Suma loca de socialistas, chavistas y revolucionarios de pacotilla

La revolución de la suma loca trata de repetir la experiencia del referéndum 2007 activando de manera más contundente la fórmula de los signos matemáticos, (más por menos igual menos) y (menos por menos igual más); es decir, quienes suman son restados, quienes restan son sumados. En el 2007 la situación se neutralizó en abstención (cosa que puso en duda a quienes dirigían Alcaldías y Gobernaciones pues temían a las nuevas leyes propuestas en la carta magna a votar), lo que si fue simplificado solamente hacia un pueblo confundido según el discurso del “máximo líder” que lo repicó como: ¡revolucionarios de pacotilla!, ¡por dejar ganar de modo pírrico a los opositores!. Aquí se pasaba por alto a ese mismo pueblo que había dado 9 elecciones triunfales, frustraba un golpe de estado, rescataba el hilo constitucional, retornaba a Chávez y la revolución soñada.

El ejemplo de las descalificaciones proferidas a los partidos aliados de la revolución como: contrarrevolucionarios, traidores y oportunistas (PPT, PCV, GE y otros), no solo se hace a militantes con toda una vida apostando a un cambio socialista, sino que además, a un sector venezolano, nacionalista y defensor del bolivarianismo. ¿Cómo olvidar la historia del Partido Comunista de Venezuela con más de 70 años de lucha para lanzarlo por la borda en un discurso emotivo de atropellos?. Precisamente Chávez, es recibido con apoyo y cariño alrededor del mundo por los partidos comunistas aliados del PCV. Tenemos a Patria Para Todos (PPT) con 10 años de historia y acompañamiento revolucionario luego de separarse de la Causar R en el rescate del pensamiento de Alfredo Maneiro, también GE (Gente Emergente), partido de izquierda con mas de 20 años de existencia nacido bajo la doctrina del MEP (Movimiento Electoral del Pueblo) y separado para reencontrase con los principios de su mentor, el Maestro de Maestros Luis Beltrán Prieto Figueroa, así como otros partidos no menos importantes pero, en una misma búsqueda de socialismo que fue utopía en otras décadas y amenaza con volver en esta época de caminos revolucionarios por recorrer. Por ahora, se hace praxis para el PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) el retiro de las tarjetas aportadas por esta alianza patriótica para el 23N más que el discurso ofensivo de sus líderes.

Cuando hablamos de revolución, el pueblo es el autor , el líder actor y el lema: “a seguir las ideas y no a los hombres”. En el caso venezolano es preciso recordar que los cambios surgieron a partir del 27 de febrero de 1989 (pueblo como autor de la protesta del caracazo) y luego del 04 de febrero de 1992 (el carismático Chávez como actor del momento asumiendo mediáticamente la responsabilidad de la rebelión militar). ¿Qué es entonces un socialista, un chavista o un revolucionario de pacotilla?. “Socialista” es el que cree en el proceso de colectivización de los medios de producción y del intercambio, es el que cree en un fundamento moral, en la base de la denuncia de las desigualdades sociales que propugna una distribución mas justa de la riqueza. Es quien condena la propiedad privada de los medios de producción y de cambio. “Chavista” puede ser aquel que sin una doctrina ideológica, disidente de cualquier partido político de la cuarta república, beneficiario de cuanta misión política de estado llegue a su bolsillo, vestido de franela roja en lenguaje de resentimiento social discriminando a su hermano compatriota de lucha al creerse mas chavista que Chávez, es ese mismo que ostenta un cargo laboral ganado en el clientelismo o la burocracia mas allá del mérito intelectual o académico. “Revolucionario de pacotilla” puede ser cualquier persona que disienta, se confunde, esté “arrecho” de la corrupción, la incompetencia, la desidia o se sienta a involucionar en su hogar para gritar loas a la revolución bolivariana. Es aquel que está molesto de ver tanto escuálido chuleando el proceso, tanto escuálido “hablando paja” del proceso cual maniquí de camisas rojas rojitas para disfrazarse de revolucionario. Es el que protesta contra el corrupto, consumista y capitalista. Las grandes diferencias se definen en que un socialista tiene años formándose ideológica, ética y moralmente, su pensamiento es de por vida y hasta la muerte. Chavista es cualquiera que sigue un proceso de cambio mientras esté Chávez, muere con él y termina con él, hasta allí su camino. Revolucionario de “pacotilla” es el que no sabe de política y se deja llevar por el instinto, no traiciona, ni avala prebendas, simplemente se abstiene para castigar de esa manera su inconformidad.


http://larrymarquezperalta.nireblog.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1935 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a65557.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO