Preocuparnos por las pequeñas cosas

Es indudable que el proceso político que encabeza el comando Hugo C. Frías, tiene orientaciones generales que compartimos los socialistas de este país, la inclusión social, la igualdad de oportunidades, el desarrollo social y el desarrollo de una economía solidaria, son lineamiento que apoyamos, pero el convertir esas orientaciones en políticas públicas que impacten nuestra población, sobretodo la mas despedías y excluida por la IV republica ha sido tan desastroso y traumático, que pone en riesgo la experiencia de la quinta republica, los que trabajamos directamente en los sectores populares sin ser parte de la burocracia estatal, vemos con estupor como las cosas más sencillas y pequeñas, que se debían resolver desde la revolución, no solo no se ha hecho, sino que ahora hay una nueva burocracia revolucionaria, que en si misma es un proyecto político y de vida de quienes la dominan.

Desde nuestra organización Venezuela integrada, asociación civil que organizamos como mecanismo adhocratico para fortalecer el poder popular, www.t-integra.com, hemos visitados cientos de Consejos Comunales, Cooperativas EPS, Misione Rivas y Pymes, que atendieron las líneas trazadas por el presidente Chávez, y actualmente en su mayoría poseen una tremenda frustración y decepción. Para que tengan una mejor dimensión de esto les relatare algunos casos para que dimensionen la situación.

Caso Mercalito del frente Boliviano Sarria, este frente opera en el Sector de Sarria, Pedro Camejo, Pinto Salinas y Simón Rodríguez, una compañera recibió en el 2002 un crédito para montar una Bodega Mercal, el cual funciono hasta el 2005 en perfecta condiciones y contaba con el apoyo de los ciudadanos del sector, en el 2006 en el cambio de administración de mercal, le presentaron una deuda a la compañera que manejaba la bodega, ella presento sus pagos realizados con sus recibos y depósitos, desde esa época hasta hoy la situación no se ha resulto, y no se despacha mercancía para la bodega, la cual se surte de los eternos mayoristas que controlan la distribución de alimento en Caracas. La burocracia de Mercal no solo que no funciona, sino que el funcionario incompetente que la dirigió lo nombraron ministro. En el sector en cuestión se abstuvieron 7.500 personas en el referendum.

Caso: Misión Gasifera de Guarenas. Esta es una organización constituidas por las mesas de energía de 33 consejos comunales del sector de Guarenas, con una alta organización, se prepararon para asumir la distribución del gas glp en bombonas, después de 14 meses de reuniones y trabajo de las mesas, todavía pdvsa gas, anda reestructurándose para llevar a cabo esta propuesta, la burocracia de pdvsa gas no tiene apuros, ellos no solo cobran muy bien 15 y ultimo, si no que la mayoría vive en sitios donde hay gas directo, no saben lo que es pasar trabajo por una bombona, actualmente la organización esta muy debilitada, la gente ya no cree en PDVSA, aquí se perdieron 18 mil votos e el referéndum.

Caso: Cooperativas CVG, en las empresas básicas se comenzó en el 2006 una política de sacar los contratistas y sustituirlas por las cooperativas, se crearon sin ninguna formación, solo metieron desempleados que hacía vida en las diferentes organizaciones de la revolución, en el mismo momento que esto se hacia, en forma paralela se comenzó una desproporcionada mejoría de los trabajadores fijos de las industrias básicas, generando una situación complicada de desigual e injusticia, un obrero de alcasa del turrno nocturno sacan 16 millones de bolívares mensuales de pago, el 65% de los trabajadores de las cooperativas ganan sueldos mínimo, los empleados fijos gozan de HCM y asisten a las mejores clínicas del sector, los cooperativistas asisten a un seguro social que esta peor que en la IV republica. Esta gran diferencia que genera una enorme desigualdad ha generado un rechazo a esta política de las cooperativas y sienten que la revolución los ha engañado y peor aun, que los que dirigen las empresas son unos corruptos e incapaces.

Así como estos tres casos les puedo dar un decálogo de casos, de cosas tan pequeñas y sencillas de resolver, pero que la burocracia las convierte en arma contrarrevolucionaria, creo que estas pequeñas cosas están minando a una velocidad acelerada la confianza en la revolución bolivariana y al presidente Chávez, quien se ha preocupado por cosas de transcendencia hemisférica descuidando las cosas pequeñas.

escruz@movistar.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3404 veces.



Alberto Müller Rojas


Visite el perfil de Alberto Müller Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: