y la energía que emana de todo nuevo ciclo, como lo es el nuevo año que se inicia, debemos aprovecharla al máximo. Debemos emplearla como fuente de potencias y de movimientos de masas, para multiplicar los logros en la construcción socialista.

Muy conscientes debemos estar del enorme compromiso que tenemos por delante. Compromiso que debemos cumplir a cabalidad porque no tenemos otra opción. "No podemos optar entre vencer o morir. Necesario es vencer", reza la proclama del heroico guerrero José Félix Ribas. Pues esa debe seguir siendo, ahora con más vigor, nuestra consigna de luchadores revolucionarios. Recordemos siempre nuestro objetivo estratégico: la construcción del socialismo. Y tengamos asimismo presente en todo momento el significado histórico que tiene para Venezuela el logro de este objetivo. No podemos fallar.

Gracias al infatigable espíritu de combate de nuestro Comandante Presidente y a la convicción revolucionaria del pueblo venezolano, los hechos nos dicen que vamos en el camino correcto. Los hechos nos dicen que, a pesar de uno que otro desacierto o traspié, vamos en la senda marcada por la historia. Y de ello están y estarán pendientes siempre muchos pueblos del mundo. Porque de lo que suceda en la Patria de Bolívar dependerán hechos futuros determinantes en Nuestra América, así como en otras latitudes del planeta.

Huelga decir que seguimos en la mira del Imperio. Y que esa condición nos obliga a mantenernos en alerta permanente, a no bajar la guardia. El año 2009 fue para la Revolución Bolivariana, a nivel continental, un año de duros retos. Pero el balance es positivo. Zarpazos como el golpe de Estado contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, son señales que debemos tener siempre en cuenta. Esa acción, tal como lo ha reiterado nuestro Comandante Presidente, es uno entre otros tantos intentos imperiales por desarticular procesos de integración, basados en la dignidad y la solidaridad de los pueblos. Ese golpe contra el presidente Zelaya fue, en realidad, un dardo contra el ALBA. Pero lejos de amilanarnos, lejos de amedrentarnos, debe agigantarnos. Ya lo dijo el sabio Don Quijote a Sancho Panza: "Los perros están ladrando, Sancho. Es señal de que estamos avanzando". Y claro que estamos avanzando. Por eso los temores del Imperio. Por eso su furia sanguinaria contra el hermano pueblo hondureño, por eso sus pretenciones de asediarnos con bases militares en territorio colombiano y con aviones espias sobre nuestro territorio. El Imperio sabe que ha despertado un gigante llamado Bolívar y que vuelve a afianzarse en la conciencia del pueblo grande latinoamericano. Y que ese despertar tan ansiado y tan soñado comenzó por aquí, por estas tierras.

De allí nuestra insistencia en profundizar, cada día de este año 2010, nuestra lucha revolucionaria. Tenemos que profundizar en el estudio, en la formación ideológica, en la movilización y consolidación del partido. Es imprescindible inyectar más vigor al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El partido tiene que asumirse cabalmente como la expresión de vanguardia de la Revolución Bolivariana. Es urgente profundizar su fortalecimiento, es prioritario acelerar su consolidación. El PSUV no es un fin en sí mismo: es un instrumento para la transformación. Eso debemos tenerlo meridianamente claro. El partido tiene un rol demasiado importante en este momento histórico. Es un rol estelar. Y tenemos que asumir con coraje ese desafío.

Se dice que el futuro habla a través del pueblo. Y el pueblo nos dice que la esperanza de construir un futuro digno -el futuro que se merecen nuestros hijos y nuestros nietos, así como los hijos de nuestros nietos- no es vana; al contrario, la vamos concretando. En la consolidación de esa futura patria, libre y soberana, de derecho y de justicia, debemos emplear nuestros mayores esfuerzos.

!Patria, Socialismo o muerte!

!Venceremos!

Barinas, 18 de Enero de 2010


sentirbolivarianobarinas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2222 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad