Alquimia política

Gerencia Social

Nada más actual que la gerencia social para interpretar los cambios y desenvolvimientos que el sistema político venezolano ha experimentado en los últimos dos años. Acá no viene a colación el sentido de esa gerencia social, puesto que ante los ojos es evidente que es demagógica, sino la descripción técnica y teorética que la inspira como instrumento de desarrollo regional. Establecer líneas de trabajo idóneas y criterios gerenciales contemporáneos, hace posible abrigar un sentido de factibilidad en la propuesta y ejecución de los programas sociales.

La actual administración Ejecutiva en Venezuela, plantea como meta “La búsqueda del equilibrio social”, orientada a corregir las enormes diferencias que afectan a la sociedad en su gran carga de exclusión e injusticia social, así como en promover el desarrollo pleno del ciudadano.

Ese desarrollo ciudadano requiere un cambio en la cultura política, el cual enseñe a organizar el colectivo por la vía de la participación directa, en donde cada quien es decir, las pautas de acción Gubernamental que beneficio del colectivo imponen los ciudadanos. Es lo que se conoce como asumir la ciudadanización.

Este principio es respaldado jurídicamente en lo expuesto como letra de ley en la “Constitución Bolivariana de Venezuela” (1999), en específico en su artículo 62 y 132; los cuales establecen el derecho que todos tienen de participar libremente los asuntos públicos (62); así como el deber de asumir la participación ciudadana de forma solidaria con la vida política, civil y comunitaria del país (132). Se hace alusión en la constitución de modelos y mecanismos de participación, lo que abre el escenario a la dirección y orientación de ese accionar comunitario por la vía de una moderna Gerencia social.

En el estado Portuguesa, ese principio de participación ciudadana ha sido entendido en todo su contexto y se han creado para ello centros pilotos de recolección de propuestas para que sean traducidas en programas y proyectos concretos de beneficio social. Como se ve, la gerencia social más allá de ser un instrumento de orientación y guía, es una estrategia para desarrollar los intereses de las comunidades en su rol de participación directa.

La gerencia social busca conectar las implicaciones técnicas y operativas del sistema de planificación social con las condiciones y dinámica del sistema Político y social de un Estado determinado. Como ingrediente gerencial, racionaliza el uso de los recursos por la vía de la Eficacia, Eficiencia y Pertinencia administrativa, siempre buscando solventar las necesidades y requerimiento del colectivo.

En el marco de las nuevas tendencias del pensamiento, la Gerencia social se ha convertido en un instrumento estratégico basado más en la administración de recursos económicos-financieros en tendencia a una gerencia adaptativa que responda a inquietudes sociales y no materiales.

La aplicación de un modelo metodológico formal de Gerencia Social trajo consigo la consolidación de un modelo de Evaluación del Impacto de los programas y proyectos en la ejecución de una política de Estado global, la cual valore a los ciudadanos como personas con un alto grado de sensibilidad y necesidad.

Para Bernardo KlisKbery, es fundamental la creación de un Índice de Desarrollo Humano (I.D.H.), para mensurar el bienestar social a nivel mundial. Este I.D.H, toma en cuenta la salud, criterio de distribución equitativa, la educación, entre otros.

En síntesis, el nuevo enfoque de la Gerencia social es específico según las características de los programas y de las Instituciones Sociales. Estas características suelen presentarse en la forma de estrategias y planes, bajo el formato de flexibilidad. La Gerencia Social se apoya en un conjunto de instrumentos para formular sus apreciaciones, los cuales forman una unidad de respaldo idóneo en la confección de estrategias puntuales para el logro y alcance de los programas de índole social. La matriz FODA, el análisis del entorno gerencial, la normativa y el monitoreo de la evaluación del proceso, son apenas algunos instrumentos que nos permiten visualizar la realidad para tomar decisiones precisas que hagan posible el cumplimiento satisfactorio de los objetivos planteados en el ámbito social.

Desde una visión general, la gerencia social se vale de una serie de conceptos que se concatenan en razón de la operatividad que cada realidad social quiere para traducir sus alcances en beneficios directos para el colectivo.


*.-ramonazocar@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12748 veces.



Ramón E. Azócar A.*

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: