El Sacudón y las Tres Erres

“El tiempo es la manera como la naturaleza evita que todo ocurra al mismo tiempo”

A. Einstein

No hay ninguna duda; Chávez vive preocupado permanentemente por los resultados y se interesa para que las acciones o propuestas de su gobierno se concreten en el menor tiempo. Siempre está insistiendo en dos términos que son significativos en ese proceso de tener Resultados satisfactorios. Chávez siempre habla del tiempo y el espacio.

Cuando “olfatea” que algo no va como supone debe ir, levanta un consigna para encender los ánimos de la critica y autocrítica y colocar al proceso en la ruta del puerto escogido: Socialismo del siglo XXI. Cada Aló Presidente tiene una lección y un mensaje en esa dirección, pero parece que esa preocupación constante del presidente por los resultados y por hacer un gobierno más eficiente y eficaz, no cala en el alto gobierno o no es recibido con el sentido que debe ser acogido por las autoridades responsables de la ejecución de las políticas públicas.

El 31/12/2007 a las 11:17 PM, Chávez ofreció el significado de las “Tres erres” que había lanzado pocos días antes: “Revisión es volver a ver todo (…) La revisión debe llevar no sólo los ejercicios teóricos sino que debe llevar a rectificar las ideas y el reimpulso es reimpulso de la moral, es revolucionar en todos los ámbitos (…) (es) como un poderoso espíritu y yo invito a cumplirlo (…) Es bueno que en estas últimas horas de 2007 nos llenemos, que comprimamos todos los resortes del alma desde la inteligencia para que cuando terminen las 12 campanadas soltemos todos los resortes del alma, la moral y de la voluntad” [1]

Tengo la impresión que las tres “erres” se quedó como una preocupación y una (simple) sugerencia del Presidente, porque de haberse aplicado tal como lo recomendó Chávez en la primera vez que trató de estas “3 erres”, no debía haber razón para sugerir en el II Consejo Ampliado de Ministro, realizado recientemente en Guárico, la posibilidad de darle un sacudón a todo la estructura gubernamental.

En esta ocasión, Chávez insiste en un tema que es recurrente en él: Planificación y Resultados. Siempre tiene esas dos palabras como dos aspectos relevantes del proceso de construcción del socialismo del siglo XXI. En Guárico en el II Consejo Ampliado de Ministros, casi imploró ponerle corazón a lo que debe hacerse, cuando dijo:

“Debemos darle un sacudón interno a las estructuras del Gobierno, yo le pido a cada uno de ustedes que la fuerza que tengan, la pongan en práctica para sacudir las estructuras del gobierno (….) Este reimpulso del gobierno (es necesario) para fundar el Estado Nuevo para el socialismo Bolivariano”

Aunque Chávez en ocasiones ha reaccionado incorrectamente frente algunas críticas, siempre ha tratado de colocarse como el mejor auditor y crítico de su gestión, pero ese esfuerzo crítico no parece ser captado por los operadores (Ministros) de las políticas. Si nos atenemos al sentido que la Real Academia la da al término “Sacudón”, no hay duda de la preocupación. El DRAE lo concibe como “sacudida rápida y brusca”. No es simplemente hacer un movimiento; el “sacudón” debe hacerse violenta y rápidamente para sacarse la flojera, la cultura de cómo “vaya viniendo vamos viendo” y que permita “soltar todos los resortes (oxidados) del alma, la moral y la voluntad”.

No hay duda entonces del alcance y sentido que tiene esta sugerencia del sacudón; no obstante, hay lugar a una duda: ¿Hay correspondencia entre esta sugerencia de “sacudón” con la decisión que tomó el Presidente unos días antes sobre los seis Vicepresidentes? El Presidente nombró unos días antes del encuentro en Guárico, seis nuevos vicepresidentes sectoriales para ser más efectivo con las decisiones y en el seguimiento que debe hacérsele a esas decisiones. La medida parece oportuna y práctica, pero preocupa que los vicepresidentes sean los mismos Ministros y se entiende, que la medida carga de mayor responsabilidad y tareas a estos funcionarios, que tienen bastante responsabilidad y con ello, puede estarse dando razones para la dispersión y un aprovechamiento efectivo del tiempo.

En esto no parece cuadrar la angustia del Presidente con las decisiones. SI el Tiempo es un factor importante, es necesario formularnos la siguiente pregunta: ¿cómo se atiende efectivamente esa responsabilidad de coordinar? ¿Cómo se atiende esa responsabilidad de hacerle seguimiento a las decisiones? ¿Cómo y en que tiempo cumple las responsabilidades de Ministros y de Vicepresidente? ¿Cómo evalúo y me evalúo? ¿Hubo aplicación efectiva de las 3 erres? ¿Habrá sacudón? ¿Asumirán los Ministros esta decisión con el sentido que ella tiene?

evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2698 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a87117.htmlCd0NV CAC = Y co = US