Sr. Heinz Dieterich, tenga cuidado con su ensalada, puede estar cocosa

Definitivamente alguien tiene que colocarle el cascabel al gato, (Ojala salgan muchos cascabeles) me refiero el deber que tengo de darle una repuesta contundente a la peligrosa interpretación que hizo el sociólogo y analista político, Heinz Dieterich sobre el discurso de nuestro Comandante, donde proyecta que las palabras del Presidente Hugo Chávez sobre las FARC es equivalente a una traición y una entrega total a las directrices que emana Washington. Por cierto, ya la FARC respondieron y contradicen todas sus palabras. Con mi debido respeto, pienso que usted intenta transpolar el pasado al presente cuando coloca a Chávez como un incondicional capitulador ante el Imperio. Adelanta un juicio sobre el discurso del Presidente en donde se expresa una especie de miedo ante la potencialidad de fuerzas donde se tiene dos salidas: inmolación o la rendición incondicional. Es decir, le quita toda posibilidad a una lucha asimétrica o de resistencia producto de un supuesto culillo del gobierno bolivariano y de sus partidarios revolucionarios venezolanos ante la posibilidad de una invasión o enfrentamiento bélico – posiblemente ante esta potencial situación, me imagino que el Sr Dieterich se dedicará a escribir sobre la resistencia del pueblo venezolano allá en México -- Agrega que “Hugo Chávez parece interpretar la correlación de fuerzas norteamericanas, latinoamericanas y europeas en su contra, como una situación de jaque mate, en la cual la única salida para su sobrevivencia presidencial a mediano plazo reside en una oferta de alianza estratégica con Barack Obama y los presidentes europeos Sarkozy, Zapatero, Merkel, Berlusconi y Browne.”… Le faltó agregar a Bush a esta lista -- Aunque el analista político sabe muy bien, al hombre de la oficina Oval de la Casa Blanca, le queda poco tiempo y da como seguro ganador al candidato del partido demócrata (No se puede contar los pollos antes de nacer, Sr Heinz). Ofende al proceso revolucionario cuando expresa la intención – Y lo da como un hecho -- del imperio (Deal Latinoamericano) de convertir al gobierno bolivariano y revolucionario en un “buen vecino” al colocarlo en un papel de subordinado, quiso decir lacayo, dentro de las intenciones continental del imperio. Bueno, usted ya sabe o está enterado de cual es la esencia de ese proyecto en manos del posible próximo presidente del Imperio. Por sus palabras los conoceréis. Y seguro que respetamos su opinión y sus especulaciones acerca de las dificultades que están viviendo ambos líderes, Obama y Chávez. Usted como es jugador de poker, seguro que cuando se jugó la carta de Baduel, perdió hasta los calzoncillos. Su posición de hoy en cuanto a la revolución bolivariana no es la misma que tomó cuando se resteó con el General traidor.

Posiciones como la suya si ponen en jaque a los luchadores revolucionarios de Colombia e Irak. ¿Dónde estaba Usted, cuando el comandante denunció el asesinato en masa de mujeres, ancianos y niños en los prolegómenos de la invasión a Irak y nuestro presidente comenzó a granjearse la animosidad del Imperio? Pregúntele a Evo Morales si piensa que las palabras de Chávez aseguran una derrota del proceso Boliviano. Sepa Sr Heinz, que el Presidente Correa de Ecuador está exigiéndole a la FARC lo mismo que ha planteado Chávez. Termina usted su artículo señalando: “Las grandes ofensivas imperiales que han llevado a la actual situación son, en orden cronológico: 1994, el TLCAN, Tratado de Libre Comercio de América del Norte; 1999, el Plan Colombia, modelado según la Operation Phoenix, en Vietnam; 2002, la creación de la Asociación de Prosperidad y Seguridad de América del Norte, ASPAN; 2008, el Plan Merida; 2008, las Autonomías oligárquicas; 2008, la activación de la Cuarta Flota estadounidense. Bien por usted, Señor Heinz. Uno las lee y dice ¡Una guará!, casi nada, más que gráfica, son hechos reales que obligan a diseñar estrategias no tradicionales, lúcidas, coherentes y aparentemente contradictorias. El Imperio no juega, aplasta, destruye, extermina con su concepto de guerra preventiva. Deje a Cuba tranquila, no la cite como si fuera pajarilla argumental.

Y el acabóse, Sr Heinz Dieterich: ¿Dónde y cuándo nacerá la vanguardia que salvará a la Patria Grande? “. No está en el “carácter cortesano de su intelectualidad” – Son sus propias palabras – Ni en los trásfugas y traidores que haciéndose pasar por intelectuales progresistas terminan percibiendo un salario de la CIA, y no le contenga ninguna duda, R Heinz, estamos cansados de los salvadores de opereta de la Patria Grande y de vanguardismo en nuestro país, los cuales terminaron vomitando todo su odio contra el pueblo, activando (y aún persisten) un golpe de estado contra nuestra Revolución Bolivariana y Socialista. “Con los pobres de la tierra quiero mi suerte echar” sabias palabras de José Martí.


Nota: cocosa significa "a punto de descomponerse"

Antojofelhotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2422 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a58872.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO